miércoles, 1 de junio de 2016

¡ EL VALLE ENCANTADO !

El relato es  real y verídico
Me apasiona mi tierra, hay tanta belleza en ella y tanto por descubrir, la pureza de muchos lugares te ciega como estrellas de luz, qué acaricia en arreboles, quizá mi alma de golondrina, me impulsa a “perderme” por lugares no hollados donde Extremadura se muestra virgen y siento que mi alma se funde con la de la tierra que piso, con lo que veo, con su brisa, sus árboles, su cielo sin contaminar, con sus aromas y colores únicos...
Hace unos 12 años, un amigo de mi padre, pastor, me dijo que se estaban haciendo cortafuegos en un lugar y al remover la tierra se estaban encontrando muchos trilobites, fósiles como huellas de un pasado remoto que existieron allí.
Hoy se sabe que  la tierra estuvo dividida en dos partes, la Pangea qué fue el supercontinente qué existió al final de la era Paleozoica y comienzos de la Mesozoica y agrupaba la mayor parte de las tierras emergidas hace unos 300 millones de años y por otra parte el mar de Thetis, formado por la unión de todas las aguas del planeta.
Lo que hoy es una montaña, en un pasado de millones de años, era una gran extensión de agua, un océano de agua salada, por eso su inmensa cantidad de fósiles, ya que la vida en nuestro planeta comenzó en el agua, y en ella se fosilizó cuando por terribles movimientos de las placas tectónicas, desde el agua emergieron grandes montañas. Lo increíble y maravilloso, son la cantidad de fósiles que he encontrado allí, trilobites, hibolites, rasenias, idoceras, aspidoceras… 
 Tuve que comprarme la gran enciclopedia de los fósiles, para reconocer como se llamaban cada uno de los que encuentro porque de muchos no sabía sus nombres.
Y un día ocurrió algo que me dejó hipnotizada …estaba muy arriba en la montaña y ya había recogido algunos fósiles, cuando de pronto, vi que estaba rodeada de una especie de ¿“huevos”? enormes, parecían huevos petrificados… cogí uno de ellos, y con la piqueta que llevo para los fósiles, comencé a golpearle, para ver que había dentro… 
Y después de muchos, muchos golpes, el “huevo” se abrió, mostrando una parte amarilla fosilizada que deduje que sería la yema, y otra parte marrón clarito, que pensé sería la clara.
Cómo había muchos, volví a hacerlo con otro, y era exactamente igual…¡ No había duda, eran huevos! ¿Pero de quién? ¿Qué animal había podido poner esos enormes huevos? Y entonces como un relámpago de luz, pensé… ¡parecen huevos de dinosaurios!
 ¡No lo podía creer, pero no había otra opción, ningún animal conocido puede poner esos enormes huevos. Llamé a Tony y a las dos parejas de amigos, que habíamos hecho esta excursión y cuándo llegaron, ellos también rompieron alguno de los huevos, porque era impensable que en Extremadura se encontrasen huellas de dinosaurios, porque todos pensábamos... ¡ que eran huevos....!
Llamamos a ese lugar, El valle Encantado, porque era así, entre la frondosidad del terreno, abrupto, lleno de madroñeras, brezales y alcornoques, corría un arroyuelo de cristalinas aguas, era y es un lugar paradisiaco, donde habita el silencio, sólo se escuchaba el rumor del arroyo, y se veían restos de animales que han vivido allí hacía millones de años
Carola se trajo un huevo, tiene un amigo ingeniero químico de la Central Nuclear de Almaraz, y pensamos que él, quizá sabría decirnos que era aquello Y así fue, con diferentes ácidos, nos dijo que era un huevo y por el tamaño y el lugar no había duda de que pertenecía a un gran saurio.
Nuestra alegría fue inmensa…¡ habíamos encontrado algo increíble! Y escribimos a Mérida relatando el hallazgo y el lugar…¡sólo queríamos que la Junta de Extremadura, viese lo que habíamos descubierto, y sí eran huevos de dinosaurios protegiese el lugar, tuviese conocimiento de lo que allí había escondido en la abrupta sierra!
Han pasado los años y aunque hemos escrito varias cartas, a ninguna hemos obtenido respuesta. El Valle encantado continúa allí, igual que la primera vez que le vi… todos los años en vacaciones le visito. En el valle encantado, siento, vivo, y bebo la paz que hay allí 
 Lo que me causa dolor, es que nadie de la Junta, se haya molestado en visitarle por el valor arqueológico que pueda tener.
¡Hasta hoy continúa siendo el mismo valle encantado lleno de hechizos, que hace ya 10 años me anegó el alma, y en él retrocedo en el tiempo, sabiendo que estoy  en un lugar del pasado de hace más de 500 millones de años...

30 comentarios:

  1. Realmente es increíble.
    En el pueblo de mi abuela en lo alto de un monte hay una considerable diferencia de clima de los pueblos más cercanos que están más en el valle.
    Hay fósiles de pequeños animales marinos y unas balsas de agua donde cuando el sol evapora esa agua, se convierte en sal.
    Han vendido mucha sal de esas balsas, y se ha constatado que ese monte donde fue edificado el pueblo, en tiempos estuvo bajo el mar.
    Parece increíble pero la naturaleza guarda misterios y sorpresas que poco a poco aparecen.
    Muy buen relato y me alegra que disfrutes de ese pasado, que pocos tenemos esa oportunidad.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. Un relato maravilloso, siempre atrapas la atención del lector desde el principio, nos conduces hasta donde tu quieres y nos haces soñar contigo.
    Supongo que después de diez años ya no deben quedar muchos huevos enteros. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. Confirmo todo lo que dices , cerca de la Garganta de la Olla ADEMÁS DE DESCUBRIR UNA FUENTE QUE MIS NIÑOS Y YO BAUTIZAMOS como Fon Fria, en sus proximidades encontramos trilobites.En las riberas del Ibor numerosos espirifer, además de disfrutar con la cantidad de galápagos vivos. JUnto A Belbís donde por efecto de la teoría de recurrencia de pliegues los estratos con verticales en las calizas dolomitas, encontré gran cantidad de fósiles marinos, y para mayor disfrute cerca del castillo encontramos dos bombardas napoleónicas. A medida que sigo hablando de tan hermosa tierra y me llegan los recuerdos noto como la pasión me sube de tono
    Esa tierre es una experiencia vital
    Besos
    André
    Y

    ResponderEliminar
  4. Hola Ángeles.. Bonito relato, de un valle de ensueño, lleno de calma, pero a la vez de vida, de vida de hace 500 millones de años..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  5. Es verdad que en nuestra tierra hay miles de rincones donde se pueden ver esos vestigios antiguos y estoy de cuerdo contigo en que es una verdadera pena que las autoridades no hagan caso de estos hallazgos, en donde yo vivo no hace mucho tras unas obras aparecieron restos prehistoricos y mas adelante romanos de los que no se tenian informacion, pero apesar de la lucha de las personas del lugar las autorirades han preferidos seguir con su proyecto de obras a preservar el legado histórico y que era importantisimo para averiguar la importancia del lugar.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Nines, es una entrada fantástica! Siempre consigue con tus entradas hacernos participe de tu conexión con tu sentir y vivencias, y llevarnos a ese lugar de sueño. Me imagino lo que lo disfrutaste, es como hacer un auténtico viaje al pasado. Es una pena que nadie haga nada al respeto.
    Un inmenso abrazo con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  7. No me canso de leerla. Mi atención se mantiene desde el principio hasta el final...
    Yo vivo en un parque natural; es el parque Natural de las Sierras Subbéticas y justo en la sierra, vi de pequeño conchas de almejas...España tiene lugares increibles para visitar y de su mano, yo me paseo por Extremadura...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Nos has hecho vivir nuestra insignificancia en el tiempo. Si el valle es cierto, que mendrugos de políticos teneis.

    ResponderEliminar
  9. Realemnte triste y duro, que no se haya querido interesar, por parte del sector publico, en el lugar de su Valle encantado, poblado de estos huevos fósiles, que prueban la existencia de la especificidad del dinosaurio. Y cuánto sabes de arqueología, y la manera como desde tu propia pedagogía, escribes sobre el tema. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado Ángeles, es más que interesante. Una de tus entradas que más me ha gustado, vamos, que me he metido dentro. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  11. Angeles, al menos nos tenés a nosotros que te leermos y disfrutamos de tus experiencias maravillosas, no te desalientes, ya viste que cuando se trata de temas candentes las autoridades no quieren intervenir, un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Hola Ángeles, tienes un arte y una inteligencia superior.
    Has conceguido que todo mi ser sintiese como si yo mismo estuviese metido en ese mundo, al leerte me ser vivia esas aventuras .
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. No hay duda sobre el encanto de Extremadura , el lirismo personal para describirla le quita belleza...

    ResponderEliminar
  14. En los últimos tiempos gracias a los adelantos de la ciencia, se le da mucha importancia a la arqueología y todos los vestigios del pasado.
    Quizás en este asunto que describes no hayáis llamado a la puerta adecuada. Por mi propia experiencia creo que dentro de las administraciones hay personas ocupando puestos que no merecen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. es tanto el amor de los españoles por su tierra
    que los admiro
    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. hola angeles,precios tu tierra y con tanta historias que se esconden entre sus caminos y paisajes,me ha gustado mucho y lo he disfrutado tambien a este precioso pots.

    gracias por pasar a visitarme,un fuerte abrazo y feliz semana!!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Una entrada muy interesante.
    Un gran relato que me ha encantado.
    Un beso. Te deseo una feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. Tienes unas entradas fascinantes. Esta, en concreto, invita a conocer la zona.

    Como se que quieres mucho a mi querida Mª Camen, te dejo el texto que le he dedicado, para que participes en nuestra gran sinfonía hacia ella.
    Un beso
    (Soy Maite, amiga también de Mª Jesús)

    http://vientodepaz.blogspot.com.es/2016/06/cantico.html

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola Ángeles!!!

    ¡Que paseo más jugoso e interesante fui dando de tu mano, amiga! Por esos lares extremeños por ese mágico lugar lleno historia y encanto. Siento pena de estar lejos y no poder palparlo. Dichosa tú que puedes, y tienes la capacidad inmensa de plasmarlo para deleite de quienes te leemos. Gracias mil por tu buen hacer.

    Ha sido un inmenso placer pasearme por tus letras.
    Te dejo mi cálido abrazo, mi inmensa gratitud y estima.

    Se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
  20. Un relato maravilloso sobre el Valle Encantado, donde uno retrocede en el Tiempo encontrando restos de vida de seres que vivieron hace millones de años.
    La lástima es que la Junta de Extremadura no haga nada por mantener y conservar ese lugar de interés, sin duda, Patrimonio de Cultura de la Humanidad...Esperemos que los políticos cambien de actitud y sean consecuentes con los restos localizados, los analicen e investiguen adecuadamente.
    ¡¡¡Que bonita es nuestra Extremadura!!!
    Abrazos y Besines.

    ResponderEliminar
  21. Angeles, imagino lo que sentirías al descubrir ese valle encantado, lejos de la civilización y el ruido...Qué maravilla lo que nos cuentas, cuánta magia y energía se concentrará en ese lugar, que tuviste el privilegio de descubrir, amiga...Y es que te pasan cosas extraordinarias...Creo que son regalos de la vida. Todo lo que damos vuelve y tu has dado mucho como maestra y como ser humano. Mi felicitación y mi abrazo inmenso por hacernos partícipes de este relato original y genuino, Angeles.
    Mi abrazo y mi cariño.
    (Seguimos cerca de nuestra amiga argentina a través de Francisco. Ella es feliz de saber que la recordamos y la queremos)
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  22. Lo que daría yo por ver un dinosaurio. Qué espectaculares!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Gracias, Ángeles, por compartir con nosotros tan extraordinario hallazgo y, lástima que nuestras autoridades no se interesen y cuiden las maravillas de nuestra amada tierra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Como não é lucrativo, fica abandonado na gaveta. Bom, mas tem que insistir ou tentar outro País.
    Bjs

    ResponderEliminar
  25. Soy Volarela (Maite SR también). Te he comentado más arriba... Quería invitarte a ver y descargar el libro de nuestra querida amiga Mª del Cármen:
    http://volarela.blogspot.com.es/2016/06/gotas-de-jade-m-del-carmen-nazer-libro.html

    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  26. Soy Volarela (Maite SR también). Te he comentado más arriba... Quería invitarte a ver y descargar el libro de nuestra querida amiga Mª del Cármen:
    http://volarela.blogspot.com.es/2016/06/gotas-de-jade-m-del-carmen-nazer-libro.html

    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
  27. Aquí queda la dejadez de la Administración ante un hallazgo único, no se encuentran todos los días restos tan antiguos y tan poco habituales. Sin embargo en Extremadura se ha dado mucha importancia a la arqueología romana.
    Sigue disfrutando de esa zona y sé feliz en ella, ya sea paseando o buscando fósiles entre tan bellos paisajes.
    Un fuerte abrazo, amiga María Ángeles.
    Gracias por transmitir tus conocimientos.

    ResponderEliminar
  28. Tu relato como de costumbre, una maravilla.
    Me pongo en tu pellejo, en el momento que distes con esos huevos, tuvo que ser muy emocionante.
    Y las administraciones, como siempre; ¡una pena!.
    Enhorabuena, amiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Tu relato como de costumbre, una maravilla.
    Me pongo en tu pellejo, en el momento que distes con esos huevos, tuvo que ser muy emocionante.
    Y las administraciones, como siempre; ¡una pena!.
    Enhorabuena, amiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. A través de tus palabras me he transportado a ese valle encantado que tu tan bien relatas.
    Un hallazgo muy interesante lastima que nadie escuche, que vuestras palabras caigan en vacío.
    Felicidades por el hallazgo
    Un abrazo

    ResponderEliminar