sábado, 21 de marzo de 2015

¡ EL LADRÓN ROBADO !

Anoche salíamos mi marido y yo de la Clínica Quirón, llovía bastante y él me abrió la puerta para que entrase  en el coche, al irse a dar la vuelta para meterse él, veo que se acerca un “señor” bastante bien vestido, y le pone a Tony una mano en el hombro y la otra se la extiende en un saludo, mi marido se queda quieto, pero después le saluda también, yo desde dentro del coche, pienso que es algún conocido de él, o algún compañero de trabajo. 
Con la ventanilla subida, no escuchaba nada de lo que hablaban y así estuvieron unos cinco minutos, hasta que “El señor” me da en la ventanilla y hace el gesto de que baje el cristal…
Yo lo hago y él de entrada me dice- ¿Tú tampoco sabes lo qué nos ha pasado? Yo contesto que no, (porque además no le conozco de nada, ni le he visto en mi vida, pero suponiendo que es alguien a quién Tony conoce no digo nada más) y él dice- ¡Pero si ha salido en el programa de Ana Rosa…! yo contesto que no vemos esos programas… y no sé a qué se refiere. 
“El señor” con un fingido llanto tocándose los ojos me dice tuteándome.
- Ya se lo he dicho a tu marido, un malnacido, robó a mi hija el otro día y después la disparó a la cabeza, la ha destrozado parte de la masa encefálica y el parietal, tiene 24 años, era periodista, y ahora si sobrevive, quedará tetrapléjica toda la vida… y fingió llorar más, yo notaba algo raro, no me parecía creíble del todo, porque si su hija estaba tan grave…¿qué hacía él en la calle sin estar a su lado…?
Y me dice, llevo tres días sin ir a casa, voy ahora a cambiarme de ropa, y por dinero, porque lo que tenía cuando me avisaron me lo he gastado en comer, y ahora tengo que ir andando hasta casa… sólo tengo 70 cmts… Y mi marido todo solidaridad con él le dice que suba al coche que le llevamos donde sea.
Y él responde.
 -No, no quiero molestaros, si me dais algo para el metro con eso es bastante… y Tony, saca dinero del bolsillo y le da un billete de 10 euros, que a mí me pareció bien, porque me creía que era alguien conocido por él… y pensé que así le ayudaba. “El señor” al ver el dinero dice que sí le puede dar algo más, que no ha comido casi en estos tres días y necesita tomarse algo porque no se tiene de pie…
Esto ya me pareció sospechoso, pero aún no había caído en el timo que nos estaba haciendo… Tony le da otros 10 euros, y repite que si no le puede dar algo más que encima no tiene trabajo ahora. Aquí Mi marido le dice que no, que no puede darle más, qué sólo tiene 50 euros más y va a echar gasolina, “El señor” con toda la cara dura, le dice que se los dé y él le devuelve los 20 que ya le ha dado, porque los necesita mucho y nosotros somos buena gente.
Y entonces no sé cómo me pude llenar de luz y ver que estábamos siendo víctimas de un timo… todo pasó fugazmente por mi cabeza en décimas de segundos y como él le tendía con la mano, los 20 euros que ya le había dado Tony, yo tenía bajada la ventanilla del coche y “El señor” estaba junto a la ventanilla, en un reflejo que no puedo decir cómo surgió en mí, se los arrebaté de la mano y dije gritando.
- ¡Tony, sube al coche, sube al coche! mientras yo subía el cristal de la ventanilla llena de pánico…
Como en sueños salimos de allí… con el coche a una velocidad increíble nos alejamos del lugar, yo con nuestros 20 euros en la mano y medio hipnotizados por el momento vivido…
Paramos y nos abrazamos, él riendo y yo llorando como una tonta, toda la serenidad que tuve al saber que nos estaban timando y le quité el dinero de las manos al LADRÓN, me hacía llorar al relajarme del susto, pensando que nos podía haber disparado o hacer cualquier cosa, cuándo le “robé” nuestros dos billetes…
Entonces Tony me dijo que no le conocía de nada, qué el LADRÓN le dijo que le conocía a él del concesionario de coches Jurado, donde compramos el coche y Tony le creyó, por eso le saludó, y ahí comenzó el timo. Entonces recordé que en la parte de atrás de nuestro coche, pone "Concesionarios Jurado” y el LADRÓN con este dato, forjó todo el timo qué pensaba hacer, qué supongo que no era la primera vez que lo hacía. 
Pero al querer cambiar nuestros 20 euros dados de buena fe para ayudarle, por los otros 50 euros que nos quedaban, fue lo qué le perdió, y me hizo comprender que nos estaba robando sin ningún pudor.
Y recordé uno de los refranes que decía nuestro inmortal Don Quijote... “La avaricia rompe el saco”.
El miedo pasado aún perdura hoy en mí, y estoy mal, por eso denuncio este nuevo timo, por si  alguien que me pueda leer, sepa cómo lo realizan.

43 comentarios:

  1. Bien por tu valentía y rapidez, Ángeles y, gracias a Dios que no os sucedió nada malo.

    Besos de buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí gracias a Dios, María, porque sí llega a aceptar subir al coche como le dijo mi marido... no quiero ni pensar que nos podía haber ocurrido.
      Pienso de todo y nada es bueno, porque con estas personas no se sabe que pueden hacer.

      Un abrazo grande y feliz Semana Santa.
      Ángeles.

      Eliminar
  2. Hola Ángeles, no dejan de inventarse nuevas formas de timar. Menos mal que te diste cuenta a tiempo, porque da mucha rabia cuando a uno le engañan con esas historias tan tremendas para tocar el corazón de la buena gente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De veras que no sé como pude reaccionar y darme cuenta del timo, porque yo le creía amigo de Tony y estaba tranquila, hasta cuando nos pidió cambiar nuestros 20 euros, por los 50 que nos quedaban.

      Y es muy cierto que ya no vamos a poder ayudar a quienes realmente necesitan ayuda.

      Cariños con mi abrazo.
      Ángeles.

      Eliminar
  3. Vaya historia, se las inventan todas y tuvisteis suerte de que no pasara nada mas. Esto hace que si alguien que lo necesita te pide ya no nos fiamos y pagan justos por pecadores. Fuiste muy ágil felicidades. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Ester, no sabes el miedo que pasé después, pensaba que nos podía haber haber disparado incluso, cuando le quité de las manos nuestros 20 euros y salimos a toda velocidad, y como tú dices, pagarán justos por pecadores, porque ya no te puedes fiar con tantos engaños.

      Un abrazo y una feliz Semana Santa.
      Ángeles.

      Eliminar
  4. Entrando en una cafetería, se me acercó un señor y me pidió para un café; le dije que me acompañara al interior, y le pedí el café al camarero; enseguida me dijo que tenía hambre, y le ofrecí un bocadillo, a lo que me respondió, que mejor que le diese 10 euros para comprarse una pizza que le gustaba más. Cogí el café, le vacié el sobre de azúcar, le di un sorbo, y lo despedí con un "hasta luego Lucas"
    Te cuento esto, que es verídico, por si te sirve de consuelo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú fuiste más listo que nosotros, yo al principio no me dí cuenta de que era un timo, lo supe cuando pretendió quedarse con los 50 euros a cambio de nuestros 20 ya dados, nada que nos debió ver cara de "inocentones", pero su propia avaricia le perdió.
      Yo he aprendido bien la lección y como dice Ester, quizá paguen justos por pecadores, pero no me vuelvo a fiar de nadie.

      Gracias por contarme tu odisea con otro "listo" ya sé otro nuevo timo que pueden hacer.

      Un abrazo y feliz Semana Santa.
      Ángeles.

      Eliminar
  5. Angeles, imagino esos momentos...Y admiro tu intuición y claridad, actuaste rápida...Si no hubiera sido así, nadie sabe lo que hubiera pasado...Hoy es difícil distinguir los necesitados y los timadores...Es una pena, porque no podemos dar donativos y ayudas con la seguridad de que hacemos bien, o nos están tomando el pelo...Mi gratitud y mi abrazo por esta anécdota pintoresca y desagradable, que nos cuentas, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Mª Jesús, no sé como pude darme cuenta que nos estaba timando y cogerle de su mano los 20 euros que ya le había dado mi marido, luego me desbordó el miedo y lloré bastante, sobre todo por el terror sí se hubiese subido al coche, como le dijo Tony, para llevarle a su casa...

      Creo que mi ángel de la guarda trabajó extra esa noche, porque salíamos de la clínica por mí, que no me encontraba bien y reaccioné con toda la intuición a tope.

      No me voy a fiar ya de nadie, ha sido una experiencia muy desagradable y pasé después mucho miedo.

      Un abrazo con mi cariño y una muy feliz Semana Santa.
      Ángeles.

      .

      Eliminar
  6. Entrando en una cafetería, se me acercó un señor y me pidió para un café; le dije que me acompañara al interior, y le pedí el café al camarero; enseguida me dijo que tenía hambre, y le ofrecí un bocadillo, a lo que me respondió, que mejor que le diese 10 euros para comprarse una pizza que le gustaba más. Cogí el café, le vacié el sobre de azúcar, le di un sorbo, y lo despedí con un "hasta luego Lucas"
    Te cuento esto, que es verídico, por si te sirve de consuelo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro infinito de que hayas repetido tu mensaje, así aprendo bien, que ahora no hay pícaros como el Lazarillo de Tormes, hay ladrones que son capaces de inventar las tretas más increibles, para engañarnos a todos.

      No creo que me vuelva a fiar de nadie que me pida dinero, sí tu timador hubiese tenido hambre, se come el bocadillo de un bocado sin pedirte 10 euros... yo siempre que he podido he ayudado a quien me ha pedido ayuda, pero después de esta lección, se acabó.

      Un abrazo y mil gracias por relatarme tu experiencia.
      Ángeles.

      Eliminar
  7. Mi querida Ángeles cada vez más se las ingenian de muchas maneras para estafar a quienes de buena fe intentamos hacer un bien, pero gracias a ellos luego pagan justos por pecadores . De todas maneras mis felicitaciones por estar rápida y darte cuenta del robo, aunque ahora te salga el susto fuiste muy valiente.
    Besos y serénate, por que tu hiciste lo correcto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesín, es muy cierto lo que dices cada vez hacen nuevos timos que no los esperas, tú fíjate la que nos lió porque en nuestro coche pone en la parte de atrás Concesionarios Jurado.

      Y no sé como pude tener esa intuición, porque salíamos de la clínica por mí que no estaba bien, y sólo quería ya llegar a casa después de las horas que pasas en urgencias.

      Mil gracias mi niña por tus palabras sé que hice lo correcto pero después me derrumbé de miedo... y eso sí que fue malo para mí.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles.

      Eliminar
  8. Somos corazones de buen alma, como decía mi madre y por tanto, capaces de caer en las redes de tanto sinvergüenza que cada vez proliferan más y con mayor descaro.
    Me alegra mucho que te viniese esa ráfaga de luz.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marinel por tus palabras, tu madre tenía razón, cada vez se inventan nuevos timos y muy bien hechos.

      Creo que mi ángel de la guarda me ayudó, porque yo salía de la clínica y no estaba bien, no sé como pude reaccionar con esa intuición.

      Mi cariño con un abrazo grande.
      Ángeles.

      Eliminar
  9. Gran osadía Ángeles....valentía y protección por lo suyo , su esposo y el dinero que tan vilmente recurriendo al buen corazón y buena fe se tiende la mano y se engaña para robar.....
    Espero te hayas tranquilizado después de esta dura experiencia ...
    Un fuerte abrazo recordándote
    Desde Chile
    Cristina A (pleamar)
    Pd.: Ángeles soy la misma persona , sólo cambié de blog . Encantada que estés allí , no voy a dejar ir a una persona con tan interesante blog..
    Otro abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Cristina, ya estoy bien, han pasado unos días y estoy en mi pueblo con las vacaciones de Semana Santa, pero aún me da miedo el pensar si hubiese llegado a subirse al coche como le ofreció mi marido, lo que nos podía haber hecho.

      No sé si en Chile, teneis esta picaresca que hay en España, ya se superan cada día con nuevos timos impensables.

      Mil gracias Cristina por tus palabras, ahora ya sé que eres la misma persona, me confundí, yo tampoco quiero perderte de mi presente, los blog nos enriquecen a todos, todos aprendemos de todos y esto es lo hermoso.

      Cariños con un abrazo y feliz Semana Santa.
      Ángeles.

      Eliminar
  10. Ángeles te doy mi enhorabuena por tus buenos reflejos e intuición para con todos esos sinvergüenzas que no tienen escrúpulos y engañan o intentan engañar a todo el mundo. Vamos a tener que ir por la vida con una escopeta como en antaño.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias palabras al viento por lo que me dices, es cierto que la intuición fue como un rayo de luz, aunque yo no estaba bien, habíamos ido a la clínica, porque yo no estaba bien, y al salir solo quería llegar a mi casa y me encuentro con este teatro que pudo acabar siendo una trajedia.

      Un abrazo cruzando el Atlántico y felices vacaciones de Pascua.
      Ángeles.


      Eliminar
  11. Ahí estuviste rápida, y desde luego menos mal que no paso nada, que es lo más importante. Estuviste bien amiga. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto Pepe, lo importante es que no nos pasó nada, que nos podía haber pasado y mucho, porque luego la imaginación es la "loca de la casa" como decía Teresa de Jesús y piensas de todo.

      Un abrazo con cariño y una muy feliz Semana Santa.
      Ángeles.

      Eliminar
  12. ¡Ay amiga! menos mal que tu marido ya estaba en el coche, esta gente no tiene nada que perder y vete tu a saber... Desde luego cada vez utilizan más la imaginación para lo malo. Lo tendré en cuenta y lo comentaré pues es verdad que los autos suelen tener el nombre del concesionario.
    Un abrazo amiga e intenta no pensar en ese momento, ya sabes, la primera para aprender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Alondra, nos pudo pasar de todo si llega a subir al coche como le dijo mi marido que le llevaba a donde él tenía que ir.
      Esto es lo que más miedo me ha dado, y me da, pensar que pudo ser mucho peor, y sólo fue una experiencia muy desagradable.

      Díselo a quien tenga en el coche el nombre del concesionario donde le compró, porque de lo que estoy segura es que ese tipo, ya había dado más timos con este motivo, yo por eso lo he contado en el blog, para quienes puedan leerme, sepan otra forma de timar a las personas de buena fe.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles.

      Eliminar
  13. ¡Ay amiga! menos mal que tu marido ya estaba en el coche, esta gente no tiene nada que perder y vete tu a saber... Desde luego cada vez utilizan más la imaginación para lo malo. Lo tendré en cuenta y lo comentaré pues es verdad que los autos suelen tener el nombre del concesionario.
    Un abrazo amiga e intenta no pensar en ese momento, ya sabes, la primera para aprender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Alondra, me repites el mensaje y creo que es para que no me olvide nunca de lo que me pasó y no caiga en otro timo, ya desconfio de todos los que se acercan pidiendo dinero, yo no sé distinguir a unos de los otros, pero los hay de dos clases y de esto no tengo ninguna duda.

      Un abrazo con alas de felicidad.
      Ángeles.

      Eliminar
  14. Menos mal que todo acabó dentro de lo que cabe bien. No se puede ser bueno, vas de bueno por la vida, y te pasan estas cosas, que hacen que a uno lo escarmienten, cuando a veces otras personas lo necesitan de verdad.

    Besos Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Rafa no se puede ser bueno porque abusan de esa bondad quienes quieren timarte, si este "ladrón" se conforma con los 20 euros que ya le había dado mi marido, no hubiese pasado nada, lo que le perdío es querer devolvernos los 20 euros y que le diésemos los 50 que le quedaban a Tony, ahí fue cuando comprendí que nos estaba timando, y le cogí los dos billetes e 10 euros que nos quería devolver para que le diésemos los 50, y es que la avaricia rompe el saco.

      Un abrazo con cariño y feliz Semana Santa.
      Ángeles.

      Eliminar
  15. Tuviste buenos reflejos Angeles.
    Menos mal que todo acabo bien y no salisteis mal parados.
    En este mundo hay gente para todo, que se aprovechan de las desgracias de otros para sacar beneficio.
    Luego te encuentras a otra persona que lo necesita y como no te fías no le prestas ayuda.
    Me alegra que todo saliera bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso fue lo mejor de esta desagradable experiencia, que no nos pasó nada, y no sé que hubiese podido pasarnos si se sube al coche como le ofreció mi marido... se escuchan tantas cosas, que pasado los primeros minutos mientras salíamos de la clínica a toda velocidad, yo me vine abajo, y lloré de miedo y de lo poco que desconfiamos del "tipo" que nos pudo haber hecho daño.

      Besos y un abrazo con cariño.
      Ángeles.

      Eliminar
  16. Ya tenemos nombre para un timo nuevo; el del concesionario.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Alfredo, difundelo entre los amigos qué tengas, porque estoy segura que el timo no era exclusivo de este "sinvergüenza" ya lo habría hecho más veces e incluso puede que tambien lo hagan otros timadores.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles.

      Eliminar
  17. Cda dia inventan algo nuevo!!

    Gracias por compartir alma de golondrina

    Besitos mi niña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Victoria, es cierto que cada día aparecen nuevos timos, más sofisticados y que no te hacen recelar, pero aquí la avaricia le delató y a pesar del susto no nos hizo más daño, pensar en lo que nos podía haber pasado, me da pánico.

      Un abrazo con brisas de primavera.
      Ángeles.

      Eliminar
  18. Te felicito por tu reacción espontánea y llena de valentía ante este timo tan particular.
    Es impresionante; dentro de poco no se va a poder salir de casa con tanto espabilado y con tanta delicuencia que se presenta en nuestras calles.
    ¡¡¡Menudo susto os llevasteis!!!
    Abrazos y Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El susto fue muy grande, pensando si se llega a subir al coche, como le dijo mi marido, no lo quiero ni pensar, para esta gente la vida de los demás no vale nada, menos mal, que Tony tambien reaccionó y rodeando el coche se metió en él y salimos volando de allí.

      El miedo vino después cuando tuvimos que parar el coche, porque habíamos ido a la clínica porque yo no estaba bien, y con lo sucedido me eche a llorar por todo junto.

      Creo que mi ángel de la guarda tuvo un trabajo extra esa noche.

      Un abrazo con cariño y una muy feliz Semana Santa.
      Ángeles.

      Eliminar
  19. Tuviste suerte, a mi hermano le dieron una paliza y le
    dejaron paralizado en la puerta del ascensor además de quitarle el reloj y el dinero que llevaba suelto... Y dando gracias que no lo lesionaron... Así estamos. Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Julie que mal lo pasé, habíamos ido a la clínica por mí, y después de horas en urgencias, sólo queria llegar a mi casa... y se nos presenta este "tipo" con esa historia tan bien forjada... que no sé como me quedaban reflejos para darme cuenta que nos estaba timando y cogerle de su mano nuestros 20 euros y salir con el coche volando...

      Sí así estamos Julie, ya no sabes como te pueden timar o hacer daño.

      Mi cariño con un abrazo grande.
      Ángeles.

      Eliminar
  20. Si, la avaricia rompe el saco, gran verdad...
    Paz y Virtud
    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto, porque ahí fue donde yo me di cuenta que nos estaba timando, hay que tener una cara muy dura, para querer devolvernos nuestro 20 euros a cambio de los otros 50 que nos quedaban...¡ la avaricia rompió el timo!

      Un abrazo Isaac

      Eliminar
  21. Los timos han existido siempre, pero últimamente han surgido otros nuevos, que llevados a cabo con mucho ingenio les producen beneficios, aunque en este caso que citas solo cabe aplicar el refrán "la avaricia rompe el saco".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Helio la avaricia rompió el timo, y no consiguió nada, pero pasamos mucho miedo después pensando si podía haber tenido un arma y disparar, era de noche, llovia y la clínica Quirón está un poco alejada de otros lugares habitados, ahí si que sobre todo yo me derrumbé.

      Cada día hay nuevos timos y originales, mira la que nos quisieron hacer a nosotros, sólo con el nombre del concesionario del coche...

      Un abrazo y una muy feliz Semana Santa.
      Ángeles.

      Eliminar
  22. Lo mejor es que no pasó nada.
    Gracias por avisar.

    ResponderEliminar