jueves, 23 de septiembre de 2021

MIEDO Y TERROR

Al llegar al portal de mi piso vi a una persona que intentaba abrirle, dije –hola- y esperé. –No puedo abrir –me dijo, ¿Dónde va?-pregunté. Al 4º piso, vivo allí.-( hoy hay muchos pisos alquilados y desconozco a sus inquilinos) Espere, dije, y sacando la tarjeta electrónica, la puse en el chip de la puerta y se abrió. Entramos en el portal y la miré, tenía la piel blanquísima y el pelo muy negro así como sus inmensos ojos de un extraño mirar que me inquietaron, subí a pie a mi piso por no compartir con ella el ascensor.
 
 Pasaron unos días, ya había anochecido cuando llamaron a la puerta la abrí y allí estaba ella.-Hola –dijo, perdona necesito que me hagas un favor ¿puedo pasar? - Me han dicho que eres profesora, ¿puedes hacerme un cartel sin faltas de ortografía? Como este otro. La miré, sus ojos me volvieron a inquietar, pero leí lo que traía escrito…”POR FABOR, ESTOI MU MALA Y NO TENGO PA CONPRAR MEDICINAS ME PUEDE ALLUDAR.” Me quedé de piedra y la pregunté -¿Esto es verdad?- No, pero así saco bastante dinero y me relató las estaciones del metro donde más dinero la daban, había días que obtenía más de 300 euros… Se vestía con un negro y roto vestido y un pañuelo también negro tapándose la cabeza y casi la cara y se sentaba para inspirar lastima y obtener dinero. Lo siento Elsa, no puedo hacerlo, odio las mentiras y esta es muy grande, no, no te lo hago.
 
Tenemos un niño pequeño y mi marido gana muy poco, por favor ayúdame. No, no te ayudo a mentir a las personas que se crean este mal rollo, lo siento. Me puse en pie para acompañarla a la puerta y que se marchara, pero cogiéndome del brazo me dijo, espera, tengo que decirte algo...Mi papá es una persona muy rica e importante de Cali en Colombia, soy su única hija, pero soy ilegítima y cuando yo nací me buscó una tata, médium y adivina para que me educase y cuidara de mí, como una madre en un lugar escondido de Colombia, sé hacer muchos hechizos que te pueden ayudar si tú me ayudas. Dios del cielo mi miedo se tornó en pánico y la dije que no creía en hechizos que se marchara ya de mi casa, la cogí del brazo mientras ella me contaba el hechizo que hizo para “cazar” a su marido. 
 
Cuando se fue, cerré la puerta, temblaba de miedo, no creo en hechizos, ni brujerías, ¿pero y si soy yo la equivocada…? ¿qué me podía hacer? durante varios días me inquieté hasta que Tony y mi fe me ayudaron y el miedo se evaporó 
A los dos meses aproximadamente llamaron a la puerta, al abrir, ella estaba allí tenía el rostro congestionado de haber llorado mucho y además con señales de bofetadas. Olvidé todo lo que me había ocurrido cuando la conocí y la acogí en mis brazos, temblaba sollozando sin cesar. Fuimos a la cocina y la hice una tila doble para tranquilizarla… la tenía cogida de las manos cuando me dijo- Andrés me ha dejado y me ha dado una paliza…sentí una inmensa pena y rabia por su dolor y las señales que traía en el rostro y los brazos. 
 
 Tienes que denunciarle y que te vea un médico Elsa!-No, no, no puedo hacerlo, nadie tiene que saber que estoy en España, mi papá tiene enemigos que podrían hacerme daño, por eso él me envió aquí para que no me encontraran. Solo quiero que me dejes hablar con mi papá, para que me envíe dinero y poder volver a Colombia con mi hijo. ¿Puedo llamarle?¡ Dios mío, Colombia, esa llamada valdría un pastón, pero era lo único que podía hacer por ella y la dejé. Cuando terminó de hablar, estaba más tranquila, aunque a su papá no le gustaba que tuviese un niño, me abrazó con fuerzas y me aseguró que su papá sabría recompensarme. 
 
Yo temblé con lo que había escuchado y deducido de quien era su papá la dije que no, no Elsa, tampoco yo quiero que nadie sepa que te he ayudado...¡No lo digas nunca! volvía el pánico con más fuerza, por mí y mi familia. 
Pasaron unos días, era domingo sobre las 7 de la mañana cuando llamaron a la puerta, Tony estaba levantado y abrió, era Elsa y él no la podía ni ver, me llamaba llorando a mí, que aún dormía, él fue a despertarme porque no la entendía nada. Yo solo pude comprender que a su hijo le pasaba algo porque no tomaba el biberón. Me vestí y fui con ella a ver al niño… estaba en su cuna arropado con un sabanita, me acerqué a la cuna y…
 
El terror me hizo gritar. El niño estaba completamente morado y frío, ese niño llevaba tiempo muerto, quizá días. Ya esto me derrumbó, ella aseguraba que no estaba muerto, era que no quería tomarse el biberón. No sabía qué hacer, hasta llegué a sospechar si Elsa no le habría matado porque su papá no quería niños…sus ojos negros estaban más negros que nunca y no mostraba mucho dolor. Llamé a urgencias de la Seguridad Social, contando lo que pasaba, cuando llegaron Elsa no respondía a las preguntas del médico, estaba totalmente ausente o lo fingía, ya no sabía que pensar de ella. y fui yo quienes les conté lo que había visto y vivido temblando de miedo. 
 
El médico me escuchó todo, hasta mis sospechas sobre su papá y quien era ella, después me dijo que había sido muy valiente que ellos se encargarían ya de todo. Cuando me venía a mi piso Elsa me abrazó y me susurró al oído…¡ Gracias por ayudarme, ahora si me marcharé a Colombia! 
 
¡ Han pasado los meses y no he vuelto a tener noticias de Elsa, pero jamás olvidaré a ese bebé morado y frío, ni los ojos negros que ella tenía! Y me pregunto algunas veces, 
 ¿QUÉ TENÍA MALDAD O HIZO BRUJERÍA ?

13 comentarios:

  1. Espeluznante historia, Ángeles!!! Me has hecho sentir miedo, tristeza, de todo.
    Un gran abrazo.
    *Qué gusto tengo de volver a leerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, nunca pensé vivir nada semejante, tuve, y aún tengo miedo, sobre todo no puedo olvidar al bebé morado y frío en la cuna.

      Un abrazo de oro para ti.

      Eliminar
  2. Caramba Ángeles, me ha parecido una historia terrible, jamás podría haberme acercado a una persona así que desde el principio parecía tan rara, y la verdad que es una pena tener temor y no ayudar a alguien que de verdad lo necesite.
    A pesar de todo me encantó volver a leerte en un tema tan interesante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elda, mi hija me dice que soy la Madre Teresa de Calcuta en versión española, porque hay situaciones que me desbordan cuando me piden ayuda. No he puesto a que se dedicaba su papá, pero se comprende y cuando me lo dijo, el miedo fue aún mayor. todavía tengo miedo porque no sé lo que hizo con su bebé. ¿Tu crees que se pueden hacer hechizos?

      Desde el corazón, un abrazo.

      Eliminar
  3. Esa imagen final me va a quitar el sueños varios días, pena y tristeza y sobre todo mucha rabia. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te creo Ester, yo he llorado por ese niño muchas veces, sobre todo porque hasta creo que ella le mató para poder volver a Colombia y su papá (siempre digo papá, porque ella le nombraba muchísimas veces) no quería al bebé. He llorado, he rezado, he pedido que no pudiese hacer daño ni a mi familia ni a mi, nunca imaginé que supiese tantos conjuros, como la enseño la chamana que la crió. Tenía que contarlo porque el terror me ahoga cuando lo pienso. Solo mi gran fe aventa los negros nubarrones.

      Un abrazo desde el corazón.

      Eliminar
  4. Una historia terrible tuviste que vivir, Ángeles, seguro era una persona que no estaba en sus cabales, suerte que todo pasó, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sí estaba en sus cabales, pero había sido criada por una chamana hechicera, escondida sin más contactos y esto es lo que sabía hacer y lo hacía. Lo que sí creo es que era MALA POR NATURALEZA, sus ojos eran muy raros, ya daban miedo, no sé porqué motivo me eligió a mí, con todos los vecinos que hay en el bloque. Creo que todo lo tenía planeado y eso me aterra y más quien era su papá.

      Un abrazo con rayos de sol.

      Eliminar
  5. ¡Qué relato más estremecedor! Espero no encontrarme con alguien así nunca. la foto final es terrible.
    Un abrazo, Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca pude imaginar este final de su bebé, cuando la vi por primera vez, no me gustaron sus ojos, ni como me miraba, pero creí, que ahí se quedaba todo. Cuando me dijo que en la estación del metro que más dinero sacaba era la de Avenida de América y como se vestía... me prometí, no volverla ni a hablar, pero cuando llegó maltratada y llorando, Dios, me dio una tristeza infinita, ahí fue cuando supe mucho de ella. Rita no era buena y me atreví a romper mi promesa y a ayudarla con sus heridas.

      Abrazos con rayos de sol.

      Eliminar
  6. ¡Madre de Dios!, que historia tan terrible, que pienso no se te olvidará en la vida.
    Imagino que si mató al niño, no habrá podido cumplir su deseo de marcharse a Colombia y que estará en manos de la Justicia.
    Y me quedo con las ganas de saber ¿quien era ese misterioso padre?.
    Un fuerte abrazo, amiga Ángeles, y por favor, no abras más la puerta a nadie...

    ResponderEliminar
  7. Hola Manuel, me alegra mucho encontrarte por aquí, porque la que ha faltado en escribir he sido yo. Me han tenido que volver a operar de la columna, porque cuando a Tony le dio el ictus, ibamos a la rehabilitación de mi primera operación de columna y toda la operación mía se fue a tomar vientos, yo no lo sabía a pesar del dolor, mi preocupación era Tony, él está ya totalmente bien, Yo tenía mucho dolor pero durante un tiempo, creía que era por el golpe, hasta que volví al médico... y todo el implante se había movido. Me volvieron a operar me hundí, sobre todo mi fe en las personas se cubrió con un negro velo, porque lo que le pasó a mi marido tienen la culpa personas de este foro, por eso he estado tanto tiempo sin escribir. Manuel, no necesito una foto de nadie para que valoren lo que escribo, nunca lo he dicho, hoy voy a hacerlo, TENGO 15 PRIMEROS PREMIOS DE PROSA Y POESÍA DE TODA ESPAÑA Y 13 PREMIOS DE FINALISTA ya ves cuanto necesito una foto que me mandó mi sobrino desde CABEZUELA DEL VALLE. para ponerla en mi escrito y ya la había utilizaso dos años antes. Pero hay víboras en cualquier parte. Y además también lo voy a decir, soy LA DIRECTORA DE UN TALLER DE LITERATURA DE LA COMUNIDAD DE MADRID. Ya ves lo que ha traido a mi hogar la maldad de las personas, que ya son mayorcitas, hasta un jubilado. Tenía que haberlo dicho mucho antes, como me decía mi doctor, Y HOY AL FIN HE HABLADO.
    Continúo respondiendo a tu post

    ResponderEliminar
  8. Manuel, nunca he sentido tanto miedo como cuando vi al bebé frío y morado y a su madre tan sin sentimientos, sentí que podía haberlo hecho ella, siempre me causó inquietud. Se fue con los médicos que también se llevaron al bebé.
    Su padre, era un famoso narcotraficante de la droga de Colombia, como ella me dijo, con mucho poder, y mucho dinero, esto fue la puntilla de mi terror, durante meses he tenido miedo, pero han pasado los meses y no he vuelto a saber de ella. Confio que no me recuerde nunca, es lo peor que he vivido. ¿Por qué me eligió a mi? nunca lo sabré ni quiero volver a saber nada de ella.

    Un gran abrazo Manuel, me has hecho hablar como quería mi doctor que hiciese para cerrar ese miedo. Tú lo has logrado porque siempre te he visto como una buena persona. Se siempre muy feliz.

    ResponderEliminar