sábado, 4 de febrero de 2023

Saludo de Bienvenida


A ti que has llegado a mi blog, te recibo con una cálida acogida…¡ se bienvenid@! Los relatos que puedes encontrar aquí, son pequeños destellos de mí alma  que me desbordan  en sentimientos, intimistas, llenos de desgarro, belleza, denuncia social… ¡todo aquello que me seduce! donde flamean  y me impulsan a escribirlos sobre el blanco papel, porque si no lo hago, sé que desaparecerán como las hojas bruñidas que llora el otoño hacia el hueco vacío de la nada.

Leer el texto completo

    Dicen que los niños vienen al mundo “con un pan bajo el brazo”, yo no, yo debí venir con folios, lápices y pluma… escribir para mí ha sido siempre una necesidad de mi alma, que me impulsa a abrir la puerta donde se trenzan los sueños y dejar en libertad los sentimientos, labrando el desierto o sembrando el mar, como las sombras y luces del calidoscopio de la vida.Nunca he escrito para obtener el reconocimiento de nadie, pero he obtenido varios premios literarios, publicado en diferentes medios y editado cuatro libros junto a mis alumnos del Taller de Literatura que dirijo: “Huellas en el sendero”, “Agua Fresca”, “La danza de los cometas” y Sentimientos de mujer.  “Como agua de Luna” es mi primer libro en solitario, que ya vuela libre en alas del viento, dejando su huella, escribiendo su melodía de agua en el pentagrama del tiempo. Ángeles Marcos

martes, 14 de julio de 2020

DESDE LA OTRA ORILLA...

            (A Mary con mi amor)
No sabía lo tarde que era, estaba leyendo porque el sueño había huido a algún lugar desde hacía unos días. Mire el reloj eran las 3 de la madrugada…¡Dios, era tardísimo! Cerré el libro y me fui a dormir, en el silencio de la noche mis pensamientos se fueron hacia sentimientos que habitaban en mi alma, estábamos confinados y emergían como un enjambre de abejas asesinas que se acrisolaban con dolor, me dolía el alma.
 De pronto me puse a sacar la ropa de la lavadora para tenderla en las cuerdas pero al abrir la ventana vi que me habían robado mis cuerdas verdes, no era posible, nadie puede llegar a ellas, vivo en un tercero, me quedé sin saber qué hacer con la ropa en las manos, cuando al mirar las cuerdas de mi vecina de enfrente vi que parte de sus cuerdas blancas, habían sido sustituidas por las mías verdes. Muy enfadada la llamé, ella se asomó a su ventana y la dije- Mary, ¿por qué me has robado mis cuerdas? Ella vino a mi piso y llorando con un dolor inmenso me dijo…
¡Tenía que hacerlo, tenía que hablar contigo, por eso he venido! ¡Tienes que perdonarme, tienes que perdonarme porque ahora no puedo avanzar, se puso de rodillas y abrazándose a mis piernas solo sabía llorar y pedirme perdón, yo no entendía nada solo me arrodillé a su misma altura y la dije, que no pasaba nada que eran unas simples cuerdas!
 Pero ella continuaba llorando y me dijo…No es eso, no, no. ¿Te acuerdas cuando te negué que nos habían tocado 100.000 pts a la lotería? Fue verdad, mi madre me obligó a mentirte y te robé 50.000 pts qué eran tuyas, te robé, te robé y tú siempre has sido como un ángel para mí y yo te robé, no quería hacerlo, pero mi madre me obligó y ahora necesito tu perdón para poder avanzar… ¡Necesito que me perdones…! 
Sentía sus lágrimas sinceras llenas de dolor, pero no entendía por qué ahora me pedía perdón… Mary era una persona mayor, era como una madre para mí, pero estaba dominada por el fuerte carácter de su madre que la impedía ser feliz.
Y recordé lo que había ocurrido hacía unos 20 años atrás. Yo venía del colegio cargada de libros y la compra y me encontré con una vecina que me dijo…-¡Anda, que hoy si que estarás contenta- ¡ Sí mucho dije sonriendo, siempre deprisa y corriendo! –No dijo ella, es que ha dicho Mary que la han tocado 50.000 pts en los ciegos y como sé que jugáis juntas, te habrán tocado otras 50.000 pts a ti. Mi alegría y mi sorpresa fueron inmensas y lo primero que hice al llegar a casa fue abrir la ventana de la cocina, llamarla y preguntarla por lo que me había dicho Loli. 
Ella se puso roja, roja, no podía ni hablar, supe que algo pasaba… No, no, a ti no te ha tocado nada, ha sido a mí sola… yo jugaba otro número, su forma de actuar me hizo ver que mentía sus escusas eran tan inseguras y al no poder ni hablarme supe que me estaba mintiendo. Cabreada bajé al kiosco que está al lado del portal de casa y pregunté a Paco si a Mary la habían tocado 50.000 pts ,Paco me dijo que no, que la habían tocado 100.000 pts porque siempre cogía dos cupones… Ya no tenía dudas, fui a su piso y se lo hice saber, ¡que me había robado 50.000 pts! ella se puso a llorar y a jurar que no, que lo que ella decía era verdad, escusas, mentiras y hasta pensé que la daba un infarto porque la costaba respirar, me dio miedo y me vine a mi piso.
Dí por perdido el dinero y durante unos meses, me dolió mucho, pero Mary era una mujer muy buena y yo soy incapaz de guardar rencor, por eso volvimos a reanudar nuestra amistad en el tiempo de los días. Ahora la dije que la perdoné desde el primer momento que sabía que la culpa era de su madre, que dejase de llorar, que eso estaba olvidado y perdonado y nos abrazamos llorando las dos. De pronto, abrazada a ella y llorando todo se volvió negro, pasaron unos segundos confundida, no me ubicaba y me pregunté¿dónde estaba yo? ¿dónde estaba Mary? hasta que comprendí que estaba en la cama del dormitorio, la angustia continúaba en mi alma, ¿qué había pasado...?no sabía si había sido un sueño o una realidad .Ya despierta totalmente, volví a revivir lo que había vivido… sólo sabía decirla que no llorase que tenía mi perdón, pero era tan real lo que había vivido que me sentía desbordada sin entender nada.¡ ¡Había estado con Mary! ¡y aún la sentía abrazada a mí! ¿qué había sucedido?
Al día siguiente sábado, Tony bajó a comprar a la panadería y Ana que sabía de mi amistad con Mary le dijo que si yo sabía que Mary había muerto el lunes por la covid-19… él se quedó impactado y al subir a casa me dijo…¿Te lo digo o no? Le miré, estaba pálido y le dije -Sé que es algo malo, sólo hay que ver cómo estás…¿Qué es?- Mary murió el lunes por la tarde dijo derrumbándose.- ¡Queeeee grité con dolor abrazándome a él! ¿Cómo lo sabes? ¿Quién te lo ha dicho?
 ¡Dios, si hacía unas horas ella estaba viva, viva la había abrazado, había olido el aroma de su colonia y me pedía perdón por algo que yo ni recordaba ya… ¿Cómo podía haber sucedido esto si ella hacía cinco días que había muerto? ¡me llené de miedo, terror, pánico!
¿Mary había venido a mi después de muerta…? ¿Qué pasa después que morimos? ¿Por qué vino Mary a mi casa a pedirme perdón?¿de verdad necesitaba contarme lo ocurrido y que la perdonase? Yo sólo sabía llorar, llorar confundida sin entender qué había pasado. Sé perfectamente lo que es un sueño y lo que fue esto...Y así continúo...
No encuentro respuestas para lo que viví como si fuese realidad, porqué había sido realidad. Mary llevaba muerta cinco días cuando yo hablé con ella. ¡Y es cierto que hablamos las dos,  hablamos de verdad, lo juro, pero no sé como pudo ser si ella estaba muerta!

sábado, 30 de mayo de 2020

¡ CUÁNDO DUELE EL ALMA !

                               (obra de Juan Lucena)
La noche hace tiempo que ha extendido su negro manto sobre la tierra .No sé las horas que llevo sentada en el suelo de mi terraza, hay un extraño silencio que todo lo llena, pero yo sólo siento miedo, tengo terror y un infinito dolor, esta tarde he sabido que cuatro de mis alumnos adultos han muerto por la covi-19, solo sé llorar, las lágrimas saladas escapan de mis ojos y no puedo hacer nada para detenerlas, estoy prisionera en una negra cárcel que me ahoga y solo les veo a ellos, con el alma que les habitaba
.
 Siempre me ha gustado el silencio, me hace conectarme con mi ser más profundo y desde él, dialogar con mis propios sentimientos o con alguien al qué llamo El Gran Hacedor de los Universos y otros llaman Dios. Como siempre  sé que mis pensamientos son míos, mi dolor es mío y no quiero nunca influir en nadie con ellos, respeto la libertad de cada persona, para mí es sagrada y creo que en esta pandemia cada una tiene sus propios sentimientos y debe hacer caso a su corazón.

Jamás históricamente la tierra ha vivido algo parecido a lo que nos ha traído la Covi-19. Un pequeño virus, ha atacado a los poderosos igual que a los humildes, a los líderes igual que a los desheredados. Para él, no hay fronteras, dinero, armamento militar o sofisticadas bombas, la Covid-19 ha dado la vuelta al mundo y ha matado a infinidad de personas, sin que hasta el momento, nadie haya podido saber con certeza si fue creado en laboratorio o se propagó solo, tampoco que haya una vacuna que la ponga límites. 

Sin mirar credos ni ideologías políticas, ha atacado dónde, cómo y cuándo ha querido. Me siento muy pequeña, débil, indefensa…¡me preguntan el por que de esto! pero no soy ninguna gurú para decir el por qué ha ocurrido esto, ni que nos quiere decir esta pandemia. Tengo mis propias conclusiones pero son solo mías, como lo son mi miedo, mi impotencia, mi dolor.
Pienso que cuándo he explicado historia a mis chavales y he hablado del hombre más poderoso de su época, El Emperador Carlos I de España y V de Alemania, qué había recibido de sus abuelos una gran herencia que él mismo aumentó sus territorios con sus conquistas, y las tierras descubiertas en el Nuevo Mundo, les hacía ver como a pesar de ser tan, tan grande le derrotó un vulgar mosquito, un mosquito dio muerte al gran Emperador, el Anopheles hembra qué produce el paludismo o malaria, se ríen con ganas pero con esta realidad aprenden todo lo referente al Emperador y su reinado

Y ahora un pequeñísimo virus, ha puesto de rodillas a todo un planeta y ha exterminado a miles de personas y millones de infectados
¿Por qué? ¿Para qué? Si miro dentro de mi corazón, sé que los hombres hemos tratado infinitamente mal a nuestro planeta tierra, la ambición humana no ha respetado nada, ha infectado mares, ríos, talado el pulmón del planeta parte de la Amazonia, ha intoxicado el aire que respiramos, ha hecho desaparecer cientos de especies de animales, con cazas furtivas, ha incendiado bosques enteros para obtener beneficios económicos¡tantas cosas hemos hecho mal! 
 ;Entonces ¿es un castigo de la tierra qué es un ser vivo? ¿Es para que nos paremos a reflexionar que somos una raza exterminadora desde que los primeros homínidos aprendieron a ponerse en pie? Si, sí esto es muy cierto, basta mirar la historia, de guerras, exterminios y violaciones humanas, pero también hay millones de personas buenas, integras, generosas que hacen nuestro mundo mejor, personas que con su amor hacen florecer esperanzas y cicatrizar traumas, qué se dan a los demás y dan hasta su propia vida para salvar a otros.
Mi amigo Javi, capitán del ejército, me dice que es un virus creado en un laboratorio de Wuhan para reducir la población envejecida del planeta…¿puede ser? Mi amiga Julia dice que este es el primero de los cuatro jinetes del Apocalipsis que nos manda Dios, pero esto no la creo, no creo que un Dios amor quiera que mueran tantos ancianos sin el consuelo de nadie de su familia, ni tantos sanitarios que han dado su vida por salvar la de otros, lloro de rabia, de incomprensión, de dolor al desnudo y lo que siento me desgarra el alma.
;No sé nada en concreto, solo que es un virus letal contra el que hay que tomar todas las precauciones que nos aconsejan y sobre todo la mascarilla que se ha introducido en nuestras vidas como un complemento más y sin saber hasta cuándo.
 
¡Tengo frío, la amanecida está cerca, el cielo se está volviendo con una tenue claridad, no he podido paliar ni siquiera una micra mi dolor y mi miedo, no comprendo a quién beneficia el gran genocidio que estamos viviendo, ni cuántas vidas más se llevará el virus. No hay respuestas, mi corazón continúa herido y lleno de dolor.!