domingo, 2 de abril de 2017

¡ EL DON !

¡A ti, mi ángel desconocido!
Hace 7 años, descubrimos un lugar maravilloso, escondido y de muy difícil acceso, en una de las gargantas que nacen en los neveros de Gredos .Allí es posible pescar alguna trucha, nadar sin más compañía que la naturaleza con sus aguas cristalinas y sentir la armonía y la belleza del lugar.
 Nunca hemos encontrado allí a nadie y consideramos el lugar como algo nuestro, nuestro refugio secreto.
Aquela tarde decidimos ir a nadar. Yo caminaba con precaución por mi rodilla operada que aún me dolía bastante. Iba pisando con cautela entre las piedras porque no existe un camino .Tony había vuelto al coche porque se nos había olvidado la botella del agua, pero yo continué adelante. 
Y al llegar, me sorprendió ver a una persona en “mi lugar” era la primera persona que veía allí. Di las buenas tardes y me puse como a unos 5 metros de él, porque estaba pescando y esta es la distancia que hay que dejar con quien pesca.
El hombre, casi un anciano me miró y me dijo…¡Vaya cicatriz que la han hecho en la rodilla! Yo llevaba un pantalón corto y se veía perfectamente. A continuación me dice, la han operado tres veces ¿verdad?, yo alucié, ¿cómo lo sabía si solo se ve una cicatriz? y agrega
 - La continúa doliendo ¿no es cierto? y la va a dar igual, porque el daño no le tiene en la rodilla. Yo pensé que no sabía lo que decía, solo quería hablar y me callé, él continuó…
- Está en una torcedura que tiene mal cicatrizada en el tobillo y le comprime el nervio que le desvía el menisco y con él la rótula... y me nombró músculos y nervios que efectivamente van por la pierna. Yo estaba super alucinada el anciano sabía lo que hablaba...y Tony sin llegar…
De pronto, se levanta de su lugar y se pone a mi lado de rodillas y me dice sonriendo-¿Usted confía en mí? Yo asombrada le contesto -¡Qué no le conozco de nada y no tengo motivos, para confiar ni desconfiar de él… Aquí aparece Tony y le dice lo mismo que a mí… y sin mediar más palabras, me quita la zapatilla de deporte, coge mi pie entre sus manos, se las moja en el agua y presiona en un determinado lugar, diciendo, aquí está el mal…¡aquí!
 Al mismo tiempo no sé que hace con mi pie, le estira, le retuerce, le voltea le comprime y suenan los huesos… cata crac-crac-crac, crac...pie, rodilla, cadera…  yo que le estaba mirando veo como le cambia la cara, ¡no parecía el mismo hombre! todo ocurrió en unos segundos, no podía ser…mis huesos habían sonado como una orquesta de rock de miles de decibelios y no me habían dolido nada… 
Y me dice sonriendo -Ahora será cuando se cure su rodilla de una vez ¡ya está usted bien!
Con asombro sin límites, sin ningún dolor, le pregunto que quien es él, ¿médico? ¿fisioterapeuta?... por las palabras concretas de los músculos, nervios y tendones de la pierna que solo son conocidos si se estudian 
Y nos dice sonriendo…- No, yo lo que tengo es un don…-¿Un don? Pregunto yo ¿Y en que consiste ese don?- Veo el mal de algunas persona y sé si puedo curarlo, yo me quedo con el mal de la persona y luego lo expulso…¡y así quedan curadas...!
Era increíble creerlo, pero lo cierto era que mi dolor de rodilla había desaparecido y me sentía fenomenal… Le pregunté cómo se llamaba, donde vivía y si tenía que pagarle algo, es que no sabíamos que hacer, fueron unos minutos increíbles… y Tony preguntándome
-¿Pero no te duele nada cariño? No, no me dolía nada…¡Pero si te han sonado todos los huesos de la pierna...!El anciano nos sonrió y deseándonos mucha felicidad, recogió sus cosas y se marchó, en silencio, dejándonos aturdidos e incrédulos por lo que habíamos vivido.
Cuando volvimos al pueblo llame a mi prima y se lo conté todo…¡Ella me llamó de todo menos bonita, que yo había sido una inconsciente, que si podía haberme estropeado la operación de la rodilla, que era la tercera, que en mi pueblo nadie había que se llamase así, ni hiciese nada parecido…!
Me metió tanto miedo, que yo comencé a pensar que podía tener razón… y a la mañana siguiente cogimos el coche y nos vinimos a Madrid a ver a mi traumatólogo de la Ruber y decirle lo que me había ocurrido.
Mi doctor me escuchó con verdadera atención y curiosidad y me dijo. -Voy a hacerla una radiografía para su tranquilidad, pero yo creo totalmente en personas que tienen ese Don… 
El móvil de Tony sonó en ese momento y le dijo que se saliese de la consulta, que él quería que le relatase bien lo que había visto y vivido con el anciano, porque sabía de personas que tenían ese don, pero nunca se había encontrado con nadie que hubiese hallado a alguno de ellos, como a mí me había ocurrido.
Mi rodilla estaba y está perfectamente bien, no sé quién pudo ser ese anciano, pero lo que no dudamos ni mi médico ni nosotros, es que tenía el don que decía…¿Quién fue? ¿Qué hacía en nuestro lugar escondido? ¿Por qué me eligió a mí?

54 comentarios:

  1. A veces las cosas más insólitas son las que nos dan soluciones hasta ese instante inconcebibles.
    Muy bella tu historia.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ilesín, muchas veces en las cosas más sencillas, están las personas y las cosas que necesitamos y la vida nos las pone en nuestro camino.

      Feliz semana y un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  2. Te encontraste con un Ángel de carne y hueso. Acontecimientos que sólo al vivirlos, somos capaces de creerlos. Ignoramos tantas cosas. Fuiste una afortunada.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fueron unos minutos inexplicables, el señor estaba allí a nuestro lado, pero todo nos pareció irreal cuando terminó y recogiendo sus aperos de pescar, se marchó con una sonrisa peñas arriba.
      Aún hoy al evocarlo, lo vemos como un regalo, como un sueño que nos regaló la vida.

      Mi cariño con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  3. Hola Ángeles.. A esos personajes, siempre se les han llamado "curanderos" y salvo excepciones los médicos no creen mucho en ellos, pero he de decirte que mi experiencia con mi padre fue como en tu caso, muy positiva, cuando parecía que la medicina no mejoraba nada, allí con sus estiramientos dolorosos, pero efectivos hizo el milagro y sano..
    Un abrazo y enhorabuena..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola llorenç, yo no sé lo que sería esa persona, lo cierto es que me dijo todo lo que me habían hecho en la rodilla sin mejoría, y sin esperar a que yo le contestase, me cogió el pie y mis huesos sonaron, catacroz, caracroz... desde el tobillo a la cadera y yo pensé que me había roto todos los huesos, pero lo cierto fue que no me dolió nada... y acertó con lo que hizo con mi pierna, hasta la inflamación del tobillo, se quedó normal.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  4. Es un encuentro que te estaba esperando, la esencia Divina sabe lo que necesitamos.
    Lo proporciona a su debido tiempo, cuando menos se espera.
    Esas almas bondadosas existen, ahora estás bien y hay que agradecer y disfrutar del regalo de la vida.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambar, creo totalmente en lo que tú me dices, no sé de donde llegó esa persona ni le he vuelto a ver y eso que hemos vuelto más veces al mismo lugar escondido.

      Desde el corazón un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  5. Angeles, la Providencia te hizo un regalo a través de ese misterioso ángel, que te ayudó...Realmente es un hecho extraordinario, que viviste y compartes con todos nosotros...Tu gratitud llegará donde tiene que llegar, el universo recoge tus letras y tus sentimientos, amiga.
    Mi felicitación por tu claridad, tu grandeza y tu generosidad...Recuerda lo que decía nuestra amiga argentina: "Todo lo que damos vuelve..." Has dado mucho amiga...y es natural que ahora vuelva.
    Mi abrazo y mi cariño siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª Jesús, después de unas vacaciones obligadas he vuelto a retomar mis blogs.
      No sé que pensar de lo que me ocurrió, porque parece irreal y un sueño, pero todo ocurrió como lo narro. La imagen del hombre, está en la memoria de mi alma, pero no creo que le pudiese reconocer aunque le volviese a ver, su cara cambió cuando mis huesos sonaban al unísono... Tony se asustó tanto que solo me preguntaba si me dolía, pero ni el más leve dolor, apareció, al contrario, en media hora, se había evaporado toda la inflamación y tú sabes lo que llevaba pasando con mi rodilla.
      He estado en el pueblo y he recordado y hasta sentido a nuestra amiga argentina, ya lo tengo escrito.
      Dios, si hasta me pareció escuchar su risa cantarina en el silencio de un arroyo cantor.

      Desde mi corazón, un gran abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  6. Qué historia tan fascinante. Me encantaría encontrar en mi camino a alguien así, con ese magnífico don y ese altruismo hacia los demás.
    Yo creo que hubiese reaccionado igual que vosotros, enmudeciendo por la sorpresa y con un run run dentro que no creo que se te vaya jamás.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca pensé que una situación así podría vivirla, fueron minutos de oro y su sonrisa me dio una confianza que me llegó al alma.

      Si, lo hemos pensado mi marido y yo muchas veces, hasta los detalles más pequeños... y no tenemos más palabras, es que mi rodilla mejoró después de tres operaciones.

      Mi cariño con aromas de primavera.
      Ángeles

      Eliminar
  7. Lo que yo creo Ángeles, es que tu nombre atrae a tus congéneres, tantas cosas maravillosas y a veces inexplicables te han sucedido que no hay otra explicación! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé Cristina, me ocurren cosas muchas veces impensables, mi marido me dice que tengo un imán que hace que las personas confien en mí y me cuenten algunas de sus vivencias, pero esta vez ocurrió al revés, ese señor devolvió la curación a mi pierna, después de tres operaciones.
      Creo que hay ángeles de incógnito que caminan por el mundo.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  8. ¡Qué historia más maravillosamente maravillosa! Verdaderamente fuiste bendecida. Ni te imaginas lo que me gustaría encontrar a alguien así.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola hada Saltarina, pues existen, yo nunca pensé que algo así pudiera ocurrirme nunca, y lo viví con el alma en mi mirada y los ojos color miel, de este "ángel" desconocido.

      Un abrazo con aromas de primavera.
      Ángeles

      Eliminar
  9. Qué estupendo, Ángeles, a ver si tu ángel me encuentra a mi y me arregla un poco, pues tengo las rodillas y un tobillo pendientes de operación, pero me resisto, porque sé que la recuperación es muy dura y a veces no resulta.

    Una historia increíble, en un lugar para soñar.

    Gracias por dejar tu huella en mi Álmacén, ah y tienes una perrita para comérsela a besos.

    Mímate y que te dure esa sanación "milagrosa"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tesa por tus palabras, no he respondido antes a nadie porque he tenido unas vacaciones inesperadas fuera de Madrid.

      Yo creo que aún no he asimilado el momento que viví, pero lo cierto es que me quitó el dolor y la inflamación que llegaba hasta el tobillo y hoy estoy bien.

      No temas a la operación, a mí me la hicieron por tres veces...solo piensa que vas a estar después mucho mejor.

      Mi cariño desde el corazón.
      Ángeles

      Eliminar
  10. Una experiencia maravillosa, un regalo para ti inolvidable.

    Si cambió de rostro en el tiempo que estuviste con él hace pensar que no fuera de esta dimensión. Parece que te estaba esperando. ¿Por qué a ti? Eso es algo que sólo tú puedes saber, pero como mínimo tu curación ahora ya la conocen muchas más personas y has sido canal para que este tipo de sucesos sean conocidos y más gente sepa que no estamos solos y que hay seres superiores que nos ayudan.

    Extraordinario. Muchas gracias por compartirlo.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maite, esto es lo que más me asombra, el cambio de su rostro, cuando se mojó las manos en el agua de la garganta y me quitó la zapatilla de deporte, no tenía laa misma cara que cuando me saludo...

      Siempre he creído que hay otras dimensiones y otros seres invisibles a nuestros ojos, pero nunca pensé que algo así me pudiese ocurrir a mí.

      Desde el corazón, besos de cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  11. Son muchos los misterios, que esconde la vida y el mundo que nos rodea.
    En cada rincón del mundo, siempre hay un ser especial, que no tiene nombre ni direccion, pero que cumple una funcion. ¿Y el porque? Nadie lo sabe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tienes toda la razón con tu comentario, no conocemos casi nada de este mundo que habitamos, y cada ser tiene una carta de navegación por donde cumplir lo que le ha traido a este mundo que solo creemos que es nuestro.

      Abrazos.
      Ángeles

      Eliminar
  12. Son muchos los misterios, que esconde la vida y el mundo que nos rodea.
    En cada rincón del mundo, siempre hay un ser especial, que no tiene nombre ni direccion, pero que cumple una funcion. ¿Y el porque? Nadie lo sabe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto más sé, menos sé, como decía Sócrates... y es que somos tan solo una infima porción de un átomo, en este pequeño planeta de seres descreídos y cabezotas, que solo pensamos en amasar fortunas y poder.

      Un abrazo con brisas de abril.
      Ángeles

      Eliminar
  13. Es increible si lo cuentas ,pero existen misterios que no llegamos a entender.
    Sólo Dios sabe quién puede ser ese buen hombre que te quitó el dolor
    Es una expriencia única,fuera médico,curandero o simplemente ese misterio.
    Gracias por tu comentario en mi blog.EL lugar elegido es precioso!! Se ve en las fotos como único
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gó, no sé lo que sería, puesto que a mis preguntas solo me respondió que tenía un don... un don para ver el dolor de algunas personas y saber que puede curarle.

      Es inexplicable lo que viví, pero fue real y sobre todo me puso bien la rodilla.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  14. Los misterios de la vida...
    sin duda
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así será Kristalle, misterios de la vida o vida de luz de otros seres, no lo sé decir, lo único cierto es que fuese quién fuese a mí me llenó de luz el alma.

      Besos con aromas de abril.
      Ángeles

      Eliminar
  15. Querida amiga, pienso que es ficción lo que nos cuentas; de todas formas, te cuento que me has tenido boquiabierto hasta el final del preciosos relato. Un gozada leerte, Ángeles.
    Y si fuera cierto, por favor mándame la ubicación "urgente" de ese precioso remanso, que llevo casi un año esperando a que me operen la rodilla... y no puedo más.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Manuel, nada de lo que narro es ficción, todo ocurrió como lo he escrito, ese hombre estaba en "mi lugar" de nuestro refugio secreto.

      Como no tenía el ordenador donde estaba, conecté con Cristina para que ella te lo dijese. Me dijo que te lo había dicho ya, de todos modos esos pequeños remansos existen en las gargantas que baján por la comarca de la Vera, desde los neveros de Gredos.

      Mis preferidas son, la de Madrigal, la de Cuartos, la Jaranda y la de Pedro Chate, allí solo se escucha el trino de los pájaros o las carracas de las cigarras, el sol se puede tocar, el aire beber y el agua vivifica el cuerpo con nuevas energías.

      Con cariño un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  16. Madre mía..... qué sitio más precioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LObezna, es un lugar maravilloso, mágico, lleno de pureza sin contaminar que acaricia el alma y se bebe la paz.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  17. Hola Ángeles, una historia muy fascinante y emotiva. Eres una gran persona y recogemos lo que sembramos, y el universo te hizo un gran regalo, seria tu Ángel guardián, yo creo que ese señor, estaba allí solo para ti. Muchas gracias por compartir con todos nosotros tus experiencias.
    Un abrazo de amor y luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé quien pudo ser, porque por el nombre que me dio, no le conocía nadie en mi pueblo, y al principio me pareció solo un anciano que estaba pescando y quería hablar, pero después, le cambió la cara, no tenía ninguna arruga y era mucho más joven.

      Como pudo saber que me habían operado tres veces y el daño estaba en el tobillo? esto tiene el mismo misterio que el retorcerme la pierna, el pie, catacraz, craz, craz... y no dolerme nada, al contrario se me quitó el dolor y toda la inflamación...¡solo con tocarme!

      Desde el corazón, mi cariño y abrazos.
      Nines

      Eliminar
  18. Un buen recuerdo de agradecimiento a un curandero a la antigua usanza. De esos quedan pocos y debían de estar dando clases en la Universidad. Aunque no tengan don. Me refiero al Don Fulano o Don Mengano.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser Alfredo que fuese un curandero, pero si a mí no me conocía de nada, ni sabía lo de las tres operaciones...? y como decir que el daño estaba en el pie? y en minutos, me retuerce, estira, comprime y voltea mi pie... y me dice que ya estoy curada como así ha sido.

      Sí los dones se ponen por sabiduría y humanidad, este señor, debe tener Don, Don Y Don

      Muy acertado tu comentario ante esto tan imcomprensible.

      Un abrazo con salud y paz.
      Ángeles

      Eliminar
  19. Lo que se da se recoge y tú ya lo has tenido bien claro, cuando lo necesitabas... él estaba allí.
    Me he acordado de ti y de tu marido ¿No era él el que quería una tarta de queso? Os invito a un trocito, está deliciosa.
    Cariños para compartir.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kasioles, regresé anoche a Madrid y llevo comentarios atrasados. Sí, era yo la de la tarta de queso, me pasaré por tu espacio para copiarla.
      Muchas gracias por tu cercanía y luz.

      Desde el corazón, un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  20. Interesante la forma de contar la historia del encuentro con ese extraño personaje. Al parecer los milagros existen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Helio, pues si esto lo califico como milagro, los milagros existen y esto es lo que yo viví. Desconocemos todo el universo que nos rodea y la tierra que habitamos.

      Un abrazo con brisas de abril.
      Ángeles

      Eliminar
  21. El Arcángel Rafael ha venido a ti... Aleluya

    Paz&Milagros

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé quién pudo ser Isaac, yo soy muy poquita cosa, como para que el Arcángel Rafael me visite.
      Creo que el buen Dios, también da dondes a los humanos y esto es lo que me aseguró el señor, que tenía un don.
      Don que en mí hizo colocar mis huesos del pie y con ello curar mi rodilla.

      Paz y luz Isaac.
      Ángeles

      Eliminar
  22. Se guro que ese lugar te había elegido no? por el hecho que lo descubrieron y también cuidaban sin dudas...en esos lugares se encuentras los milagros que solo debemos agradecer a lo Alto y señalar la obra bendecida
    un asombro en este hoy, donde todo esta mercantilizado y lo material predomina
    un regalo que el amor universo te donó

    te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Maddeli, el lugar parece mágico, pero el encuentro real con esta persona, creo que fue la Providencia quién le puso en mi camino... nuestro asombro no tuvo límites, y hasta volvimos al día siguiente a Madrid, para contárselo a mi traumatólogo, que vio que todo estaba bien.

      Te envío un abrazo con aromas de primavera.
      Ángeles

      Eliminar
  23. Querida amiga. paso para ver si habías publicado algo nuevo, y para darte las gracias por tu interés. Te puse un correo sobre el tema, pero, me llegó rechazado.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, ayer estaba ya en Madid y te puse un comentario en tu blog, para darte los nombres de donde se encuentran esos lugares, pero no me has contestado.
      Creo que Cristina, de quien tenía su móvil y la llamé para que te pasase la información, lo hizo muy bien.

      Son lugares vírgenes, sin contaminar que acarician el alma.

      Desde el corazon, un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  24. Aunque cueste creerlo es verdad que existen personas sin estudios que entienden mucho de enfermedades.
    Mi abuelo era curandero de caballos;
    curaba todo lo referente a los huesos
    y lo hacia por vocación;si las familias eran pobres no les cobraba nada.
    Me alegro de que estés bien de tu rodilla.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto Carmen, pero es que a mí este señor no me conocía de nada, creo que hay personas que tienen ese don especial, una tia abuela mía, tenía el don de curar la rabia de los toros... y los curaba abriéndoles la boca y sacando su mal.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  25. Yo al igual que tu médico creo perfectamente en ese hombre que te ayudo. Una tía de mi madre también tenía ese Don e iban incluso médicos a verla.
    Me alegra que ya no te duela. Y antes de que se me olvide. ¡¡Feliz semana de Pascua!!
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha impactado tu comentario MªÁngeles, no sabía que hubiese personas con el poder de curar, y que me dijera con nombres médicos, donde estaba el origen del dolor de rodilla... y los hiciese desaparecer.

      Mi cariño con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  26. es siempre bueno para el alma lo que tu escribes gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias RECOMENZAR por llegar hasta mi espacio y dejarme ese mensaje lindo.

      Desde el corazón, abrazos.
      Ángeles

      Eliminar
  27. El ángel no estaba ahí por casualidad. Me ha encantado amiga. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, es un suceso increible, maravilloso y mágico, sobre todo porque me quitó el dolor y supo lo que tenía que hacer. Creo que Dios escribe derecho con renglones torcidos.

      Desde el corazón, un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar