martes, 15 de septiembre de 2015

¡ ME DUELES EN EL ALMA EXTREMADURA !

La tarde había sido una brasa de fuego, al atardecer, cuando ya el sol se escondía entre cirros escarlatas y púrpuras que coloreaban las calvas sierras, salimos al campo para beber del preludio que precede a la noche. 
Cuando en el silencio se escuchan susurros de vida, canta el búho entre las encinas y los grillos comienzan su armonioso concierto, en la Naturaleza sin contaminar… donde el alma se une al todo del Universo y se tejen los sueños
Fuimos a nadar al río, siempre me ha hechizado con sus riberas cuajadas de eneas y cañaverales que le acunan en un verdor de ensueños donde la brisa juega con su espuma en un ballet mágico de infinita belleza, con la sierra de Gredos como espectadora.
Por el camino, habíamos bajado la ventanilla del coche y los aromas conocidos iban llenándonos con una pureza de arreboles. 
¡Estaba en mi tierra y bebía del alma de su vida!
Nos desviamos de la carretera por un blanco camino de arena que lleva al río y bajamos del coche… un raro silencio nos acogió, había en el aire algo que no sabía precisar, no escuchaba el sonido que emiten los grillos en esa hora del atardecer, ni el sonido del búho cantando en la dehesa 
¡En el aire flotaba algo desconocido y ni siquiera vi a los toros, o las ovejas que a esa hora bajan a beber al río…no sabía que era, mas algo flotaba en el atardecer que silenciaba la vida!
Comencé a bajar al río por el escarpado talud que el fluir de las aguas durante siglos, ha escarbado en su cauce…¡me extrañó no ver el agua enseguida y continué bajando con un extraño presagio en el alma, y de pronto lo vi, no podía asimilarlo...
Me quedé quieta como hipnotizada en un horror sin nombre, el caudaloso río embalsado, casi no tenía agua, pero lo más hiriente, es que en sus resecas orillas, había centenares de peces muertos… eran carpas, lucios, tencas, truchas… había muchas piezas que pesarían tres o cuatro kilos, yo he pescado en ese lugar muchas veces y sabía lo que en sus aguas habitaba.
El olor era imposible de soportar nauseabundo y a muerte de varios días, un ejercito de moscas festejaban su banquete, era una autentica masacre, que me llenó los ojos de lágrimas… 
No sé cómo podían haber muerto esa cantidad de peces y continuasen pudriéndose al sol sin que nadie hubiese hecho nada por retirar sus despojos, con el móvil saqué las fotografías que dejo en esta entrada, no comprendía esta masacre, ni cómo podía haber ocurrido ¡era alucinante, horrible!
Pensé que quizá las elevadas temperaturas de los días pasados, había dejado sin agua al río embalsado, pero alguien más debió ver lo que había sucedido, si cuando yo fui, llevarían muertos varios días y continuaban allí.
¿Nadie se había dado cuenta de la muerte de centenares de peces y de un río sin agua?
¡No, no podía asimilar este abandono, quizá en otro lugar de España, se habría aireado este suceso, pero estaba en mi Extremadura...¡siempre la gran olvidada! ¿Dónde estaban los ecologistas defensores de la vida de los animales? ¿O es que esta masacre no era vendible?
¡Me llené de dolor, de impotencia…! ¿A quién importaban centenares de peces muertos y destruido todo un ecosistema? porque sí habían muerto los peces grandes, con más razón los pequeños alevines que siempre pululaban por sus orillas.
El daño ya se había hecho, no quedaba agua en el río, y solo un cementerio ocupaba el lugar que siempre fue un vergel…¡Pero el que continuasen pudriéndose al sol los peces... era desolador!
Solo las cercanas encinas, eran mudos testigos de este horror, la vida había huido del lugar, y el paisaje que yo guardaba en mi alma, había sido cubierto con una negra capa de muerte y lodo que me arañaba en dolor sin ninguna esperanza de vida. El silencio y un hedor horrible era lo único que habitaba en el lugar.
¡Me dolía el alma y lloré, lloré en soledad por la masacre de peces, y lo que había sido mi río que ahora era solo muerte y desolación! No sé si alguna vez este río podrá volver a ser lo que siempre fue… ahora solo es un cementerio de peces muertos que no parece importar a nadie.
¡Mi Extremadura me dueles en el alma!

56 comentarios:

  1. Una pena ver lo que muestran tus imágenes. Y lo peor de todo sin solución.
    Un beso Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Rafaela, el daño ecológico ya está hecho, de verdad que lloré de ver lo abandonada que está nuestra tierra y la masacre de peces pudriéndose al sol.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  2. Entre tus sentidas palabras y la cruda realidad de las fotografías , me he sentido herido en el alma, como herida queda esa querida y entrañable Tierra.
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me sentí yo Andrés, con una herida sangrante que dolía en el alma... es imposible que nadie hubiese hecho nada para al menos evitar infecciones en los animales que bajan a beber al río, pero estábamos en Extremadura, sí llega a ocurrir en otro lugar de España, se enteran hasta fuera de ella.

      Mi abazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  3. A todos nos duele Extremadura cuando perece, que pena de rió, pena de cementerio a la intemperie, y sin saber el motivo, adivinarlo duele mas.
    Un abrazo no es consuelo pero una palabrota tampoco. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Ester, que lo veía y no lo asimilaba, porque toda la ribera por donde un día corrió el agua, estaba llena de peces pudriéndose al sol.
      El motivo es doloroso, el abandono que tiene mi Extremadura con todas las cosas y lo que ocurre, todo son bonitas palabras en las elecciones... pero hacer... sí, llenarse los bolsillos.

      Un abrazo mi niña.
      Ángeles.

      Eliminar
  4. Siento de veras lo que nos muestras, Angeles...Esa muerte de tantos peces y ese abandono duele en el alma...Imagino lo que sentiste al ver tu bello río convertido en un seco cementerio...La naturaleza debería cuidarse más a menudo y no dejarla de lado...
    Te dejo mi abrazo grande y mi ánimo, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús el rio embalsado era una maravilla, es la segunda fotografía que he colocado en mi entrada, pero nunca jamás podría haberme imaginado este cementerio de peces pudriéndose al sol... me ha dejado herida el alma, de soledad, de abandono, de ver como tuvimos que emigrar de ella porque nadie hizo nada para paliar lo que ocurría, y lo peor de todo es que continua así.

      ¿Donde estaban los de Icona, que aparecen siempre pidiendo la licencia de pesca hasta niños pequeños? ¿Por qué permitieron morir a tantos peces, pudiendo haberlos rescatado y llevarlos a otro lugar?

      Yo he visto hacer esto con una laguna que había que secar, pera construir encima de ella, primero salvaron a los peces...
      No sé Mª Jesús, me sentí fatal y aún al recordarlo me duele el alma ¡no hay derecho a que nadie hubiese hecho nada!

      Un abrazo con todo mi cariño

      Eliminar
  5. Imágenes y texto que nos sobrecogen. Debiera haber una explicación, pudiera ser que se hubiesen asfixiado por exceso de peces y falta de agua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé Marcos, que causó la muerte de centenares de peces, quedando aún algo de agua, quizá el sol calentó demasiado el agua y alteró el oxígeno de ella y por eso murieron.

      Era horrible, imposible de olvidar, era todo vida y de pronto se tornó en un cementerio. Y no, ho había muchos peces, porque el río tiene mucha longitud, y había lugar para cientos más, era un paraiso, que alguna serpiente terminó con él.

      Un abrazo con cariño.

      Eliminar
  6. Ángeles no tengo palabras para definir o buscar una explicación a todo esto, calor mucho en este verano, pero ¿dónde estaban ?, la sociedad de pescadores, o es que nunca fueron a pescar en ese rio, y los de Icona, tampoco, o sólo van a revisar si tienes licencia o nó para poder pescar. Creo que es de verguenza la perdida de esa cantidad de peces y pasará mucho tiempo para que tu rio se recupere.
    Unas bellas imágenes pero llenas de mucha tristeza.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola palabras al viento, tus palabras son muy ciertas, no sé si este río se recuperará alguna vez, de agua sí, con las lluvias y el manantial de su nacimiento, lo que no se va a recuperar son los peces muertos, que algunos pesaban hasta 3 ó 4 Kg, yo he pescado allí y sé lo he habitaba en sus aguas, esos peces deben haber tardado años en alcanzar ese tamaño, y ahora no queda nada.

      Un abrazo amigo.
      Ángeles.

      Eliminar
  7. Comparto tu dolor ¿qué ha podido pasar? exceso de calor, falta de aguas, llevamos muchos meses de sequía, pero aun así, podían haber retirado los peces muertos, y evitar así la pestilencia y la horrible imagen de sensación absoluta de abandono, de falta de sensibilidad por todo lo que atañe al medio ambiente.

    Un abrazo. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María si tú sabes lo que ocurre en nuestra tierra, un abandono total hacia ella, esta masacre se podía haber evitado sí se hubiese querido. y ya que no se hizo, al menos retirar los peces muertos, que podrían estar causando infecciones en los animales que aún bajaban a beber del poco agua que había.

      María, aún tengo mucho dolor en el alma y las imágenes que vi, no creo que las pueda olvidar.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  8. Siempre que te visito me voy con el alma invadida de paz , asombro por tus relatos, pero nunca llena de dolor como en esta ocasión.
    Las fotografías que nos muestras causan un dolor intenso, como puede quedarse un río sin vida y sin agua de repente.
    No entiendo lo que ha pasado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina, creo que estas imágenes impactan a cualquiera, son de dolor intenso, porque no concibes como puede haber ocurrido algo así, y con el abandono y la soledad que implica el ver la vida hecha muerte, es doloroso.

      Aprovecho para darte las gracias Marina, por el inmenso favor que me has hecho con la dirección que me enviaste. Es que ha sido una cadena de personas, cuando algunas han visto lo que he hecho... la dirección ha ido de unas a otras y gracias a ti, creo que la tienda debería haberte dado un porcentaje por las personas que han comprado en ella ultimamente. Gracias desde el corazón.

      Un abrazo con mi cariño

      Eliminar
  9. Es tristísimo semejante abandono, tal indiferencia y desolación.
    Me indignan estas cosas teniendo como tenemos un regimiento de políticos que sacan raps, por ejemplo, como el presidente de allí, creo recordar. Hacen mítines con palabras grandilocuentes mientras dan la espalda a la realidad. Todos, todos son iguales.
    Penoso.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marinel, sí es muy triste, además todo el cauce que se podía ver, estaba lleno en sus orillas de peces muertos. Y creo que tienes razón, que los políticos tienen mucha culpa de ello, prometen y prometen, pero luego que alcanzan el poder, se olvidan de sus promesas.

      No comprendo como han podido dejar que ocurra todo esto que llaga el alma de cualquiera que sienta amor por la Naturaleza y la vida de los animales... ¡Además los peces llevarían varios días al sol, el olor era insoportable, y el ejercito de moscas insufrible.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  10. Me has dejado anonadado. Las fotos son clarificadoras y estremecedoras. Una pena. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Felipe, una vision que llaga el alma y un abandono total, lleno de soledad ante esta masacre de peces muertos. No ha importado a nadie, no se ha publicado en ningún periódico, ni siquiera se habían retirado del lugar los peces muertos, con las infecciones que pudiesen propagar... ¡Me duele en el alma mi Extremadura!

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles.

      Eliminar
  11. Ángeles, me dejaste sin palabra, porque no creo que haya nada que pueda justificar este desastre, y tanta desolación. Sea por el calor o porque todavía no somos responsables de nosotros mismo, como para serlo con el medio ambiente. Digo yo, que no hay nadie que retire los restos de los peces muertos a la mayor brevedad posible para evitar infecciones en las personas que van a pescar o en los animales que beben del pantano. Imagino como te quedaste, las imágenes hablan por si mismas.
    Muchísimas gracias por todas las muestra de cariño, y por tu compañía.
    Un cariñoso abrazo de luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que dices es cierto Cristina, al menos haber retirado ese foco de infección, ya murieron los peces, yo no sé el motivo, pero el ver destruido un ecosistema, que era un gozo, duele y mucho.
      Y allí mismo lloré, de soledad, de abandono, de impotencia... nos tuvimos que ir nada más hacer con el móvil las fotografias, porque el olor era insoportable... y si les mirabas de cerca peor, porque a muchos les faltaban los ojos y era horroroso.

      Mi abrazo también para ti, con todo mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
    2. Ángeles, gracias por tu comentario y por tu información. Solo decirte que desde ya, yo
      también me uno a esta cadena de luz... Desde corazón a corazón, y cada uno que responda en función de su frecuencia vibratoria, y en función de su mayor bien.
      Un inmenso abrazo de luz.

      Eliminar
    3. Gracias Cristina porque sé que lo harás, ojalá llegue el día que la cadena Universal, una a millones de personas, porque la unión en cualquier cosa, hace la fuerza, y esta fuerza es de amor y luz y todos estamos convencidos que se están moviendo grandes energías y hay cambios a nivel mundial.

      Como siempre, mi abrazo de luz.
      Ángeles

      Eliminar
  12. Que pena encontrar esas imágenes en lo que debía de ser un lugar de vida. No tengo palabras me ha llenado el alma de tristeza.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Ilesín, no se puede explicar con palabras los sentimientos de dolor, rabia e impotencia que sentí, sí y lloré, lloré desde el alma, porque las imágenes que hicimos con el móvil, captan la masacre, pero el olor a pocrido y muerte... estaban en el aire, en la tierra y hasta pegadas a nuestra ropa.

      mi abrazo con carño y brisas de esperanzas.
      Ángeles

      Eliminar
  13. Me gustan mucho los ríos, sobre todo los que no son muy caudalosos. Tienen algo de misterio y mucho de belleza, el cantarín murmullo y las minúsculas cataratas, el verdin de las piedras y ovas,la vida que en él se encierra. Soy de tierra de Xanas, de molinos que otrora funcionaban, de mazos y batanes. Si, me gustan mucho los ríos, hoy sin agua, contaminados y que hieden. Una pena.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Alfredo, los ríos que parecen entonar una canción de vida en su fluir, enamoran el alma, yo personalmente me gusta mucho descalzarme, sentarme en su ribera y soñar con la blanca espuma que borda rosas de agua.

      Este cementerio de peces, nunca jamas y soy una enamorada de la naturaleza, le había visto. Todo era silencio y soledad.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  14. Muy triste Ángeles con lo que nos cuentas y las fotos tan desanimadas que nos muestras. Es algo penoso, que con las maravillas que tenemos en este país, se deben abandonar de esa forma tan infame. Conozco algo de Extremadura, y lo que visité hace años era realmente bello. En otras cosas más dramáticas se debería preocupar la gente, y no de tratar prohibir tantas, como en el caso de los toros. Hay cosas mucho más serias y lamentables, por las que pelear.

    Gracias como siempre por tus comentarios y besos Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, Extremadura está llena de belleza y de historia, yo la he recorrido en muchas ocasiones y rie el alma cuando encuentras rincones vírgenes que nadie ha pisado, o lugares donde la historia dejó su firma...
      Lo que ocurre es que el extremeño siempre, siempre ha estado sometido a poderosos y no sabemos defender lo que es nuestro.

      Decían que era la tierra donde nacían los dioses y así es pero fuera de ella, porque en ella nos amordazan y el silencio es nuestra única arma, porque por ejemplo de esta masacre no se ha hablado nada.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  15. QUERIDA ANGELES ... SIEMPRE ME GUSTARON LOS RIOS Y TODO LO QUE HUELE A NATURALEZA Y ES UNA VERDADERA PENA EL VERLO A SÍ... YO COMO NO LO TENGO ...TENGO EL MAR... QUE NO ES POCO...SOMOS ALGUNOS TAN INSENSIBLES A MUCHAS COSAS QUE RESULTA MUY TRISTE A VECES LA VIDA QUE NOS HA TOCADO VIVIR... TE DESEO UN FELIZ OTOÑO QUE PRONTO VA A COMENZAR ,,, UN ABRAZO ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchita, a mí me ocurre igual, amo a la Naturaleza y a todo lo que hay en ella, me encanta salir a ella y sentir la caricia del viento en mi cara, los aromas conocidos, las plantas que florecen en cada estación y abrazarme a los árboles a los que considero desde pequeña mis amigos...

      Por eso este cementerio de peces en un río que era vida, me ha dejado un inmenso dolor en el alma.

      Un abrazo de oso y brisas de felicidad.
      Ángeles

      Eliminar
  16. Mi querida Ángeles.
    El final me ha cogido por sorpresa, que belleza disfrutar de ese paseo hasta llegar al trste desolado río, donde su caudal original era fuente de vida.
    Es muy triste que estas cosas ocurran.
    Un buen domingo y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Ambar, eso nos pasó a nosotros, íbamos bajando hacia el río con un raro silencio porque ni las chicharras cantaban... y de pronto nos atrapó este desolador paisaje, que era todo vida, como he puesto en la imagen 3 de esta entrada...

      Ha habido un silencio total sobre esta masacre, ni los periódicoa locales, ni la radio local han dicho nada de ello... y a mí personalmente me llora el alma este abandono y esta dejadez.

      Un abrazo con cariño y feliz domingo.
      Ángeles.

      Eliminar
  17. Es un relato hermoso pero desconsolador y triste a la vez. Angeles no puedo imaginarme como te quedarias y lo que tu corazón sentiría en ese momento, pero tuvo que ser terrorífico. Espero que pronto puedas volver a ese río que muchas veces te habrá dado mucha paz.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola halconcien, este era uno de mis rincones preferidos, hay miriadas de encinas en su entorno y su tronco rugoso me deja en el alma un gozo inmenso... y luego estaba el río, con un ecosistema donde conviven una miriada de animales, incluso los visones que se escaparon hace unos años de una granja de Madrid, cuando unos ecologistas rompieron sus vallas de protección y ellos escaparon, pues allí se han asentado y puedes verlos correr por sus orillas con una agilidad y belleza inmensa.

      Un abrazo con cariño y gracias por tu respuesta halconcien.
      Ángeles.

      Eliminar
  18. Comparto tu estado de animo. Por otra parte no puedo evitar preguntarme si dejar pudrirse tantos cadáveres de peces acarreara consecuencias de insalubridad para toda la cuenca. Por no mencionar si la causa puede afectar al ser humano también. Del ecosistema nosotros, los hombres, uno somos un ente aislado.
    Lejos, en el Pantano de la Cuerda del Pozo, en Soria, ha habido masivas muertes de peces (percas, creo). Ignoro por qué.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es muy cierto dafd, eran un foco de infección, pudriéndose al sol, porque el olor era insoportable, yo me acerqué hasta ellos para sacer con el movil las fotografías y había truchas, cucios, carpas... y muchos de los peces, con 3 ó 4 Kg de peso.

      Yo tampoco sé el motivo de estas muertes, aunque creo que sería por el excesivo calentamiento del poco agua que quedaba en el río que se cocieron en ella, no sé, lo cierto es que de este suceso nadie ha dicho nada y duele el alma al ver esta soledad y abandono en la tierra que amas.

      Un abrazo con cariño y feliz domingo.
      Ángeles

      Eliminar
  19. Comparto tu estado de animo. Por otra parte no puedo evitar preguntarme si dejar pudrirse tantos cadáveres de peces acarreara consecuencias de insalubridad para toda la cuenca. Por no mencionar si la causa puede afectar al ser humano también. Del ecosistema nosotros, los hombres, uno somos un ente aislado.
    Lejos, en el Pantano de la Cuerda del Pozo, en Soria, ha habido masivas muertes de peces (percas, creo). Ignoro por qué.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se dupica un mensaje yo creo que no es por casualidad, es que algo quiere que se repita para dejar muy claro lo que ha ocurrido...

      Una masacre de miles de peces que se perdían en la lejanía de las riberas del río... con miriadas de moscas, moscones y puede que incluso algún otro depredador más grande que debió huir al acercarnos nosotros.

      Dolor, incomprensión y abandono total de cadáveres pudriéndose al sol.

      Un abrazo y feliz domingo.
      Ángeles

      Eliminar
  20. Respuestas
    1. Así es Angelines, imagina tu verde valle convertido en un suspiro en un cementerio sin vida ninguna, era imposible de asimilar, solo el dolor y las lágrimas de impotencia, salían de mi alma.

      Mi cariño con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  21. Es una pena que Extremadura tenga estos problemas con lo maravillosa que es.
    un abrazo
    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola fus, claro que Extremadura es muy hermosa y está llena de lugares impensables, pero siempre nos han silenciado aquellos que tienen los bolsillos llenos de dinero. Porque mayor destrucción que se ha realizado con la isla de Valdecañas sobre el río Tajo, que era un espacio protegido, intocable y reserva de la Biosfera... los políticos de turno, cambiaron la ley del suelo sin contar con los extremeños y construyeron allí un micro paraíso, que en su día salió que debería ser destruído, pero están los mayores capitales de España allí y parte de la nobleza... muy, muy cerquita a nuestro Rey Felipe VI...¡ Poderoso caballero es don dinero!

      Un abrazo y feliz domingo.
      Ángeles

      Eliminar
  22. Imagino tu dolor y tu impotencia, eso es lo que se siente en esos momentos; impotencia.
    La fata de agua pudo provocar la muerte masiva y también alguna contaminación del agua.

    Aquí en Buenos Aires solía suceder en el río de la plata que las fabricas contaminaban el agua y los peces morian. Ahora el tema se ha calmado.

    Un abrazo a tu dolor.

    mariarosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, así fue, fue dolor, rabia, impotencia, soledad, y una angustia en el alma. Nunca jamás había visto algo semejante. La falta de agua y un sobrecalientamiento de la poca que quedaba, pudo ser la causa, a ese río no vierte nada que lo contamine porque su agua se utiliza para el regadío de hortalizas y árboles frutales, por eso la causa debió ser otra, pero lo lamentable es que nadie hubiese retirado los miles de peces muertos, que eran un foco de infección y al ser comidos por otros depredadores, se ha podido extender por otros lugares.

      Mi cariño y un fuerte abrazo hasta tu Buenos Aires querido.
      Ángeles

      Eliminar
  23. Somos todavía tan necios....cuándo aprenderemos?
    Paz
    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No aprendemos Isaac, somos tan egocentristas, que algo en nuestro ADN ha fallado... ¿Por qué?

      Un gran abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  24. Somos todavía tan necios....cuándo aprenderemos?
    Paz
    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isaac y aquí son peces los que han muerto...¿ y qué ocurre con esas imágenes de hombres muertos bañados en sangre que pone la TV...?

      ¿Si no hay piedad para esos muertos humanos, la va haber para unos peces?

      Para pensar en lo que nos estamos convirtiendo.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  25. Mi querida amiga, tu historia es estremecedora, qué habrá hecho ti tierra para que ocurran esas cosas tan perjudiciales para la fauna, para el medio ambiente y las personas. ¿Dónde estaban esas personas que tanto hablan del MEDIO AMBIENTE?.
    Siento el suceso y ojalá no vuelva a ocurrir.
    Un abrazo muy fuerte-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Letras de papel, he tardado en responderos a casi todos, porque no he podido entrar a mi ordenador.
      Han pasado los días, pero al volver a ver estas imágenes, algo se rompe en el alma...es tristeza, abandono y un amor roto por algo tan bello como era este lugar... la imagen 3 de esta entrada es como era antes de esta catástrofe.

      Un abrazo y feliz domingo.
      Ángeles

      Eliminar
  26. Muy bien dicho, querida Mª Ángeles. Me alegra volver a tu casa pero me disgusta la pena de esta historia real. Veremos si hacen caso con esta denuncia bloguera o si tampoco se enteran. Esperemos que pronto vuelva a ser ese río, el que siempre has soñado.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi niña, qué alegría saber de ti... No, no han hecho ningún caso, ni con esta denuncia bloguera, los dos periódicos locales del pueblo, el HOY de EXtremadura y las emisoras de radio o TV, no han mencionado nada...

      El río podrá recuperar su agua, pero los peces muertos no la vida, porque si han muerto los grandes, imagina los alevines que nadaban por sus orillas y es que continuo diciendo siempre lo mismo. ¡Extremadura es la región más olvidada de España, menos cuando hay que conseguir votos para gobernar los diferentes partidos...! Me duele mucho mi tierra Loli, su abandono, sus injusticias, la compra de todo por aquellos que tienen el capital...

      Un gran abrazo desde un lugar del corazón.
      Ángeles

      Eliminar
  27. Un relato que duele, el hombre destruye las cosas más bellas de la naturaleza y cuando quiere reparar los daños ya es demasiado tarde.
    Un gusto llegar a tu blog y leerte.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  28. Es muy cierto lo que dices, aquí sí se hizo una horrible masacre que a nadie pareció importar, los peces llevaban varios días al sol, pudriéndose y quizá generando una cadena de infecciones en los animales que los devoraban.

    Un abrazo con mi cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar