viernes, 4 de diciembre de 2015

ADIÓS OTOÑO

¡Adiós otoño...tus hojas de oro se van perdido en el tiempo roto de un viejo calendario que ya casi ha caducado... te vas alejando con los últimos ecos de tus matices de policromados colores, todos bruñidos en dorados reflejos que llenaban los ecos del silencio todos de luz...donde dormitan los últimos destellos de tu esencia... !
¡Adiós otoño...mi alma se ha sentido bañada de esos ecos que dejabas prendidos en el viento como una melodía de oro, cuando a solas me perdía por el viejo bosque, buscando los recuerdos mágicos de mi infancia, cuando danzaba al compás de tus hojas una danza llena de esperanzas y sueños que tejía con los días de la vida...mientras las hojas bruñidas me envolvían con su vestido todo de oro... !
¡Adiós otoño... Se cierra un nuevo ciclo intemporal de la vida, desde la noche de los tiempos idos... se meditan los sentimientos, se serenan las vivencias, y se construyen nidos de esperanzas para recolectar tan sólo aquello que perdurará más allá...donde nacen el arco iris y la lluvia, donde están escritos los versos de luz de los poetas, dónde moran los sueños... !
¡Adiós otoño, te marchas al universo invertido, donde volverás a galopar en tu unicornio de oro, con sus crines doradas al viento, soplando sobre los árboles y sus hojas púrpuras, doradas, escarlatas, que tan solo esperan tu voz para comenzar a danzar su danza de colores en una eclosión de infinita belleza…!
¡Adiós otoño…te alejas tocando tu arpa y caramillo, dejando prendida en la brisa, una sinfonía de corcheas que acaricia en oro las últimas hojas que caen de los desnudos árboles donde ya el reloj del tiempo, ha dibujado pequeñas pinceladas de brotes verdes, que volverán a tejer sus verdes vestidos en un nuevo tiempo…!
¡Adiós otoño... me dejas tu hechizo de hojas locas que en piruetas de mágicos remolinos bailabas en un tiempo sin tiempo, con la dulce nostalgia del adiós...que queda guardada en la memoria del alma, mientras los árboles desnudos me susurran sones de tu ausencia...! ¡adiós otoño adiós...!

20 comentarios:

  1. La policromía del bosque en otoño es incomparable, es mi estación preferida. Preciosa despedida otoñal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Marcos, cada estación tiene su encanto y si estuviésemos más conectados con la Naturaleza, todas harían en nuestro cuerpo la esencia de cada una de ellas.
      Gracias por tus palabras y un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  2. Me dará pena que el otoño se despida pero me dolerá menos porque su despedida te ha inspirado estas magnificas palabras. Escribes con pluma de oro. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ester por tus palabras, cuando escribo es como si abriera las puertas de mi alma y volasen en libertad los sentimientos que hay en ella.

      Con mi cariño un gran abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  3. Se va el otoño sin lluvia que lo eche, ni nieve que lo acobarde ... pero se va ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Angelines, ahora se dan cuenta los hombres que el gran cambio climático está aquí, y todo está alterado, dan escalofríos al pensar lo que puede llegar.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  4. Hola Ángeles, sin duda eres un amante de la naturaleza, ella junto con el otoño te has inspirado esta bella entrada. Parece que es inevitable que el otoño nos diga adiós. Es lo que tienen las estaciones, cuándo el otoños nos abandona vemos que yacen en el suelo alfombra de hojas que siguen siendo igualmente hermosas, por ello se hace tan placentero caminar por senderos tapizados por su suavidad y alegría. Pero estamos aquí para combatir los avatares del tiempo, y adueñarnos de los momentos de nuestra existencia y saber que todo lo que nace, ineludiblemente tiene que morir de una forma u otra. Pero no te preocupes, tu corazón estará lleno de una incesante primavera iluminando tu espíritu de una gran reserva de rayos de sol, que hará que los días ya no sean lleno de nostalgia.
    Ángeles, un inmenso abrazo con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Cristina, creo que soy más de campo que las amapolas, y siempre que puedo me escapo a mi casa del pueblo y me pierdo por los muchos lugares de infinita belleza que tiene, creo que necesito ese contacto como algo muy esencial para mí.
      Estoy en Madrid, porque aquí tengo mi trabajo y me he volcado siempre en él y en los chavales, me llenan el alma también, Cristina, pero las vitaminas las cojo de mi tierra y me gusta caminar descalza pisando esa tierra, empaparme de su lluvia o sus ardientes rayos de sol... y estar con mis amigos de la infancia, ya que muy pronto mis padres se vivieron aquí buscando un futuro mejor.

      Cristina, te he enviado por correo, como tú me decías lo que quería que leyeses y ha funcionado, al menos eso creo.

      Te quiero mucho. Besos.
      Nines

      Eliminar
  5. Angeles, hago mías tus palabras, me encanta el otoño. La naturaleza se entrega con toda su belleza a ese deseo de renovación interior, que a todos nos llega y nos emociona...Te felicito, siempre pones el alma en todo lo que escribes, es una gozada leerte...Te dejo mi abrazo grande y mi ánimo.
    M.Jesús
    PD:Espero que estés mejor, amiga. Yo sigo luchando con mis rodillas. Dentro de nada tengo el viaje a Australia, una aventura que probará mi resistencia física y espiritual...Espero pasar esa prueba.Ya os contaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesus, mil gracias como te digo siempre, por tus palabras de luz. Ahora me parece que estoy un poquito más cerca de tí porque podemos hablar por correo...

      Ya te he dicho que mi rodilla va muy despacio, mañana vuelvo al médico.

      Te deseo toda la felicidad del mundo, junto a tu pequeña nieta, y como te dije, te harás adicta a los abrazos de sus bracitos alrededor de tu cuello. Vívelos con el alma para que se queden por siempre ahí.

      Mi cariño con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  6. La magia del otoño llega casi a su fin, y en nuestra retina quedarán esostonos ocres que emocionan el alma. Bellas letras.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Ilesín, hay una magia especial en el otoño, todo se serena del bullicioso verano, se recogen las cosechas y nosotros podemos recoger tambien lo que hemos sembrado durante todo el año.

      Mi cariño con besos.
      Ángeles

      Eliminar
  7. Excelente, precioso y poético adios al otoño, la dorada estación, amiga y paisana Ángeles.

    También a mí el otoño me encanta y me inspira, pero ya se nos va. Uno más vivido y, uno menos que nos queda por vivir.

    Un gusto leerte. Felicidades y besos. María

    ResponderEliminar
  8. Así es el otoño que pintas y que despides con tus sentidas palabras.

    Un abrazo, Nines.

    ResponderEliminar
  9. Que belleza de poéticos pensamientos, que sería de la naturaleza sin la existencia del alma que vibra, siente y ama todo lo bello...quien levanta un canto de colores en armonía con la calidez que ofrece el otoño...
    Un poeta vacía el alma de todo su sentir ...
    Fuerte abrazo Ángeles y gracias por compartir tanta belleza
    Cristina

    ResponderEliminar
  10. Con tu arte, has logrado convertir una prosa en un bello poema otoñal.
    Le has abierto la puerta a tu corazón, para que tus sentimientos volasen al compás de esas hojas que bailan con el viento.
    Cariños en abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
  11. Bonitas imágenes y bellas palabras para despedir este otoño tan benévolo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Ángeles,el otoño la estación de la caida de las hojas de esos árboles que han mantenido el bello colorido de los campos y paisajes, tu lo expresas con una calidad suprema y sus fotos son muy buenas. Te felicito una vez más.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  13. Querida amiga, el otoño es una estación del año que me gusta bastante, no hace mucho frio y tampoco calor.
    Muy bonito por tu parte y con la majestuocidad que te caracteriza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. El otoño nos dejará contento con el adiós que le has dado en esta magnifica poesía que le dedicas.
    Es una estación del año que no me gusta nada, entra el frío, los día som más cortos, los árboles quedan desnudos de su bonito trajes de hojas, me entra tristeza por la oscuridad de los días, pero tú lo magnificas con tu poesía.
    Gracias por tu visita y tu comentario, dices en él que en una pérdida nos duele el alma y queda un vacio que te hace llorar en solencio, mientras ves la lluvia deslizarse por la ventana, es un momento muy triste y sentimental, llevas toda la razón, así lo siento yo.
    Besos, feliz semana.

    ResponderEliminar