jueves, 14 de abril de 2016

NEVADA DE ALADAS FLORES

Una vez al año y sólo por unos días, el Valle del Jerte (Cáceres ) ve como sus colinas aparecen nevadas de aladas flores blancas. 
 Cuándo comienzan a desaparecer las nieves de las cumbres, de las estribaciones de la sierra de Gredos, (Candelario, Tornantos, y San Bernabé ). Otro blanco se extiende por sus laderas, el blanco puro y aromático de la flor del cerezo, qué crece con lujuriosa belleza en todas las laderas de las sierras que bajan hasta el valle por dónde discurre el río Jerte de cristalinas aguas.
Este milagro es uno de los mejores regalos que la naturaleza nos puede ofrecer cada año, más de dos millones de cerezos, florecen al unísono abriendo sus flores de nata, formando un paraíso idílico de blanca pureza que ha sido declarado “Fiesta de Interés Turístico Nacional”.
 Y ocurre entre la última semana de marzo y la primera semana de abril, según hayan sido las heladas del invierno.
Los cerezos en flor, forman un paisaje de ensueño, con flores de nieve y diferentes gargantas de agua que nacen en las sierras y van a desembocar al río Jerte, afluente del aurífero Alagón y subafluente del “padre” Tajo.  
El agua mana a borbotones por sus gargantas y la vegetación surge espontanea en este paradisiaco lugar, donde la floración de los cerezos sólo ocurre unos 15 días al año, pero su belleza atrae a muchos turistas incluso de fuera de España, ya que en el mundo no existe otro lugar como éste.
Los hombres del Valle del Jerte aprendieron de los moriscos el secreto del regadío y bien se puede afirmar que han convertido un accidentado paisaje por su orografía, en una productiva huerta hecha en bancales qué suben desde la ribera del río hasta la alta sierra.
Esta maravilla surgió en el siglo XVII, cuándo una plaga en los castaños, qué eran la flora autóctona del lugar, acabó con muchos de ellos, lo que produjo la extensión máxima de los cerezos, qué continúan creciendo hasta nuestros días.  
Esta es la versión real de lo ocurrido. Después surgió la poética leyenda, qué está unida a su encanto nevado, produciendo sentimientos en el alma…
La leyenda, cuenta que un zar ruso, quiso buscar un refugio de descanso en el Valle del Jerte, (como nuestro emperador Carlos V en Yuste, monasterio que se puede visitar en este recorrido) Y para que su esposa no añorase las nieves de su amada Rusia, decidió simularlas una vez al año a través de las flores del cerezo. 
Ficción aparte, la presencia de los cerezos en el Valle del Jerte está ya documentada desde antes del siglo XVII, ya en el año 1352, emisarios del rey de Navarra relataron como era este maravilloso lugar, al qué compararon con el Paraiso Terrenal.
En declaraciones a Europa Press, Eugenio Rodríguez ha descrito la floración del cerezo como EL MAYOR JARDÍN DE ESPAÑA CUIDADO POR EL HOMBRE. 
Entre paisajes de cerezos, castaños, robles se conoce y se camina por la ruta de los antiguos cordeles de trazados medievales o por las bien conservadas calzadas de la época romana, y puentes renacentistas, todo ello dentro de las once mancomunidades del Valle del Jerte, qué comienzan en el puerto de Tornavacas, donde nace el río Jerte y termina en el Piornal, desde donde se obtienen las mejores fotografías del Valle.
Se calcula que más de 100.000 personas visitan cada año este despertar de los cerezos en flor. Con este motivo se organizan una serie de actividades conocidas por "PRIMAVERA Y CEREZO EN FLOR EN EL VALLE DEL JERTE". 
Se inician con la llegada de la primavera el 21 de marzo y finalizan el 3 de mayo. Dentro de estas actividades se celebra la Fiesta de Interés Turístico Nacional del Cerezo en Flor, dónde además se degustan productos de la tierra, hay cabrito, migas, calderetas, patatas revolcadas, sopas, jamón ibérico, buñuelos, charcutería, castañas cocinadas de varias formas y un delicioso licor llamado “gloria” el nombre lo dice ya todo.
Desde Madrid, el mejor camino para llegar, es salir por la autovía de Extremadura hasta Navalmoral de la Mata (180 Km) Y desde allí, coger la autovía de Portugal, hasta llegar a Plasencia (60 Km) y ya estás en el Valle del Jerte, unos 240Km en total.
¡El Valle del Jerte es un lugar de peregrinación obligada para todo aquel qué disfrute de la magia de la naturaleza y se identifique con ella, guardará en el ángel azul de la memoria todo lo qué ha visto y vivido, es la belleza al desnudo!

46 comentarios:

  1. La próxima vez que viaje o pase de camino al Valle del Jerte lo veré con otros ojos, me detendrá buscando tus palabras. Escribes y nos envuelves en ilusiones. Un abrazo Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ester por tus palabras, aunque pases cuando las cerezas comienzan a madurar, parecen que los árboles, en la lejanía el lugar donde cientos de amapolas han crecido encaramadas en los árboles, desde el valle a la montaña, siempre es un lugar de ensueño arrullado por el rumos del río Jerte.

      Un abrazo grande con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  2. Un estupendo reportaje de ese valle tan hermoso, mas aun con los cerezos en flor, he estado en varias ocasiones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Helio, pues si le has visto sobran las palabras... también es una gozada subir sierra arriba hacia los bancales más altos y desde allí contemplar el Valle, parece un paisaje impresionista que hubiese hechizado a Renoir y estaría plasmado en algun cuadro suyo.

      Gracias por visitar mi tierra. Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  3. Precioso, yo estuve hace dos años y aparte de los cerezos en sí que son una pasada, tiene muchos rincones para visitar. Todos los pueblos del valle tienen un escanto especial, tambien visitamos el valle de la vera que otro paraiso. El monasterio de Yuste, Cuacos es muy bonito, ect...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto lo que dices Sofía, porque ese recorrido está muy cercano. Todos los pueblos del Valle del Jerte, son preciosos, pero lo son más los de la Vera, es retroceder en una burbuja atemporal y sentir que has retrocedido en el tiempo. Yo te reomendaría visitar Garganta la Olla, con el lupanar de los soldados del Emperador Carlos V y el museo de la Inquisición que arerroriza por su realeza y la locura a la que se puede llegar con fanatismos.

      Un abrazo con cariño,
      Ángeles

      Eliminar
  4. Cuánta belleza, Angeles, desde mi humilde balcón, mis rosas de otoño están floreciendo a todo vapor, un pequeño consuelo, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUes te envío toda la floración de los cerezos del Jerte, cierra los ojos y respira el aroma de sus cerezos, al mismo tiempo que te sumerjes en un edén de árboles florecidos...

      Siento el color de tus flores de otoño y el cariño con que las cuidas.

      Un abrazo y feliz fin de semana.
      Ángeles

      Eliminar
  5. Qué hermoso!!! Ese lugar debe ser de ensueño, así tan bien presentado y destacado se siente muy cerca a pesar que nunca le veré...
    Gracias Ángeles por compartir esta belleza
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si puedes verlo stella... la relajación y la meditación nos lleva a los parajes que solo hemos visto en una fotografía, no se si conoces esta forma de viajar con la mente a los lugares que quieras y al mismo tiempo vivir y sentir en tu alma realidades lejanas a ti.

      Con mi cariño te envío cientos de pétalos de cerezos en flor, que como aladas mariposas llegan a tí.
      Ángeles

      Eliminar
  6. Angeles, deben nombrarte embajadora del valle del Jerte. Recuerdo que el año pasado también le dedicaste tu hermoso y sentido homenaje, que a todos nos cautivó...Qué ganas me han entrado de visitarlo y sentir la magia y la gloria que habita este valle florido y vivo...Realmente es un placer mirar las fotos y sentir tus letras, un hermoso trabajo, que te honra y honra al original y agraciado valle, amiga.
    Mi abrazo y mi cariño por tu buen hacer.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Mª Jesús, es cierto que me hechiza toda mi tierra y en todo encuentro belleza y paz. Me gusta perderme por esos lugares donde la Historia o la Naturaleza afloran desde el silencio, en catarats de una belleza sin mancillar.

      El Valle del Jerte te atrapa, porque entre su explendor, escuchas el rumos de las torrenteras que bajan entre las piedras, hasta el río Jerte, y escuchas el zumbido de las abejas libando el polen, es como si estuvieses en un país de magia donde hasta parece flotar en la lejanía... hadas jugando entre tules blancos y rosados.

      Mi cariño siempre y mi deseo de que estés mejor. Besos.
      Ángeles

      Eliminar
  7. Me ha encantado tu forma de describir esos sentimientos en flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Buscador por tus palabras, casi no existen palabras para expresar lo que ves, los aromas que emanan del lugar y los sonidos de armonías del fluir del río o las gargantas que bajan hasta él en un rumos cantarin que llena el aire.

      Un abrazo y feliz fin de semana

      Eliminar
  8. Preciosa entrada en la que unes historia, información y una descripción muy poética. Me ha gustado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ambar, gracias por llegar a mi espacio, esta entrada es mágica y por ello es dificil de captar todos los sentimientos que despiertan en el alma cuando te encuentras en el Valle del Jerte en plena floración de los cerezos, aromas, colores, susurros y paz, una paz de mieles que acaricia el alma.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  9. Hola Ángeles, un relato extremadamente maravilloso, no sólo por tus palabras y detalles sino por esas fotos que parecen sacadas desde los mismos cerezos. Alguien ha dicho que debian nombrarte Embajadora de relaciones públicas en la provincia de Cáceres , coincido con ella porque no creo que nadie sepa y que nos trasmite tanta belleza de toda tu Extremadura. Eres magistral.
    Un abrazo muy sincero Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias palabras al viento por tus palabras, sí lo ha dicho Mª Jesús, embajadora de Extremadura, si ya lo soy desde que comencé a sentir con mis poquitos años la belleza oculta que encontraba en todo. Mi primera escuela fue la Naturaleza al desnudo, y mis ansias de libertad me hacían recorrer sin miedo los lugares cercanos a mi hogar, y siempre volvía con algún animalillo ramo de flores o piedras bonitas que encontraba... y hoy, soy ya adulta y continúo buscando ese algo que me une a mi tierra.

      Mi cariño con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Lo es Marcos, es como un país donde la magia te atrapa y el alma se expande sin fronteras por un paisaje de ensueño, pero sobre todo hay que verlo para vivir en el alma lo que ese lugar pregona desde el silencio...

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  11. No hace tanto sacaron en la tele esa peregrinación de la que hablas. Personas de todas partes van a admirar y fotografiar el bello paisaje florido que ofrecen los cerezos al peregrino que sabe verlos.
    Y qué buenas las cerezas de allí, por cierto. Son las mejores!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hacen muchas veces Marinel, creo que la mayoría de los años, porque cuando al unísono florecen todos los cerezos, no ves la tierra ni los árboles, es un paisaje de megia y hechizo que no te cansas de ver, mires donde mires.
      Y las cerezas liego son fabulosas, parecen nectar de los dioses,

      Cariños con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  12. Hola Nienes, gracias por difundir con tanto gusto y tanto amor, las cosas tan bonitas que se encuentran en esta tierra tan hermosa, acompañadas de unas imágenes preciosas. Estuve hace unos años, pero no terminamos de llegar hasta el Valle del Jerte, estuvimos en el monasterio de Yuste, y visitando los pueblo de por allí cerca, sus calles y casa de piedra tan llenas de magias. Cuando voy al pueblo cada vez me da más pereza salir de allí, hay tanta vegetación por todos lado que lo único que te apetece es llenarte de ese manantial de energía. Y en vez en cuando subimos Arenas de San Pedro, para disfrutar de sus entorno y manantiales naturales, y darnos un paseo por la charca verde, que esta todo cubierto por vegetación, al dado del río Pelayo.
    Que tengas un gran día! Un grande y cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy Cristina, no te lo perdono que estando tan cerquita de tu pueblo el Valle del Jerte, no le hayas visto en plena floración, es un lugar único en el mundo, tiene más magia y belleza que la película de "Avatar" que me chiflan sus paisajes...

      Comprendo lo que dices cuando vas a tu pueblo, es llegar a casa y sentir en el alma que las paredes te acunan, que no han pasado los años y volvemos a ser esas niñas que jugando al corro, a la comba, al mike, lo teníamos todo... y vuelves a llenarte de toda esa energía.

      Mil gracias Cristina, por estar en el presente de mi vida, ha sido un regalo encontrarte. Te envío mi cariño con un gran abrazo.
      Nines

      Eliminar
  13. Es inenarrable la belleza de los Cerezos en flor del valle del Jerte, pero tú, con tu maestría, amor por esta nuestra hermosa tierra, y exquisita sensibilidad, lo narras magistral y poéticamente, amiga y paisana. Felicidades y besos. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto María, es casi imposible expresar con palabras toda la belleza que existe en ese lugar, en ese momento en el que florecen los cerezos...

      Me ocurre lo que a tí amiga, nuestra tierra la llevamos en el alma, en un rinconcito de amor y cuando hav¡blamos de ella, saltan chispas de luz como si fuesen fuegos artificiales en una eclosión de belleza y luz.

      Mi cariño siempre María con un gran abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  14. Que grandiosa historia, sin dudas que es un espectáculo el poder presenciar todo eso
    yo que tengo la posibilidad de ver mucha floración por quintas en los campos de mi país , me gozo de sus flores, cuanto más será ver tanta belleza junta...y da para leyendas y mas...muy bello todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magdeli, es un lugar de ensueño y magia, mires donde mires, solo ves hasta la alta sierra, las flores de los cerezos que parecen valsar al unísono, una danza ancestral de belleza y luz.

      Parece un lugar mítico, lleno de magia y que vas a ver aparecer entre los árboles... ese rayo de luna que inspiró a Becquer su leyenda, de una mujer etérea y hermosa de la que se enamoro Manrique.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  15. Hola,Ángeles, sería maravilloso el poder contemplar y admirar toda esa exuberante belleza del lugar en persona. Dichosos quienes lo han hecho.
    Un abrazo muy grande, gracias por avisarme. Y que tengas muy
    feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me equivoqué yo Sara, y creí que debía decírtelo. Gracias por ser y estar en mi espacio.
      El Valle del Jerte, con palabras es muy difícil describirlo, las fotografías lo hacen mejor, porque atrapas trozos de belleza, en sus paisajes llenos de magia.

      Mi cariño con un abrazo y feliz fin de semana.
      Ángeles

      Eliminar
  16. He tenido el privilegio de disfrutar en su día de ese maravilloso espectáculo de la naturaleza, y puedo asegurar que no es lo mismo verlo en fotografía, video o diapositiva que al natural, es impresionante.
    Un abrazo.
    PD. Muchísimas gracias Ángeles por tu comentario en mi blog, me ha emocionado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José, se lo acabo de decir a Sara, que no es lo mismo contarlo, o presentar unas imágenes que verlo al natural... el alma se expande y llega hasta límites de paz y armonías increibles. Como tu dices es impresionante.

      José, me encantó tu escrito, las musas te acompañan.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  17. Por fortuna, tuve el placer de disfrutar de esa belleza.

    Inolvidable.

    Un beso. Feliz domingo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amalia, me estoy llevando muchas alegrías con esta entrada, porque muchos de vosotros habéis visitado en Valle cuando está en plena floración, y todos teneis la misma impresión, ¡que es alucinante por su belleza!

      Me alegra saber que tienes este bello recuerdo en el alma.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  18. ¡Que hermoso Angeles ! Cuenta belleza para Alabar al Señor !! Pero tus palabras nos hace entrar en la contemplación de la hermosura que presentas.¡Preciosa flor de cerezo !
    ¡Gracias amiga ! Un abrazo inmenso !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Marian, en verdad es un lugar idílico, donde desde el silencio y la contemplación, surge una alabanza hacia el Creador, un lugar donde se respira la pureza, la luz y la paz.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  19. Una preciosidad querida amiga que bellas imágenes y que linda historia, lo de los ceresos simulando nieve una hermosa entrada es un gran placer leerte.

    Abrazos y cariños que tengas una hermosa semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gladys, de veras que es un lugar que no puedes olvidar después de haberle visto, porque son varios km, donde desde el valle a los bancales más altos, se cubre de nevadas flores de cerezos.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  20. Hola Ángeles:

    Ver esta estampa de florecidos cerezos, es un embeleso para los sentidos y para una mirada detenida. Que preciosidad de valle, amiga. Quien pudiera hacer una visita... Dichoso aquel que pueda.

    Ha sido un inmenso placer pasear por tus letras y cerezos.
    Te dejo mi gratitud y mi estima siempre.
    Un abrazo y se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina por tus palabras que me han emocionado. A veces no encuentro las palabras que puedan expresar lo que mi alma siente, y en esta entrada me ha ocurrido esto, vale más una imagen que mil palabras... y en las fotografías se puede apreciar la belleza, la infinita belleza que cubre el valle, desde la ribera del río, hasta los más altos bancales que hay a derecha e izquierda.

      Te envío mi cariño con pétalos de flores de cerezos.
      Ángeles

      Eliminar
  21. Que maravilla!!
    Es uno de los rincones que me gustaría visitar algún día.
    Es un placer visitarte, siempre tienes algo bello que contar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maripaz por las palabras que me dejas en el blog, es muy cierto que es una belleza de paisaje, donde solo escuchas los sonidos de la naturaleza, porque la admiración, no te deja ni hablar.

      Mi cariño con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  22. Que maravilla!!
    Es uno de los rincones que me gustaría visitar algún día.
    Es un placer visitarte, siempre tienes algo bello que contar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Waaaau, se repitió tu comentario, eso es que debo decirte que tienes que visitar esta maravilla, cuando los cerezos abran sus flores y sus pétalos valsen al viento en una danza de armonía y belleza.

      Un beso.
      Ángeles

      Eliminar
  23. Querida amiga, me gustaria poder disfrutar de tanta belleza como nos das con tus conocimientos y esas fotografias tan coloridas y expresivas.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Halconcien, ni mis palabras ni las fotografías pueden captar toda la belleza que surge en todo el Valle del Jerte, cuando florecen los cerezos, el alma queda extasiada y no sabes donde mirar, porque por todas partes te llega el aroma de las flores y el susurro del río fluyendo entre cuarcitas y grandes cantos rodados.

      No sé desde donde escribes, pero si es desde España, cuando puedas visita este lugar que es único.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar