martes, 6 de noviembre de 2018

EL CEMENTERIO ALEMÁN

Como muchos lugares de Extremadura desconocidos, el único cementerio alemán que hay en España, está en el pueblo Cuacos de Yuste (Cáceres) en la sierra de Tormantos, en las estribaciones de la sierra de Gredos. 
Escondido a 200 metros del majestuoso Monasterio de Yuste, lugar elegido por Carlos I de España y V de Alemania para pasar allí sus últimos años de vida
(En 1556, el emperador abdica dejando sus reinos en manos de su hermano y su hijo y se instala en la comarca de La Vera a fin de mejorar de la enfermedad que tenía, la gota, murió en 1558)
Fue la conexión histórica del emperador que gobernó al mismo tiempo el reino de España y los principados alemanes con este municipio de Cáceres, la que prevaleció a la hora de elegir este lugar para recordar la memoria de los soldados germanos muertos en nuestras aguas, nuestras costas o nuestros hospitales
Es el lugar ideal para que descansasen los restos mortales de 180 alemanes, cerca de donde murió su emperador, Una gran arboleda de robles, alcornoques, frondosos castaños, higueras y 26 olivos, acogen el cementerio con sencillas cruces de granito oscuro, todas iguales y alineadas.
Como inscripción figura el nombre del soldado, su categoría militar, así como su fecha de nacimiento y muerte.
El cementerio se construyó entre 1980 y 1983 bajo la supervisión del Volksbund Deutsche Kriegsgräberfürsorge (VDK), organismo encargado de gestionar los cementerios de guerra para soldados alemanes caídos fuera de sus fronteras.
El deseo de que los restos mortales de los soldados descansaran cerca del lugar donde murió su emperador colocó a Cuacos de Yuste como lugar estratégico para su fundación. No fue hasta 1988 cuando se inauguró el cementerio, tras trasladar e identificar todos los restos que se encontraban esparcidos por la península.
En la entrada al cementerio, hay una placa en alemán y español que dice…”En este cementerio de soldados descansan 26 soldados de la Primera Guerra Mundial y 129 de la Segunda Guerra Mundial y 25 In Memoriam (no contienen restos) y 8 soldados desconocidos. Pertenecieron a tripulaciones de aviones que cayeron sobre España, submarinos y otros navíos de la armada hundidos en aguas españolas. Algunos de ellos murieron en hospitales españoles a causa de sus heridas.
Sus tumbas estaban repartidas por toda España, allí donde el mar los arrojó a tierra, donde cayeron sus aviones o donde murieron. El Volksbund en los años 1980–1983 los reunió en esta última morada, inaugurada en presencia del embajador de la República Federal de Alemania en un acto conmemorativo hispano-alemán el 1 de junio de 1983. Recordad a los muertos con profundo respeto y humildad”
De todos ellos, 154 militares lucharon bajo las órdenes de Adolf Hitler durante la II Guerra Mundial en el bando nazi. Los 26 restantes fueron militares de la I Guerra Mundial.
Destacan los 38 marinos fallecidos en el hundimiento del U-77 frente a las costas de Calpe, los cinco submarinistas pertenecientes al U-966, un tripulante del U-760, otro del U-454, uno del U-447, cinco del U-755, uno del U-955 y uno del U-39 de la I Guerra Mundial, así como numerosos pilotos y tripulantes de la fuerza aérea (Luftwaffe).
 Igualmente existen 8 lápidas con la inscripción "Ein Unbekannter Deutscher Soldat", dedicadas a los restos de 8 hombres cuya identidad no se conoce.
Este cementerio no hace ninguna apología al nacismo, sólo es el compromiso de Volksbund Deutsche Kriegsgräberfürsorge (VDK), con todos los países europeos, que ha hecho que los alemanes muertos en guerras, sean todos reunidos en un mismo lugar en el país que sea.
He estado varias veces en este cementerio, siempre que voy al monasterio de Yuste, hay algo misterioso en el lugar, un silencio albar lleno de respeto y espiritualidad donde el viento parece llorar en cada cruz y siento un crisol de sentimientos, cuando veo las cruces con los nombres y edad de los que allí están me hacen pensar en el odio que lleva a las guerras, 180 vidas rotas, sin futuro, obligados a luchar en las guerras, mientras los que daban las órdenes, los hacedores de cadáveres, estaban en una inviolable retaguardía, a salvo de la muerte y condecorados con medallas.
Siempre dejó al lado de alguna cruz, un ramillete de flores silvestres, es mi pequeño homenaje  a los que murieron por cumplir…¡ Las órdenes de Locos Mesías de las guerras, ebrios de poder!

48 comentarios:

  1. Esta es una entrada sorprendente porque desconocía ese dato, preciosa por las fotos pero sobre todo reflexiva...muy reflexiva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar único, Alí, es un lugar que emana paz e invita a la reflexion, de tantas guerras inútiles donde la muerte siembra de dolor a personas inocentes.

      Un abrazo con cariño
      Ángeles

      Eliminar
  2. Angeles, impresionante este cementerio alemán.Las fotos que nos dejas son bellísimas y la historia que relatas muy interesante.Desconocía por completo su existencia. Qué bien colocadas todas las cruces a través del tiempo, amiga.
    GRACIAS POR INFORMARNOS DE ELLO.
    En cuanto a lo del blog de Juan, tranquila, no te preocupes. Estos días de atrás tampoco yo pude comentar y me preocupé como tú. El había cerrado los comentarios. Anoche estaban abiertos y pude comentar, pero ahora mismo trato de entrar y veo que los ha cerrado de nuevo. Asi que tranquila, el tendrá sus razones para hacerlo.Quizá se ausenta de vez en cuando y los cierra porque no puede contestar.
    Te dejo mi abrazo y mi cariño, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, no me gustan los cementerios, pero este lugar tiene algo especial para reflexionar, araña el alma ver donde conduce la locura humana de los locos mesías de las guerras...¡el viento parece llorar entre sus cruces, y sólo se escuchan sus murmulos entre la frondosa arboleda en la que está el cementerio, la soledad es la única compañía.
      Gracias por notificarme lo del blog de Juan, hoy tampoco he podido responderle, pero sí a ti te ha ocurrido igual, será por algo.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  3. Me gustan los cementerios, en Autodidactabis he publicado varias entradas sobre ellos y tengo algunas preparadas a la espera de tener tiempo. Son historias vivas ocupadas por muertos. Me ha resultado muy educativa tu entrada, he aprendido algunas cosas y de modo ameno. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no Ester, no me gustan los cementerios, pero la soledad, la austeridad, y un silencio albar, hacen meditar en las locuras a las que conducen el odio y las guerras.
      Vidas rotas, sin un futuro por realizar.

      Un abrazo desde el corazón.
      Ángeles

      Eliminar
  4. Muy hermosa esta entrada Angeles, aparte de informativa,
    no tenía ni idea de la existencia de este cementerio. La verdad es que Cáceres y toda Extremadura es una bella caja de sorpresas.
    Recuerdo la entrada que hiciste de los trampantojos de Romangordo que me encantó, y ayer mismo se lo refería a una de mis hijas, que de vez en cuando cogen el coche y se van a comer a cualquier lugar que no conocen, y le hablé de este pueblo y sus pinturas y le resultó muy interesante para visitar...
    Un placer la lectura y las fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Extremadura es la gran desconocida de nuestra España, hay verdaderas joyas en todos los sentidos y me araña el alma que sea así, por eso algunas veces hablo de lugares únicos, perdidos entre sus tierras y sus campos. Si pueden tus hijas, que vayan a Romangordo, les va a encantar por su belleza y originalidad.

      Un beso desde el corazón.
      Ángeles

      Eliminar
  5. Muy conmovedora esta historia, Angeles, y sobre todo el respeto y la compasión hacia quienes también fueron víctimas de gente sin escrúpulos, gracias por traerla, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú has dicho la palabra correcta Mª Cristina...RESPETO, es increíble, pero aunque haya personas en él, se respira silencio, respeto y una desolación infinita por tantas vidas rotas...

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  6. Hola Angelines.Desconocía la existencia de este cementerio y me ha impresionado mucho.Los soldados son las primeras víctimas de la barbarie de las guerras; han de luchar y dar la vida sin entender muchas veces el porque.
    Las guerras son injustas y odiosas.
    Estas cruces pequeñitas y alineadas conmueven.Haces bien en dejar unas florecitas y rezar una oracion en recuerdo y homenaje a todos ellos.
    Te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda guerra es una locura que quienes la propician, están ciegos de egoismo y poder. Y no les importa quienes mueran si ellos consiguen su objetivo.
      Por su sencillez con las cruces todas iguales... el alma se conmueve y brota una sincera oración.

      Un abrazo de luz.
      Ángeles

      Eliminar
  7. Gracias por darme a conocer este rincón, mira que Yuste me encantó, pero desonocía este cementerio militar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Monasterio de Yuste es un lugar especial, por quien se alojó allí en los dos últimos años de vida, pero 200 ó 300 metros antes de llegar a él, aparece este cementerio aleman, que impacta, porque es diferente a cualquier otro que haya en España, es recogimiento, soledad, silencio, sólo el murmullo del viento gime entre los 26 olivos entre los que están enterrados estos jóvenes-

      Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  8. Hola Ängeles muy bueno hr instructivo acabo de venir del tëcnico de ordenadores y espero quw no se me borre el comentario. Un sbrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola halconcien, sabía de tus problemas con el ordenador, pero pensé que ya se habían solucionado. No, tu comentario no se ha borrado.

      Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  9. Menos mal parece que ha salido bien me alegro de haber ido al t-ecnico. ahora puedo decirte que el relato es muy bueno en memoria de esos soldados o personas que perdieron sus vidas por seguir las órdenes de ciertas personas que no merecian ser obedecidos. un abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sí, salen tus comentarios halconcien, este cementerio es casi desconocido para muchos extremeños, a unos 300 metros del Monasterio de Yuste, es eclipsado por él, pero es un lugar que deja huellas en el alma y en cada persona, diferentes emociones, sobre todo respeto y un silencio sobrecogedor.

      Abrazos con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  10. Querida amiga, hace mucho tiempo desde que aigo tu blog que no dejo de sorprenderme cada vez mas gracias a tu conocimirnto y como lo esplicas tan maravillosamente y con rsos drtalles que me parecen estar viviendolos, gracias amiga por ampliat nuestros conocimientos. Un saludo con afecto y cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola palabras al viento, gracias por tus palabras, hacia mi blog y hacia mí. Mi Extremadura la llevo en el alma, y ella me acoge desde cualquier lugar, por eso siempre que puedo me voy de este Madrid lleno de ruidos y prisas y me refugio en ella.

      Mi cariñoso saludo, igualmente para ti.
      Ángeles

      Eliminar
  11. Una entrada muy descriptiva y emotiva.
    Siempre gracias estimada Angeles por tu visita y cálido comentario.
    Abrazos desde mi Buenos Aires querido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Adriana, es un lugar increible, aunque sea un cementerio, a mí no me gustan, pero este me llena de respeto y su silencio solo es roto, por la brisa que se enreda en los olivos, los alcornoques y los frondosos castaños que acogen estos cuerpos que dieron su vida por obedecer a los poderosos mesias de las guerras.

      Un abrazo grande, hasta tu Buenos Aires querido.
      Ángeles

      Eliminar
  12. Qué gusto da conocer cosas nuevas, aunque reconozco que esta entrada me ha dado mucha pena. Pobreticos!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto LOBEZNA, da una infinita compasión, cuando miras las cruces y ves que la mayoría de los allí enterrados, están entre los 18 y 23 años, la locura de las guerras que solo deja cadáveres, vidas rotas.

      Un beso con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  13. Bonita descripción de ese lugar entrañable que conocí hace años en un viaje con un grupo alemán con el que compartimos días de montaña en Gredos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, me alegra que hayas conocido este escondido lugar, sobran todas las palabras para decir las sensaciones que inspira... y sí luego compartisteis días por Gredos, seguro que fue un una experiencia muy linda. La comarca de la Vera, tiene rincones impresionantes.

      Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  14. Gracias por compartir esta lección de historia.
    Del cementerio alemán no tenía ni idea de su existencia, aunque sí del Monasterio de Yuste retiro del Emperador Carlos V.
    Seguro que la gota pudo influir en su retiro, pero la verdadera razón de dejar el gobierno ha sido el no poder levantar España de la miseria en la que se encontraba.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Monasterio de Yuste, acapara todas las visitas que se hagan a Cuacos de Yuste. Carlos I de España y V de Alemania, hizo muchas cosas buenas, pero desde el comienzo de su reinado con 18 años, cometió el gran error de rodearse de personas alemanas y ni siquiera se molestó en aprender el español, el idioma de la tierra en la que iba a gobernar. Creo que la rebelión Comunera, fue justa y ahí se la jugó el emperador, decapitando a sus cabecillas, Padilla, Bravo y Maldonado. Muy, pero que muy mal comienzo en España, la historia pone a cada gobernante en su lugar. Si yo hubiese vivido en esa época, hubiese luchado en el bando de los Comuneros. Amo la libertad y las ordenes obligadas, son dictatoriales en cualquier reinado.

      Feliz fin de semana con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  15. Realmente el lugar tiene su misterio escondido en el silencio y la pena.
    No es justo tanta violencia ,no son justas las guerras,no es justo que mueran los hombres por ellas...
    Me parece un gesto de conmiseración haber enterrado sus restos en un cementerio bien sencillo y bonito como ese que tenéis.Ellos no fueron culpable de tal desatino.
    Me ha gustado leer la información .No lo sabía
    Besucos y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Go, en este cementerio, es donde se ve al desnudo la violencia que genera cada guerra, todos los allí enterrados, son jóvenes desde los 18 años a los 23 y eso yaimpresiona.
      Hay un gran respeto por las personas allí enterradas y el silencio es un habitante que acompaña a estos jóvenes, que murieron por cumplir las órdenes de los que se llenan de medallas con sus vidas rotas.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  16. Que bonito conocer este lugar interesante y misterioso por medio de tus letras....fue un gusto leerte....saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sandra por visitar mi espacio, en verdad es un lugar sencillo, lleno de respeto y dignidad por los que están enterrados en el lugar. 180 vidas rotas por guerras que engendran más guerras, y más odios...y los hombres vuelven a repetir la misma historia...

      Besos.
      Ángeles

      Eliminar
  17. Bueno Ángeles, la verdad es que desconocía este camposanto, porque la verdad es que no he visitado nunca Yuste ni su monasterio. Es un buen aporte histórico para todo el que tenga interés en conocer los motivos de tantas huellas. En Francia también hay muchas tumbas recordando a estos soldados, obligados a luchar por los intereses de unos pocos. Las trincheras del Marne y de Verdún como ejemplo, fueron un verdadero sacrificio de hombres de ambos bandos. Aunque de nada sirvió tanta sutileza, por llamarlo de alguna forma; al final la primera guerra Mundial terminó, y comenzó una nueva administración de naciones, desapareciendo los antiguos imperios. Luego al llegar las terribles restricciones por indemnizaciones de guerra, comenzó de nuevo a brotar esa semilla de odio que desembocó de nuevo en una segunda guerra mundial más terrible aún que la anterior.
    Te felicito de nuevo por el documento, Un abrazo Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría saber de ti, Juan!¡No he podido entrar en tu espacio durante días, creía que me habías vetado la entrada. Tienes razón en tu respuesta, las locuras de las guerras, sólo engendran otras más cruentas. Después de la Primera gran guerra mundial, a Alemanía se le impuso la multa de pagar 132.000 millones de marcos de oro, por los destrozos hechos, pero aunque al principio, comenzó a pagarlos en plazos, llegó un momento que dijo NO, BASTA YA... y sugió el nacionalismo aleman que estaba derrotado y se llenó de orgullo, comenzando la más terrible de las guerras, la 2º Gran Guerra Mundial... con armas más sofisticadas y en la que murieron más de 62 millones de personas... da terror cuando se ven los resultados. Pero los Mesías de las Guerras continúan considerándose los dueños del mundo.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  18. La locura de la guerra arrastra a miles hacia la muerte...

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Isaac, pero los hombres no aprendemos de estas locuras, que solo llevan a la muerte y al sufrimiento de millones de personas...¿para qué? quizá por unos Km2 de tierras que más tarde volverán a perder.
      Isaac, sí ya en el Génesis, aparece la primera guerra, entre el Arcángel Miguel y Lucifer, o sea que la naturaleza de guerrear, ya estaba implicita en la creación... no lo entiendo, no ha sido el hombre creado ¿y ya guerrean los ángeles?

      Paz, con un abrazo de luz.
      Ángeles

      Eliminar
  19. Felicidades Ángeles, por tan excelente entrada. Los cementerios siempre son un tanto triste, y más en este caso, por las circunstancias de los fallecidos, víctimas de las guerras; pero, también un lugar único, donde los restos descansan en paz y los familiares pueden acercarse a recordarlos y a llevarles unas flores, como tu has hecho.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel por tu felicitación, a mí personalmente no me gustan los cementerios y menos en el barroquismo que se ve en ellos, pero este tan sencillo, tan entre olivos, con unas sencillas cruces, todas iguales, asoma al alma el respeto, el dolor, por tantas vidas rotas, 180 jóvenes que murieron por órdenes de otros... es impresionante. El cementerio tiene un jardinero que se encarga de mantener las sepulturas sin malas hierbas, ni hojas secas, y casi siempre hay en alguna sepultura flores frescas, dejadas por alguien que le ha querido honrar.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  20. Hola Ángeles, me ha dicho María que tenía los comentarios desactivados y no podías comentar.
    Ya están de nuevo, lo siento, pero los tuve que cerrar porque un anónimo estaba molestando.
    Te envío un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, es cierto, no he podido comentarte desde que dejaste el poema del ciego, que me encantó. Vi que Mª Jesús y Rafael, si te habían comentado y pensé que igual era yo, que no me admitía los comentarios.
      Es asqueroso los comentarios anónimos ofensivos, pero cuando escribimos por este medio, estamos expuestos a ellos, lo importante es saber que tú no eres lo que esa rata de alcantarilla te diga, confia en ti y lo que eres, los carroñeros siempre han existido y existirán y quizá lo que pretende es hacerte daño y dejes de escribir, hay mucha envidia y de esa nadie estamos a salvo, yo lo he vivido y me han copiado poemas enteros, hasta me los han plagiado en videos, pero solo siento lástimas por esos plagiadores, incapaces de crear sus propios sentimientos y tener que copiar los de otros.

      Un abrazo Juan.
      Ángeles

      Eliminar
  21. Hola Ángeles, es sorprendente, y muy interesante. La verdad es que no tenía ni idea de que existiera este sitio, y mucho menos en el Jerte. A mí me gustan sobre todo si son como este, lo único que este es excesivamente trágicos y llenos de personas demasiado jóvenes para morir, pero te permiten recordar desde el silencio la Historia, y de paso darnos cuenta de nuestra fragilidad, y de nuestra tendencia a cometer una y mil veces los mismos errores.
    Abrazos desde el corazón.

    ResponderEliminar
  22. Esto es lo que más me impacta Cristina, los cementerios no me gustan nada y menos con el barroquismo que últimamente hay en ellos, pero este, escondidito, entre olivos, castaños y robles, es diferente. Todas las cruces iguales, solo con el nombre y la edad, edad que araña el alma, están entre 18 años y 23, y parece que el viento gime en cada cruz. La locura de las guerras las ves allí al desnudo, y mientras quienes las propician, están bien protegidos y condecorados con medallas que han ganado por la muerte de estos jóvenes.
    Y es cierto, una y mil veces cometemos el mismo error. Una pregunta, sí como le he dicho a Isaac, antes de ser creado el hombre, ya hubo una guerra en los cielos entre los seguidores del Arcángel Miguel y los seguidores de Lucifer...¿como no van a guerrear los hombres?

    Abrazos desde el corazón.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  23. Buenas tardes hermosa amiga. Me causa mucho respeto, me sobrecojo,por su sobriedad, silencio,tanto dolor escondido, también cuanta santidad.
    Es bien diferente Ángeles, de los demás cementerios.,, Siempre nos enseñas algo distinto nuevo.Gracias Ángeles...

    ¡Feliz día del Señor!
    Un fuerte abrazo, mi oración y mi cariño.

    ResponderEliminar
  24. Ángeles: Gracias por tus comentarios y tus palabras. Deseo te encuentres bien.
    ¡No me olvido! Te envío un abrazo fuerte poeta.

    ResponderEliminar
  25. Las guerras llenan todo de tristeza y se llevan vidas muy jóvenes.
    Muy interesante lo que cuentas. Para mí era desconocido.
    Muchas gracias por tu información tan buena.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  26. Una entrada muy valiosa en cuanto a esa información que desconocía. Es cierto que de esas imágenes se desprende una paz y un dolor sobrecogedor. A mi antes no me gustaban los cementerios, cuando perdí a mi mama y papa, ahora lo siento más familiar y voy a menudo.
    Gracias por esta información tan valiosa.
    Feliz martes, un beso Angeles.

    ResponderEliminar
  27. ¡¡Que maravilloso detalle!! Me parece estupendo que aunque ya hayan muerto se les rinda el homenaje que merecen.
    Un besazo querida Ángeles

    ResponderEliminar
  28. Me parece enternecedora la foma con que nos relatas lugares, acontecimientos o tu sentir de esta tierra que llevas en el corazón. La sensibilidad y el amor nunca lleva al error pues rectifica cuando otras personas andan perdidas en sus mentiras...

    Los cementerios encierran a gentes que son anónimas con una frialdad implacable. Gentes de todas partes del mundo descansan casi en el anonimato en paises que no son el suyo ni con la información para sus familiares para visitarlos.

    Ahora buscan familiares caidos en la guerra civil y es un asunto muy delicado por cosas del franquismo y la terrible guerra civil, vuelven a salir a la luz esos resentimientos que no traen nada bueno ni para un bando ni para otro; solo odios.

    Los muertos ya están en descomposición y no sufren y poco les importa en que fosa común fueron enterrados. La vida consiste en otra cosa y no en morir. Los españoles destacamos en muchos campos para que nuestra nación esté en la vanguardia del mundo y no en ese resentimiento que nos destruye.

    Peco de sinceridad y habrá quién me acuse de ignorancia pero no olviden que los muertos son los primeros en olvidar y quién sea creyente, Dios les tiene un sitio guardado y quién no lo sea, sabrá que existe la memoria y la descomposición que algo de abono dará...

    Cuando yo muera, que hagan conmigo lo que deseen pero en vida, que no me den mucho por culo...

    ResponderEliminar