jueves, 21 de enero de 2016

¡ MI REGALO DE ESTRELLAS !

Entre los primeros recuerdos de esta mi vida, están los cielos estrellados como lo más hermoso que veía… durante todo el día había sido como un gorrión caído del nido, con mi bote de hojalata lleno de caracoles al que solo dejaba a la hora de irme a dormir, recorriendo las callejas de Malhincada y jugando con mariquitas, mariposas, y alguna ranita verde que siempre tenía porque me las traía Paco el cabreroHablando a los troncos de los árboles abrazada a ellos y hasta les preguntaba como estaban todos los animalillos que creía que vivían allí...
También ¡parloteaba siempre con cualquier flor, a las que siempre llamaba primero “señorita”… amapolas, margaritas, magarzas, molinillos de dientes de león, chupamieles…
Era inmensamente feliz, tenía toda mi imaginación a mi alrededor y el cariño de las personas que vivían en las huertas, pero la magia era cuando mi padre regresaba a casa, después de todo un día de trabajo en el Ejido…
Me abrazaba a sus piernas y ya sí que lo tenía todo, su aroma era especial y aún continúa conmigo… después de asearse y cenar se sentaba al fresco como él decía y yo corría a refugiarme en sus brazos mientras me llovían cataratas de besos y cosquillas...¡ y me llenaba de sueños, magia, amor y respeto a toda la naturaleza...!
¡Y después me quedaba mirando siempre al cielo donde refulgían las estrellas, era un hechizo contemplar extasiada el cielo estrellado, con su manto de terciopelo donde parpadeaban miles de estrellas como diamantes...!
 Y de pronto... ¡la estela de luz más brillante de una estrella fugaz que me acariciaba y hechizaba por la pureza de su rastro...! y así me dormía casi siempre entre los brazos de mi padre y ese maravilloso cielo que me parecía mágico!
Aprendí muy pronto a conocer a muchas por sus nombres, yo quería tocarlas con mis manos y mi padre me decía que algún día si era muy buena, las podría tocar...¡ era mi gran sueño ! hoy las recuerdo como vitaminas de luz, que anidaron por siempre en un lugar de mi alma en cálidos destellos de sentimientos, y me han hecho ser lo que hoy soy...
Una noche mi padre me contó una historia maravillosa que está guardada en la cuna del alma.
Me dijo que cuando nacemos, a todos los hombres nos regala el Buen Dios, un trocito de cielo lleno de estrellas... ¡es el regalo de nuestra vida...!y nos acompañará por siempre mientras estemos vivos en este planeta azul, que es la Tierra.. 
En él vemos estrellas muy brillantes... ¡son las personas que nos quieren mucho, de corazón, con un amor hermoso, generoso y grande...!
 ( Y yo contestaba tú, Eusebia, Feipe, el tío Poleo…la burra Sabina, Paco el cabrero...) intentando recordar quien me quería mucho…
También hay estrellas que brillan menos... y ahí yo volvía a decir nombres… Son las personas que tenemos cerca de nosotros, pero su amor es algo más pequeño... 
(Y aquí no fallaba y siempre decía Valentina la Calva, y sus perros "ladradosos", que me quiere poco, no me dejan que vaya a su huerta (pobre mujer, ella temía que me cayese a un pozo y por eso me regañaba siempre cuando aparecía de repente por alguna vereda de su huerta)
Luego hay estrellas que vemos desaparecer sin dejar ningún rastro, son las personas que desaparecen de nuestras vidas sin dejar ninguna huella linda de sus pasos (Mi Sargento que no me gusta nada, nada, tiene una pistola que mata...y no me habla) era un guardia civil al que temía por su uniforme, su gran bigote, una voz de trueno y su pistola, que iba alguna vez a la huerta de su suegra.. y yo corría a esconderme cuando le veía.
... Otras nuevas estrellas vuelven a brillar en nuestro trozo de cielo y nos deslumbran con su luz... Son nuevos amigos o familiares que llegan a nosotros, y con ellos volvemos a compartir parte de nuestra vida... 
 Y luego, tenemos algunas estrellas muy lejanas como una huella de luz que siempre brillan igual, aunque estén muy lejos...Son las personas que nos han querido mucho, y han regresado a su verdadero hogar, desde donde nos continúan queriendo y cuidando de nosotros...! (aquí ya casi estaba dormida…)
Hoy después de los años pasados, me continúa atrapando un cielo lleno de estrellas, la serenidad de su belleza, la pureza que emana de él... 
Y me pierdo en la noche para volver a sentir esos anhelos que me acarician el alma... en sentimiento infinitos... ¡es como recordar el eco de una lejana llamada que me susurra al alma, no sé qué sentimientos que me envuelven en lo mágico de mi infancia... de las estrellas de mi vida...
¡Y me gusta saber y contemplar mi trozo de cielo y ver...que mi regalo continua estando ahí...!

33 comentarios:

  1. Los cielos estrellados nos hablan de momentos vividos, de sueños anhelados y de promesas lanzadas, pero también de amor y esperanza. Muy bello tu relato.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ilesín por tus palabras, es muy cierto lo que afirmas mirar el cielo estrellado siempre ha sido algo mágico para todas las culturas que nos han precedido, y continúa siendo así.

      Yo creo que es como si intuyéramos que nuestro cerdadero hogar, está entre ellas.

      Mi cariño con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  2. Mi querida Angeles, ya estoy de nuevo con vosotros. Gracias por tus mensajes de cariño, también yo os he echado de menos y os he recordado en el fin del mundo...Por unos momentos me hice niña contigo y en los brazos de mi padre miré al cielo y descubrí su magia, su misterio y sus mensajes de amor, que continuamente nos envía...Nuestro espíritu debe ascender por encima de la materia y seguir soñando, alzando el vuelo y superando tristezas y caídas...Ha sido un placer volver a leerte después de todo un mes lejos de España...Y ¿Sabes una cosa...? Mi nieta tiene ese piquito en los labios, que le dejaron los ángeles para que guardara silencio, pero sus preciosos ojos la delatan...Te dejo mi abrazo inmenso y mi cariño, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy, Mª Jesús, que alegría que hayas regresado con el alma rebosando felicidad por tu pequeña Sofía...¿ves como te dije la huella de su ángel en los lábios? sí, pero sus ojos los delatan siempre, ya sabes que tienes el cielo muy cerquita de ti.
      Deseo que tus rodillas te hayan dejado vivir a tope esta esperiencia... ¿A que la pequeña Sofía es una droga de la que no te vas a curar nunca?

      Cuánto me alegro mi amiga de tu felicidad, van a ser tus mejores vitaminas y tu San...(para adelante siempre)pensando en ella, porque tener una nieta es un maravilloso regalo que nos da la vida.

      Gracias por tus palabras, como siempre llenas de luz.
      Te quiero y te envio un fuerte abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  3. Hola Nines, es una entrada llena de sentimientos belleza y sensibilidad. Cuando observamos un cielo estrellado, nuestra alma se expande, y dentro de nosotros resuena la verdad de quien realmente somos, y sentimos esa ausencia del hogar. Nada puede separarnos los unos de los otros, somos amor, somos vida, y en ese espacio sabemos que todos somos familia. Siempre es un placer, disfrutar de la sensibilidad de tus preciosas letras.
    Amiga, cariñoso y un inmenso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristina no sé cual debió ser el lazo que tuvimos en otra vida (sí es que existe la reencarnación) pero ahora cuando te leo, es como si yo misma hubiese escrito esas palabras, creo como tú, que nuestro verdadero hogar, no es este, sino que está en un lugar entre las estrellas, por eso esa maravillosa alegría y felicidad, cuando contemplamos un cielo lleno de estrellas.

      Y busco esos cielos, como un hambriento el pan, ellos me dan una paz infinita y son vitaminas de luz que me ayudan en momentos grises.

      Mi cariño siempre, con un gran abrazo lleno de polvo de estrellas.
      Nines

      Eliminar
  4. ¡Maravillosos tus recuerdos!
    No se pueden decir mejor las cosas que como tu las has contado.
    Las que hemos vivido siempre en ciudades grandes no hemos tenido tu suerte, aunque aquí en verano, mi padre también salía a tomar el fresco y nos contaba cuentos maravillosos, y, al vivir en las afueras, también veíamos las estrellas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mª de los Ángeles por tus palabras... siempre que puedo cuando voy a mi pueblo, me quedo dormida bajo el manto estrellado de la noche, aunque la brisa fría que precede al amanecer, me hace entrar en casa con el frío pegado a mi cuerpo, pero esa sensación también es maravillosa.

      Creo que un día tú también un día volverás a ver los cielos estrellados de tu infancia.

      Cariños con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  5. Que recuerdos más maravillosos de niñez, como esos recuerdos, nada de nada. Te ha quedado bordado, es precioso y te felicito por ello. Además las imágenes con esos cielos estrellados quedan de lujo. Porque entre otras cosas, hasta eso ha cambiado, y ni los cielos por la contaminación, son tan estrellados como lo eran antes. Yo aquí en Valencia, un cielo estrellado por completo, creo que hace mucho tiempo que no lo veo.

    Besos Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Rafa, mis recuerdos infantiles de las noches estrelladas, nunca los he perdido, aunque mis padres emigraron a Madrid, yo siempre que he podido me iba a mi pueblo, incluso en las vacaciones de Navidad, con el frío que hace, he ido buscando el recuerdo de los cielos de mi infancia y creo que en invierno en las noches sin nubes, aún se ven más claras que en verano.

      Tengo una amiga escritora, valenciana que ha venido a nuestra casa del pueblo y se ha enamorado de estos cielos nocturnos y me decía lo que tú dices que en Valencia, nunca había visto noches así... me lo repite muchas veces, se enamoró de ellos.

      Un gran abrazo Rafa con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  6. Una preciosa historia la que te contaba tu padre, ahora ya sabemos a quien te pareces con ese alma tan pura y tierna que tienes. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil Ester por tus palabras, es cierto que mis raices y amor a la Naturaleza me la dio mi padre, incluso los compañeros que labraban con él, yo era la única niña que había allí y cada uno me expresaba su cariño de diferentes formas, todas llenas de luz.

      Y hoy les recuerdo como personas maravillosas, íntegras y honestas sin dobleces ni mentiras... La mayor herencia que me ha podido dejar mi padre, son sus mismos valores y su integridad de persona para caminar por la vida.

      Un abrazo grandote y besos con brillos de estrellas.
      Ángeles

      Eliminar
  7. Maravillosa entrada la tuya, en letras e imágenes que me ha fascinado de principio a fin.

    Preciosa historia la que tu padre te contaba porque, no hay regalo más mágico y hermoso que el trozo de cielo estrellado que comenzamos a ver y a admirar absortas desde nuestra más tierna infancia.

    Felicidades y besos. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria, los cielos de nuestra Extremadura son únicos las estrellas brillan como diamantes de fulgurante explendor y si te echas en el suelo sobre la tierra, notas la energía de esta y la del cielo...es una auténtica droga.

      Esta costumbre se la he contagiado a mi familia del pueblo y este verano una pequeñaja de 3 años, hija de una prima la dice... ¿Oyes cuando va a venir tu prima la contadora de estrellas? Dios, ni su madre ni yo creíamos que la niña me recordase del año pasado (con 2 años) cuando en la lluvia de las Espérides del 12 de agosto del año pasado contemplábamos la lluvia de estrellas ¡y ella lo recordaba !ya tienen poder el brillo de las estrellas!

      Mi cariño con un gran abrazo María.
      Ángeles

      Eliminar
  8. Una hermosa historia. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angelines por tus palabras, creo que en el lugar donde tú vives también habrás visto cielos maravillosos que acarician el alma.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  9. Ángeles, de las personas queridas que se han ido guardamos recuerdos invalorables, me pasa también con mi papá, es que las nenas tenemos debilidad por ellos, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuanta verdad hay en tus palabras Mª Cristina, la ausencia que nos dejan en el alma es imperededera y no se va nunca de ese trocito del alma donde están nuestros más bellos recuerdos.

      Cariños con brisas de estrellas.
      Ángeles

      Eliminar
  10. Me ha parecido precioso Angeles, y me siento identificado porque me trae recuerdos de niñez. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe por tus palabras, yo creo que en esta etapa de los niños, es cuando se siembran las semillas que arraigarán por siempre en el alma y les harán ser como son. La infancia es vital para un niño si queremos personas integras y buenas.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  11. Mi queridísima Angeles.
    Maravillosa historia. Esa niña me mata de amor. Yo la veo ovillada en un rinconcito de tu corazón porque se te parece mucho. Tiene tu sensibilidad y tu magia. Cobíjala y no la dejes ir. NUNCA.
    Desde mi corazón todo mi cariño.
    Eres un sol e iluminas toda la blogosfera.
    Mil besos y un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mª del Carmen, esa niña está en mi alma y sale muchas veces y en muchas ocasiones, llenándome de luz, fantasiás y amor. No creo que se vaya nunca, he vivido los momentos más negros que como mujer se pueden vivir...y esa niña me hizo volver a mirar el cielo y ver que mis manos estaban llenas de cosas bellas.

      Un abrazo muy, muy grade desde un lugar del corazón. Te quiero mucho.
      Ángeles

      Eliminar
  12. Mi Luna le manda un rico beso lamida a TU Luna
    y le desea feliz cumple. Y yo también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Luna esta ahora más mimosa que un mazapán, no lo he dicho por ningun sitio, solo en privados a algunos amigos, me tienen que volver a operar de la rodilla, mañana me hacen el preoperatorio y creo que será muy pronto. Estoy muy triste y no me puedo mover y ella sabe que algo me pasa, solo quiere que la tenga cogida en brazos y la achuche a besos, son pedacitos de cielo Mª del Carmen.

      Ella también manda a tu Luna lametones de cariño, incluso la deja jugar con sus juquetes que son intocables, porque eso si, tiene una auténtica posesión por ellos y no nos deja ni tocárselos.

      MIles de besos para ti Mª del Carmen.
      Ángeles

      Eliminar
  13. ¡que bien reflejas una infancia intensa que te ha dejado marcada! ¡un gusto Ángeles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es LAO, mi infancia me ha marcado con unas vivencias increibles, llenas de amor, libertad, luz, amor a la Naturaleza y a todo lo que hay en ella... y son en parte responsables de la persona que hoy soy porque me he hecho adulta con esos mismos valores elevados al cuadrado.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  14. Es curioso que todas las civilizaciones miraran al cielo lleno de estrellas y que desde el principio todos los pueblos hayan querido bautizar a aquellos astros. Puede que, en el fondo, aquellos hombres desde la Antigüedad tengan algo en común con nosotros: la infancia fascinada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dafd yo creo que es que provenimos de algún lugar que está allá arriba, por eso todas las culturas miraban al cielo y sus monumentos megalíticos los hacían mirando a uns determinada estrella o a los equinocios o solsticios... luego si nadie les dijo nada de la astronomía quizá es que en su ADN estuviese ese recuerdo...

      A mi desde luego un cielo estrellado me dopa y me atrapa en su luz.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  15. Querida amiga, una bonita historia con bellas fotografías.
    Tu infancia debió ser muy hermosa acompañada de tus campos y demás animalitos.
    Un abrazo muy fuerte-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola palabras al viento... creo que en tu pais verás el cielo con otras estrellas al estar en el hemisferio sur, pero de todos modos debe ser una gozada igualmente que hechiza y se cuela en el alma.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  16. Me han gustado mucho tus recuerdos de la infancia, me parece un relato precioso para contar a un niño. Respira amor por todos sus lados.
    El olor de mi padre también era especial, cuando llegaba lo inundaba todo con el aroma a madera. Cuando entro en su taller y lo veo trabajar recuerdo mi niñez.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Loli, mi niña cuanto tiempo sin saber de ti, ayer te dejé en tu espacio que por favor te pusieses como seguidora de mis dos blogs porque has desaparecido sin saber como ni porque.

    El aroma de mi padre, está aún donde él tenía guardadas sus aperos de labranza... tanto, que este verano he conseguido que Tony me coloque en la pared de mi salón del pueblo, un yugo de mi tatarabuelo que es una preciosidad, con un tallado único y huele a campo, a trabajo a estrellas a amor...

    Mi cariño con un abrazo muy grande.
    Nines

    ResponderEliminar
  18. Qué bonitas palabras, cuantos recuerdos de infancia, felicidades por tu bloc, un beso

    ResponderEliminar