martes, 20 de febrero de 2018

UNA VOZ DESDE EL FUEGO

Era Jueves Santo, la primavera había tendido su verde manto y había pintado de colores todos los lugares donde renacía la vida, el cielo era luminoso y azul, el sol con sus rayos bruñidos llenaban el día de armonías y calidez. 
Habíamos comido al sol en el chalet de Rafa y Ana, la sobremesa invitaba a cerrar los ojos y dejarse acunar por el sol y la brisa, que lo llenaban todo. Tony, Rafa y Ana, se pusieron a jugar a las cartas, y yo decidí ir al pinar cercano a buscar espárragos trigueros...
Respiraba a pleno pulmón toda la energía y luz que sentía en el aire, la vida brotaba plena en todo el pinar, era mágico ver como los rayos del sol, jugaban con las copas de los pinos y dibujaban en la tierra figuras de luces y sombras… me abracé a varios pinos de tronco inhiestos y sentí su fortaleza y vida. 
Cuándo ya había cogido un manojo grande de espárragos decidí volver, el sol iba avanzando y en el pinar se sentía el frescor de la tarde y yo soy muy friolera.
Al volver, los tres continuaban jugando a las cartas y después de reírse de mi gran manojo de espárragos trigueros, les dije que me metía en casa al fuego de la chimenea porque tenía frío
Los troncos de encinas, continuaban encendidos, los agrupé y muy pronto las brasas comenzaron a arder, me encanta ver el fuego de una chimenea y ver como al chocar los troncos, despiden miles de chispas de luz, es algo que guardo en la memoria del alma desde niña, porque veía a mi padre hacerlo para avivar el fuego… 
Sin saber cómo, las llamas que comenzaron a brotar eran totalmente malvas… pensé que habían echado algo en las cenizas y por eso el fuego salía así, cada vez las llamas tomaban más fuerza y continuaban siendo malvas, violetas, moradas…
No era lógico y salí a preguntar a los tres que habían echado al fuego, para tener ese color. No me creyeron y entraron en el salón para verlo, atónitos, no comprendíamos como el fuego surgía con esos colores.  
Rafa, separó los troncos de encina, cada uno continuaba ardiendo en tonos violaceos, los volvió a juntar, las llamas continuaban igual, emitiendo sus llamas con el color malva como fondo.
Ellos, se quedaron ya jugando dentro del salón y yo junto al fuego que me tenía hechizada…¡era maravilloso! ,nunca había visto un fuego así, los distintos matices del malva, ardían con fuerza, el malva es mi color favorito y verle en una hoguera me parecía mágico. 
 De pronto, ocurrió algo que no sé explicar, porque me ha ocurrido bastantes veces sin saber cómo sucede. En mi alma sentí que alguien me hablaba y me decía…¡Jaime se está muriendo! me asusté, porque yo no estaba pensando en Jaime, pero la voz volvió a sonar en mi alma…¡Jaime se está muriendo!
Estaba muy asustada porque me daba mucho miedo esta premonición y les dije con dolor a los tres…¡-Jaime se está muriendo, se está muriendo!
-No dijo Ana ayer estuvimos nosotros a verle, continúa igual. -No Tony, vamos a verle, deja las cartas, que se está muriendo…Mi marido me conoce y sabe que cuando tengo una premonición fuerte, está se cumple casi siempre. Ana que también me conoce dijo-Sí lo dice Nines yo también me voy con ellos… y Rafa se unió a nosotros sin creerlo del todo.
El coche corría veloz devorando los kilómetros que nos separaban de la clínica privada donde Jaime estaba ingresado, tenía una ELA y se encontraba muy mal desde hacía dos meses. Cuando llegamos, le habían puesto sentado en un sillón, porque así respiraba mejor, estaba muy mal. Carmen, su mujer se abrazó a nosotros y nos dijo muy bajito que era ya el final. Los dos eran amigos nuestros desde hacía varios años. Jaime ya no podía hablar todo lo escribía en una libreta que llevaba colgada del cuello.
  Abrió los ojos al sentir que alguien entraba en la habitación, nos sonrió débilmente y al encontrarme con sus ojos supe lo que quería…¡lo había hecho tantas veces para tranquilizarle...! -¿Quieres que te dé una sesión de reiki? le dije, él asintió con la cabeza y todos salieron de la habitación dejándonos solos. 
Me puse detrás de él y con todo el amor que llenaba mi alma, comencé la sesión, lloraba, sabía que me estaba despidiendo de él y él también lo sabía… No sé el tiempo que pasó, cuando terminé, me puse delante de él, Jaime lloraba silenciosamente, me cogió las manos y cogiendo su libreta escribió…
-¡QUE PAZ ME HAS DEJADO! 
Fueron sus últimas palabras, ya no volvió a escribir nada más... se quedó adormilado, muy tranquilo y murió a las dos de la madrugada…¡La voz del fuego nos había avisado para estar junto a él en sus últimas horas...!

42 comentarios:

  1. Excelente relato Angeles, es mágico y conmovedor, sé de premoniciones,a veces parecen casualidades de la vida, y ahí quedamos, con la duda.
    Un placer leerte.
    Feliz noche.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen, el relato sucedió tal como le narro, para nada yo estaba pensando en nuestro amigo Jaime, el color del fuego me tenía impactada, cuando escuché en mi alma sin palabras que él se moría. Me ha ocurrido bastantes veces, por eso me asuste tanto, sabía que era verdad.

      Desde el corazón, un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  2. Yo creo que al final todo tiene una causa. Me ha encantado Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo que dices es cierto Pepe, si esas llamas violetas no hubiesen surgido del fuego, creo que no hubiese tenido esa premonición, de que nuestro amigo se moría... solo así pudimos estar con él.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  3. Muchas veces con tus relatos me dejas pensativa, algunas ademas, como hoy, un escalofrío recorre mi espalda. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te escribí en un correo como fue todo el relato completo, Ester, cuando hablo de mis vivencias, nunca, nunca, le adorno con ninguna falsedad, esto fue real y ya sabes que no lo he contado todo, porque es dificil que te crean, si no me conocen.

      Besos de luz y un abrazote.
      Ángeles

      Eliminar
  4. Hola Ángeles.. Las intuiciones aveces malogradamente se cumplen.. Sentido relato, tienes mi solidaridad..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes creer, que todo fue real, como lo cuento y como la he dicho a Chelo en un correo que la escribí, aún fue más claro el mensaje. ¿Por qué? No lo sé el porque a veces me suceden ciertas cosas, me ha costado aceptar que cada persona es diferente y tenemos diferentes conocimientos imnatos que afloran y otros que permanecen dormidos.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  5. Que precioso relato lleno de matices, y esa sensibilidad que le das retratando con tus letras las sensaciones del principio. Igualmente trasmites esa premonición del final contada con tanta sutileza.
    Es encantador leerte Angeles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una vivencia totalmente cierta y real, Elda, la viví como lo narro, por eso tenía la certeza que nuestro amigo se moría y quise ir a despedirme de él. Hoy, las últimas palabras escritas por Jaime...¡QUÉ PAZ ME HAS DEJADO! las valoro con la misma intensidad, que sentí que se moría.

      Con cariño, un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  6. Tu gran sensibilidad te avisa lo que va a suceder, Angeles, es tu camino en esta vida, conmovedora historia, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé por qué me ocurre Mª Cristina, pero bastantes veces, siento lo que va a suceder, sea bueno o malo, al principio me daba mucho miedo, pero fue un sacerdote, el que me dijo que no me asustara, que Dios concede sus dones como quiere y a quien quiere.

      Besos de luz.
      Ángeles

      Eliminar
  7. Ángeles, un relato extrordinario y una vez más me doy cuenta que eres una persona bastante sentimental y sensible en todos los aspectos, nunca cambies.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, con mis virtudes y mis muchos defectos, voy por el camino de mi vida, intentando cada día ser mejor y dejar sembradas semillas de esperanzas.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  8. Hola Ángeles, es una historia muy conmovedora, y cuánto sentimiento se desprende de tus palabras. Cuando uno mentalmente se comunica desde el corazón, este nos habla mediante las señales, y es asombroso ver como nos responde el universo, nuestro espíritu, se va alineando con dichos acontecimientos, y atender estos impulsos internos nos alinea con el Propósito Universal. Sólo un corazón que conoce el significado del verdadero amor, es capaz de conseguir lo que tu has conseguido. Y para ti también sentirías paz en tu corazón, al poder ayudarle gracias a la sincronicidad de ese momentos.
    Un abrazo enorme amiga!!!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sabes ya todo Cristina por el correo que te envié, hoy puedo decirte que como tú has potenciado mucho mi confianza en todo lo que a veces no entendía. Hoy escucho esos impulsos internos que a veces me hablan al alma y sin miedo me lanzo en los brazos del Hacedor de los Universos y desde ahí, todo fluye sin temores ni miedos. Gracias amiga, por estar en mi presente.

      Lluvia de besos de luz.
      Ángeles

      Eliminar
  9. Muy emotivo. La foto del fuego me encanta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lobezna, por tus palabras, el fuego fue quien me hizo escuchar la voz del alma.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  10. Dramático, estremecedor pero una historia muy conmovedora, por la ejecución de tus hechos. Que pena y que duro tiene que resultar para todas aquellas personas, que tienen malas premoniciones y por desgracia se cumplen. Yo he conocido también algún caso de personas que les pasa, y el asunto es muy feo. Bueno al menos disfrutaste primero de un bello día en plena naturaleza, recordando esos años felices con tus padres. Ese fuego en la chimenea ya anunciaba algo, y vaya cosas que pasan en la vida. Las fotos muy buenas, y que manojo de espárragos más majo.

    Besos Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el relato es real Rafa, y aún hay algo más que no he puesto por el temor a que crean que lo inventé. Completo lo saben Cristina y Ester, que las envié un correo. Es cierto que cada persona nace con diferentes habilidades o dones, solo utilizamos como mucho el 20% de nuestro cerebro, pero en ese 80% desconocido hay muchas capacidades para manifestarse en las personas. Es cierto que muchas veces, presiento lo que va a pasar, tanto lo bueno como lo malo, pero hoy no tengo miedo a estas premoniciones, sé como soy y sobre todo que muchas veces puedo ayudar si es posible.
      Gracias por tus palabras... y sí, los espárragos trigueros son una delicia encontrarlos.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  11. Una historia impresionante y llena de emoción.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias AMALIA por tus palabras, todo el relato es cierto, lo narro tal como sucedió, lo hermoso es que pudimos pasar las últimas horas con nuestro amigo y las últimas palabras que escribió, son vitaminas para mi alma.

      Desde el corazón, un abrazo.
      Àngeles

      Eliminar
  12. ¡Hola Ángeles!!!

    Bueno, reina me has dejado atónita, no sé si es ficción o es cierta, puesto qué, si hay personas que tiene el privilegio de ser intuitivas y cuando presiente que algo va a pasar, pasa lo ven muy claro. Por un lado es bueno, pero a mí me da un poco de repelux, casi prefiero no saber ciertas cosas porque me entristecen mucho. Y lo que sea será.
    De todas formas, hay que tener como tú, una gran imaginación para escribir una historia como esta.
    Te dejo mi felicitación, mi gratitud y mi gran estima.
    Un besito y ten un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el relato es auténtico y real Marina, lo cuento como sucedió. Me han ocurrido algunas premoniciones, no solo de muerte, también ha habido otras muy bellas. He aprendido a saber que Dios pone en cada alma cualidades, al principio me daba miedo, me eduque en un colegio de monjas y ellas me decían que eso era cosa de Satanás, hasta que un sacerdote me puso en pie y me explicó porque me ocurría esto.
      ¡La pena es que no me viene la premonición de una bonoloto, sería fabuloso !

      Mi cariño con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  13. Conmovedor relato. Hermosas fotos del fuego
    que convinan muy bien con el texto.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josefa por tus palabras, todo ocurrió como lo cuento.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  14. Definitivamente lo que me inquieta del mundo bloguero es cómo reaccionar ante estas narraciones, las cuales ignoro si son reales o no. Sea como sea me pareció conmovedor, cuando comencé a leer no me imaginé el giro que tomaría la historia y me dejó en silencio y sorprendida.

    En caso de ser real, ciertamente eres una persona altamente intuitiva y conectada con las esferas sutiles. También hago Reiki, y siento que es una herramienta de lo más elevada, amorosa y natural, que puede entrar mucha paz y sanación. Fue un perfecto regalo, realmente pienso que eso ayudó mucho a calmar su corazón y trascender más tranquilamente.

    Por otro lado, el mensaje del fuego me parece creativo y genial. Este elemento es hipnótico y transmutador, tiene una magia única.

    Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola kadannek, comprendo lo que dices en tu primer párrafo, podemos poner en duda muchas cosas que encontramos en la red, porque no conocemos a la persona que está detrás de lo que escribe.
      En mi caso, te prometo que todo es real, tal como lo cuento y aún hay algo más que ocurrió con las llamas, pero eso no lo he puesto, por la razón que tu expones...¿me creeran? o crerán que soy una pirada al no conocerme...
      Me ha costado un camino de dudas y búsquedas hasta que un sacerdote me explicó lo que me ocurría. Dios mío, se hizo la luz en mi alma y dejé de tener miedo, pero sí mucha prudencia como y a quíén lo contaba.
      Nuestro genial cerebro tiene muchos millones de neuronas que en cada persona se activan o no.
      No sé tu correo, pero con el reiki, me han ocurrido situaciones maravillosas, que yo creo que dan más sanación a la persona por lo que escuchan o ven, que por la imposición de mis manos.

      Desde el corazón, un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  15. Ángeles, es un relato muy impresionante. Si es real, tienes un gran don. Si no, también, el de la escritura, con el que nos has envuelto.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Sara cariño, es totalmente real, y como he dicho antes, aún hay algo mucho más fuerte que ocurrió con las llamaradas del fuego, solo lo saben Cristina y Ester, que se lo he contado en un correo.
      Este relato es totalmente real, así como todo lo que pongo en mi blog, jamás se me ocurriría mentir en un suceso ni en nada, odio la mentira, aunque algunas veces por decir la verdad me he llevado palos, pero no sé mentír.

      Mi cariño con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  16. Las hadas, Dios, tus ángeles, tu Yo superior o el de tu amigo...No importa, lo que es una maravilla es que oíste esas voces y les fuiste muy fiel... Te felicito y muy bella esa historia y la despedida de tu amigo...

    Mi libro tuvo un escaso tiraje (500 ejemplares) aún me quedan algunos, si quieres te lo remito por correo. Si quieres me escribes a isaacdevis@hotmail.com

    Luz&Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isaac, mil gracias por no dudar de mí, te prometo que todo ocurrió, como lo narro y algo mucho más fuerte que ocurrió con las llamaradas del fuego.
      Después de un largo camino de búsqueda, sé porque a veces tengo premoniciones y sueños lúcidos, en nuestro cerebro hay millones de neuronas que no están activadas y Dios, activa algunas, como él quiere.

      POr supuesto quequiero tu libro, siempre te he dicho que tus palabras me llenan de paz y de vitaminas para el alma, y las necesito como el aire que respiro. Ahora estoy haciendo la rehabilitación de mi operación de columna de hace cinco meses y hay días que me vengo abajo.
      Te escribiré a tu correo, dándote mi dirección.

      ¡Que Dios te bendiga Isaac, un abrazo!
      Ángeles

      Eliminar
  17. Desconozco si es ficción o realidad pero, sea lo que sea, te digo, que me tienes enganchado con esa forma tan bonita, entrañable y sencilla que tienes, de contar, lo cotidiano.
    Me ha gustado mucho porque, creo en esas intuiciones.
    Un beso y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El relato es totalmente real en todo, incluso no he puesto lo que salió en las fotografías de las llamas que hice. Nunca he escrito en prosa, nada que no sea real, ya me conozco y a veces tengo intuiciones muy fuertes para bien o para mal y he comprendido que debo hacer lo que me dice el alma.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  18. Que preciosa despedida a, Jaime. Lo has narrado tan bien que me he emocionado enormemente.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mª Paz, en mi alma también han quedado por siempre esas últimas palabras que escribió Jaime, y la triste sonrisa con la que me dijo adiós. Muchas veces revivo esos momentos con los que nos despedimos.

      Desde el corazón, un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  19. Muy buen relato Ángeles, creo que alguna veces la premoniciones se hacen realidad y en esta ocasión fue cierta.

    Abrazos de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Conchi, muchas veces una premonición es realidad, cuando suceden cosas que no son normales y para las que no tienes explicación, entonces es mejor hacer caso y hacer lo que te diga el alma.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  20. Dicen que nuestras mentes tienen presentimientos de todo tipo, casi todos hemos tenido en alguna ocasión sensaciones indescriptibles que superan la razón.
    Sin duda fue un aviso sobrenatural, que te permitió despedirte de tu amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso no tengo ninguna duda Helio, alguien hizo que ocurriesen cosas para las que no tienía respuesta y yo no estaba pensando en Jaime, cuando desde el alma supe que nuestro amigo se moría.
      Cuándo habla el corazón, se sabe y hay que escucharle.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  21. Querida Ángeles, una historia muy bella pero el final un poco triste. Ese amigo encontró la paz que tanto deseaba y fuiste tu quien se la dio.
    Cuando un gran amigo se va, se nos va algo de nuestras vidas.
    Dios lo quiso así y espero que lo tenga en su seno.
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias palabras al viento por tus palabras. A pesar de saber que era el fin, si puedo decirte que se me desbordó el alma y le hice una sesión de reiki y él bebió esa paz que era una despedida.

      Con cariño un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar