miércoles, 6 de noviembre de 2013

EL CANCHAL DE LOS OJOS

El Canchal de los Ojos, también conocido como Peña Buraca, siempre ha ejercido una extraña fascinación en mí, siento un respeto enorme por esa mole granítica que desafía toda lógica, y asombra por su estructura, qué se ha ligado tradicionalmente con un santuario prehistórico,(aunque no ha sido excavado)
  Es de una belleza misteriosa  qué hechiza. Está situado en Extremadura, en el término municipal de Alcántara, aunque se accede a él , por el pueblo de Piedras Albas.
Los restos arqueológicos se extienden alrededor de él, más allá de una hectárea en torno a la peña que da nombre al espacio y qué, siendo el elemento más reconocible, no es sino un componente más del conjunto.
Abundantes restos cerámicos de amplia cronología comparten el espacio con lagares excavados en la roca, y numerosas tumbas, también talladas en la piedra, altares y otras estructuras de interpretación discutible.
Las tumbas, no se sitúan siguiendo la orientación convencional este-oeste propia de las fosas medievales, en su mayoría se disponen alineadas con el Canchal de los Ojos, como si este fuera este el elemento que origina el asentamiento.
De ahí su misterio y para que servía, pues este hecho ha de ser destacado como indicador fundamental de un más que posible uso cultual o religioso del espacio
El Canchal de los Ojos es un enigma arqueológico qué asombra por su misteriosa belleza. Lo que sí es cierto es que fue utilizado desde el siglo IV por eremitas.
 A fines del período visigodo (inicios del siglo VIII) alcanzó un gran desarrollo de la mano de importantes ermitaños qué con el tiempo fueron santificados, entre ellos Millán, Valerio, Saturnino y Fructuoso.
Los eremitas pretendían el acercamiento a Dios mediante el abandono del mundo material, la práctica de la penitencia, la oración y el ayuno extremos. El rigor, la dureza y el sufrimiento eran las vías de purificación.
 Para alcanzarla se retiraban del mundo, a lugares no poblados, a montes, bosques y cuevas donde mortificaban el cuerpo para extraer lo mejor del alma. Y desde el siglo IV el canchal de los ojos tuvo esta finalidad,(aunque su existencia es muy anterior unos 3.000 años AC ) un eremitorio, un espacio ocupado por anacoretas y místicos.
Alrededor de la Peña Buraca construyeron un hábitat semirrupestre, el Canchal sirvió para edificar una iglesia, un oratorio sencillo, aún hoy pueden verse los agujeros abiertos en la roca para encastrar las vigas de la cubierta y una gran roza para embutir el tejado a dos aguas.
También es reconocible una mesa de altar. Las dos grandes oquedades, las asociadas popularmente a ojos, debieron ser usadas como hornacina en la que situar una imagen especialmente querida.
En torno al cancho dispusieron sus enterramientos, en pos de la santidad que el espacio de culto les confería. El mundo de los muertos y el de los vivos se tornó un mismo ámbito, como recordatorio de la transitoriedad y fugacidad de la existencia material.
Muchos eremitorios dieron origen a monasterios, especialmente en el norte peninsular, pero este aquí, la conquista islámica debió poner fin a su recorrido como centro espiritual
La elección del emplazamiento no fue casual, nunca lo era, y situarse allí se relacionara con la existencia de un espacio de culto pagano ancestral donde ya se veneraran deidades ligadas a la tierra. La presencia de materiales calcolíticos podría reforzar la imagen de la Peña Buraca vinculada a un gran ídolo oculado (3.000 A.C).
En este periodo son habituales las representaciones oculadas en pinturas esquemáticas, cerámicas y tallas, tanto en piedra como en hueso.
Es un misterio no sólo el canchal, qué ya estaba allí cuando fue ocupado por eremitas, qué vivieron su vida dedicados a la oración y el sacrificio corporal,
La primitiva idea de que sea un santuario prehistórico es la que hizo a estos anacoretas retirarse a un lugar qué sirvió para adorar a alguna deidad de la prehistoria.

48 comentarios:

  1. Hola Angeles ! qué entrada tan interesante . Cuántos detalles importantes y qué trabajo te has tomado. Imagino que el lugar debe impresionar , no sé... se me ocurre...
    Felicitaciones por este post y gracias por compartir estos datos.
    ¡¡APAPACHOS !!
    Que tengas un lindo día ! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª del Carmen, es un enigmático lugar que lo que es cierto es que desde el siglo IV sirvió como eremitorio, pero ¿qué fue antes? a mi incluso me da un respeto enorme, porque parece que tiene vida y te llama...¿celtas? ¿vetones? quién sabe de su origen si no hay dinero para excavar bajo él...

      ¡¡¡APAPACHOS mi niña, con mi cariño!!!

      Eliminar
  2. Como siempre, tus entradas enganchan te olvidas del café que hierve, del grifo de la bañera a punto de rebosar, no descuelgas el teléfono, y piensas que se calle.
    Un relato muy interesante, preñado de detalles, de historia, adornado con estupendas fotos. Enhorabuena para tu blog y felicidades para mi por haberte encontrado y luego conocido.
    ¡Que bonitos suenan los apapachos de María, yo te dejo abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holita Ester sin h a mí me alegra infinito también el haberte conocido, eres genial, y eso lo digo por el increíble ingenio de tus entradas que son únicas.

      El canchal de los ojos, me inspira un enorme respeto, mira que yo me he hecho fotografías debajo de dólmenes, incluso encima de su piedra horizontal, pero aquí me da yuyu casi hasta tocarle, tiene algo que yo no sé explicar, parece que te está leyendo el alma.

      Un abrazo con estrellas de felicidad.

      Eliminar
  3. Cuando estuve en Alcántara nadie me indicó la existencia de este lugar. Lo siento porque me hubiese gustado haberlo visto, y más después de tan magnífica y exhaustiva exposición. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felipe, pues te perdiste algo maravilloso, porque desde Alcantara, o sea desde el puente romano de Alcantara te quedas asombrado cuando en primer lugar ves el puente romano dedicado al emperador Trajano construido por Cayo Julio Nacer, en los comienzos del siglo II DC...y al fondo la presa de Oriol, sobre el río Tajo, y alucina abarcar con la mirada, dos construcciones gigantescas y tan diferentes.

      Si vuelves por allí no dejase de visitar el lugar, así como el monasterio de San Benito en el mismo Ancántara, que tiene una réplica de la celda de Pedro de Alcántara, exactamente igual... y desde allí, salen luego toda la ruta de los dólmenes que son una pasada.

      Un abrazo con cariño

      Eliminar
  4. Interesante el lugar y la historia, no lo conocía, la verdad se presta a todo tipo de interpretaciones esa piedra con ojos que parece observar al viajero...
    Un abrazo desde el Trópico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María lo cierto es que Exremadura es la gran desconocida en arqueología, pero tiene verdaderas maravillas, y lo mejor, es que casi no están humanizadas, ni te cobran por entrar a ningún lugar que no sea en Mérida.

      Personalmente, el canchal de los ojos, hechiza por su enigmática construcción, esos dos ojos que parecen leerte el alma... y las tumbas de su entorno.

      Un abrazo con brisas de felicidad.

      Eliminar
  5. Muy curioso, me recuerda la cueva del Hombre enmascarado, el espíritu que anda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcos por tus palabras. Tengo una hermana de mi padre que vive en Alcántara y cuando voy siempre me escapo a este lugar, tiene un misterio, algo que te parece llamar, porque se sabe que fue un eremitorio desde el siglo IV, A.C pero es que yo creo sí es cierto que fue un santuario prehistórico... porque dentro de la hectárea que abarca el lugar, hay esquematizaciones de pinturas oculadas, y estas si que son prehistóricas.

      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  6. Ángeles, casa vez nos sorprendes más con el valor de tu tierra extremeña, que lástima no poder visitar todos esos parajes y bellezas que tu tierra conlleva.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias palabras al viento por tus palabras, es cierto que mi Extremadura, tiene verdaderas joyas no conocidas que asombran y emocionan, porque pensar que estás tocando las mismas piedras que otros hombres de hace cientos de años, te llena el alma con el espíritu que hay allí.
      Creo que en tu país, Magallanes, Almagro y Valdivia, tuvieron que descubrir también verdaderas joyas incas, al menos las más conocidas y que estudiamos todos en los libros de historia, que son una maravilla.

      Un abrazo y un muy feliz fin de semana

      Eliminar
  7. Magnífico documento sobre el canchal de los Ojos o Peña Buraca.
    Sabes que Extremadura la adoro, pero este lugar enigmático y lleno de simbolismo y significado no lo conozco.
    Hace unos años fui por la Raya Extremeña llegando hasta Valencia de Alcántara. Me quedó por ver Alcántara, su puente y monasterio y, también, toda esa hermosa zona. Cuando vuelva no dudaré en ir a visitar tan bello lugar.
    San fructuoso, es verdad, llegó al Valle del Silencio en Ponferrada, huyendo de la invasión Musulmana.
    Una Preciosidad de Entrada.
    Abrazos y Besos.
    Me ha emocionado tu grandísimo comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pierdas la ocasión de ver este paraje, Pedro Luis, si vuelves por este lugar, yo de veras que no sé que decir de él, sé que desde el siglo IV fue un eremitorio que siglos después se abandonó por la presencia musulmana, pero es que yo retrocedo en el tiempo y me pregunto que fue antes, porque lo que si es cierto que hay restos calcolíticos en su entorno, y estos sólo se dan en la prehistoria, luego el origen está allí... ¿pero qué era...? Porque en España no se ha descubierto nada que indique que en los santuarios prehistóricos se hiciesen sacrificios humanos sangrientos... pero ese canchal tiene algo... y luego te digo como a Felipe, el poder ver el puente romano de Alcántara, dedicado a Trajano, con la presa de Oriol al fondo es como ver Versalles, desde las cuevas de Altamira... es una experiencia única.

      Y en Alcántara tienes también el monasterio de San Benito, de tiempos de Carlos V, que es único, puedes subirte hasta el tejado y ver todo Alcántara desde allí, y te quedas flipando, y además hay en él una réplica de la celda que Pedro de Alcántara tiene en el Palancar... y bebes la historia y tocas sus piedras, y ves con el alma a las personas que vivieron en esa época allí.

      Qué continúes con tu mejoría y se haga realidad las palabras de Julio Cesar : VENI, VIDI, VICE, te lo deseo desde el alma.

      Un abrazo desde un lugar del corazón.

      Eliminar
  8. Curiosa historia y amplia información la que aportas al respecto. Joder pero el pedrusco con esos ojos que te mira como que da hasta miedo. Gracias por tu comentario.

    Besos Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy Rafa, me he reído con tu post, el pedrusco impresiona y mucho, y es cierto que de noche, si pones dos pequeñas velas dentro de las oquedades de los ojos, ya ni te cuento.

      Esto no tiene ninguna fase arqueológica, pero parece que hasta se han celebrado allí, aquelarres de brujas, del yuyu que causa de noche.

      Pero lo cierto es que fue algo muy importante, porque las tumbas que hay en el entorno, todas están orientadas hacia el canchal.

      Un abrazo con cariño.

      Eliminar
  9. Todavía queda mucho por descubrir y aprender de aquellas maravillosas culturas milenarias.

    Es fascinante el lugar que nos enseñas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Rafael, nos queda mucho por aprender y por descubrir, de otros pueblos y otras culturas que estaban más en contacto con la naturaleza y vivían en comunión con ella.

      Este es uno de los lugares más enigmáticos de Extremadura, porque por falta de dinero, no se le ha podido escavar, y no se sabe que hay debajo de la mole de los ojos.

      Un abrazo con brisas de felicidad.

      Eliminar
  10. Me has hechizado con tu lección magistral sobre el misterio del Canchal y Piedra Buraca .Un reportaje donde das bellos y claros matices históricos , culturales y cual espeleólogo enterado nos has llevado dela mano por los distintos tiempos históricos , hasta los eremita ,dejando intuir usos y costumbres de gentes en tan bello y espectacular lugar a través de Los tiempos.
    ¡Gracias por tu lección magistral!.
    Besos.
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola André, es muy cierto que El canchal de los ojos, como he dicho más veces, a mí me causa mucho respeto por el enigma primitivo que puede encerrar. Sé que desde el siglo IV fue un eremitorio, que no pudo convertirse en ermita, porque ya en el siglo VIII los árabes con sus "racias" llegan hasta allí...y los ermitaños tuvieron que huir.

      ¿Pero qué fue antes? no hay duda de que tuvo una finalidad en la prehistoria, porque se han encontrado esquemas de pinturas oculadas y están sólo se dan en el calcolítico, y en lugares destinados a alguna deidad asociada al culto de ella con la tierra.

      Lo maravilloso y lo enigmático es tocar ese canchal con las dos manos, cerrar los ojos, y esperar a procesar lo que se siente... y es mucho.

      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  11. Me ha impresionado, es muy interesante todo lo que cuentas pero además causa respeto !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto trimbolera que causa mucho respeto, pero al mismo tiempo tiene una enigmática belleza que te atrapa. yo he visitado varias veces el lugar, y puedo decirte que se sienten otras vibraciones diferentes, a las que estamos acostumbradas.

      Un abrazo con cariño.

      Eliminar
  12. Que interesante tu entrada, cuantas cosas bellas tenemos en nuestro país, y que desconocidas son. Me ha encantado leerte y tus fotos son fantásticas, hoy me he paseado de tu mano por la historia que tantos desconocemos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Lola, es cierto que desconocemos muchas cosas de nuestro propio país. A mí me gusta mucho caminar por el campo, y si además voy a algún lugar con vestigios de otras culturas y otra época, es como tocar el comienzo del arco iris.

      Y este lugar tiene magia y tiene el enigma en todo su entorno.

      Besos y feliz fin de semana.

      Eliminar
  13. Se me escapan tus entradas, caramba y siempre son un placer, porque en ellas me das a conocer lugares maravillosos, muchos de aquí al lado, dentro de nuestro país, rincones que puedo visitar para apreciar con mis retinas tanta magia expuesta.
    Lo que sí tengo claro es que yo no podría ser eremita dedicando mi vida al sufrimiento, ayuno y esos menesteres...
    Hay que ser muy valiente para hacerlo!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marinel, creo que debes tener razón porque no eres la primera persona que me lo dice, y lo curioso es que las entradas de mi otro blog, siempre salen, y las de este no, y yo ignoro porque será.

      Amo mucho a mi tierra, y siempre que puedo pongo en mis entradas algo para que se la conozca más, porque tiene tanta belleza qué nadie ha descubierto.

      Yo creo que tampoco valdría para ser un eremita, porque pienso que para llegar a Dios, hay otras vías de conocimiento. Dios no es un dios de sangre y lágrimas, es un dios de amor y perdón. Este es el Dios en el que creo y al que sigo.

      Cariños, con un abrazo

      Eliminar
  14. No tenía ni idea Angeles, la verdad es que impresiona, y además parece que tiene vida. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has dicho Pepe, da la impresión que tiene vida y es enigmático, durante el día es mágico el lugar, y lo que sabemos de el, es que desde el siglo IV fue un eremitorio, que no llegó a convertirse en ermita, por la invasión del Islam...

      ¿Pero que fue antes el canchal de los ojos? Porque lo de que haya sido un santuario prehistórico creo que es muy acertado, por los restos calcolíticos encontrados en la superficie, y las esquemáticas pinturas oculadas dedicadas a alguna deidad relacionada con la tierra-madre.

      Lo cierto es que es un lugar ante el que nadie queda indiferente.

      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  15. Me ha fascinado profundamente, Ángeles, el lugar y tu excelente explicación. No lo conocía en absoluto ¡guarda tántas maravillas nuestra común y hermosa tierra!

    Gracias emocionadas por traerlo aquí. Haré todo lo posible por ir a conocer esas peñas ancestrales y mágicas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto María, nuestra Extremadura es la gran desconocida de España, hay rincones llenos de mágica belleza, y otros llenos de historia, donde el legado del tiempo continua sin adulterar, sólo hay que empapar el alma de los sentimientos que nos viste , cuando nos encontramos en ellos.

      Un abrazo con brisas de sueños bonitos.

      Eliminar
  16. Si, es cierto; en el Camino de Santiago percibía esas sensaciones y vibraciones a las que te refieres. Cuando termine todo esto y esté con fuerzas, emprenderé, de nuevo, ese Camino que será, ahora, el Primitivo.
    Vosotros y Tu, en este caso, sois la Luz que da fuerzas y Energía a mi Alma.
    Te estimo y admiro.
    Eres un Encanto y todo Corazón.
    Abrazos y Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro Luis, por estas lindas palabras que me dejas en el blog... Sabía que en el camino de Santiago tenías que haber vivido experiencias que no sabemos explicar, lo que sentimos en el alma, pero nos llena de paz, amor, y nos desbordan en una pléyade de sensaciones maravillosas de luz y amor... y el ama flota de alegría.

      Entonces Dios está a nuestro lado, porque como decía Pablo de Tarso..." Él está más cerca que nuestras manos y nuestros pies" aunque a veces nuestra fe, esté cubierta con un velo de dolor, y no lo podamos ver.

      ¿Cómo estás? hace mucho que no entro al blog, y estoy un poco descolocada, deseo con toda mi alma que todo esté saliendo como tú esperas.

      Entonces ahí está el Espíritu de Dios, acunándonos en su amor.

      Un abrazo desde un lugar del corazón.

      Eliminar
  17. Querida Ángeles, una vez más me has impresionado a lo grande.
    Eres muy buena, ¿por cierto?... como te encuentras, espero que mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Letras de papel, por tus palabras que son siempre muy lindas. Disculpa que no te haya respondido antes, y no, no estoy mejor, primero durante dos meses y medio tratándome de un vértigo de laberinto... y ayer, después de nuevas pruebas, me dicen que es una severa contractura de las cervicales... y desde ayer, tengo un nuevo tratamiento, espero que ahora me vaya sintiendo mejor.

      Un abrazo con brisas de felicidad

      Eliminar
  18. Verdaderamente la piedra parece el capucho de un antiguo verdugo. Da algo de repelús.
    Gracias por la información, como de costumbre, no conozco el lugar. Habrá que visitarlo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Alfredo que esa es la primera impresión que tienes cuando lo ves... pero al irte acercando a él, sientes una energía en todo el cuerpo, y cuando lo tocas, las palmas de las manos, se te llenan de un hormigueo... qué la primera vez, las retiras confundida.

      Lo que sí es cierto, que todo el lugar, está lleno de un extraño silencio y una maravillosa sensación de paz y armonía.

      Y si en la noche colocas dos velas en los "ojos" del canchal, parece que te encuentras en un mundo irreal y mágico.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. QUERIDA ANGELES ¡¡CUANTO TIEMPO SIN SABER DE TI !! ¿ QUE TAL TE ENCUENTRAS ?
    VAMOS AL GRANO ... QUE GOZADA DE HISTORIA DE TU TIERRA ¡¡ CUANTO ME GUSTARIA DE CONTEMPLAR TANTA BELLEZA Y MISTERIO QUE
    HAY ALRREDEDOR DE ESA CARA DE ROCA , CON ESOS OJOS VACIOS, QUE AUN ASÍ, MIRANDO , SABE DIOS , DONDE...¡¡ QUE EXTRAÑO TODO LO QUE CUENTAS Y QUE BONITO DE LEER , ANGELES, SERIA FANTASTICO IR ALLÍ EN NOCHE DE LUNA A PASEAR ENTRE EL MISTERIO Y QUE SE PRESENTARA DE IMPROVISO UNA FUERTE TORMENTA DE RALLOS Y CENTELLAS ¡¡QUE MIEDO !! BUENAS MADRUGADAS PARA TI , UN BESO , CONCHITA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchita, yo si he estado en ese lugar en las noches de plenilunio, y es una pasada, no se sabe el origen primitivo del lugar, ni que finalidad tenía... pero ahora sólo se respira silencio y paz, y una fuerza telúrica especial si te descalzas y andas así por todo el recinto del conjunto.

      Me encanta querida Conchita, recorrer estos lugares vírgenes y sin contaminar que tiene mi tierra, sí tienes oportunidad de poder visitarlo alguna vez, no lo dudes porque te llenaras de algo inmaterial y etéreo que acaricia el alma.

      Cariños, con un abrazo.

      Eliminar
  20. “Ángeles”….. Perdona mi ligereza y mi “tuteo” al dirigirme ati, por dos razones en particular. La primera. Creo que las personas cuando cumplimos una cierta edad,-- pasado con creces los sesenta y cinco—es como si de alguna manera se nos permitirá licencia de corso, para “tutear” a todo el mundo, sobre todo a personas como tú, que intuyo no llegan ni con mucho, a esa mi edad. Segunda. Después de leer tu reflexión, la cual sospecho, tiene su origen en los más íntimos recuerdos y sentimientos de tu feliz infancia y adolescencia. En lo que se refiere a la--(Muerte de la encina la marquesa) Para mí, es como si te conociera de toda la vida, al leer tu emotivo, sentimental, espiritual y pedagógico escrito. Me ocurrió igual o muy parecido que ati con la encina. Afloraron y se manifestaron en mi, recuerdos y sentimientos que en la actualidad mantenía en estado latente si no olvidados, en el más profundo y recóndito rincón de mi disco duro. ¡Ángeles!...Da la curiosa casualidad, que yo también soy nacido del mismo pueblo que tu y trasladado a la gran ciudad por irremediable necesidad de mis padres, a la temprana edad de trece años. O sea, los dos somos nacidos del mejor pueblo de España, mí querida y nunca olvidada, (NAVALMORAL DE LA MATA). Por tanto he de confesarte, que leyéndote he vuelto a revivir aquellos tiempos de mi niñez, de forma pragmática y cristalina, los mismos lugares que tú mencionas y haces referencia como por ejemplo: la dehesa mayor, la chaparrera, el espadañal, el lejío nuevo, la dehesa abajo, el “MATADERO”, donde como tu bien dices, se encontraba nuestra conocida y admirada “encina.” Y tantas otras que por imperativo de la edad, o de lo que sea, no recuerdo en estos momentos. Lo que jamás se podrá borrar de mi memoria, es el duro y mal remunerado trabajo que mi padre realizaba en la mayoría de esas dehesas, unas veces haciendo picón, otras cortando leña para vender y como no podía ser menos, recoger bellotas en la montanera, para criar al cerdo que cada año engordaba para la matanza. En fin, así podría rellenar páginas y páginas recordando mis correrías por la piedra caballera, el colegio de la vía, o el más significativo para mí, como fue el colegio de don (Jorge) en el barrio del perchel. Sin más preámbulos, paso a darte mis más sinceras y entrañables felicitaciones por este blogs, como por otros escritos tuyos hechos a otras páginas. Un respetuoso y cariñoso saludo de un incondicional y fiel lector de tu blogs… Pedro—Moreno…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, me has emocionado y el corazón se ha llenado de chispitas de luz. Es cierto somos del mismo pueblo, de allí eran mis padres, mis abuelos, y todos mis antepasados están enterrados allí, son tierra de su tierra.

      No sé como has llegado a mi blog, es una casualidad increíble, pero ha sido fabuloso, leer cosas y lugares que sólo conoce quién ha vivido en nuestro pueblo, y están acunados en la memoria del alma, como sueños mágicos de luz.

      Es cierto que también mis padres tuvieron que emigrar, buscando un futuro mejor, y mis sueños de niña, mis amigos, mi familia y mi casa, quedaron en una herida abierta. Nadie que no lo haya vivido puede entenderlo.
      A mí me dio clases Don Julián Moro, el hijo de don Jorge, yo iba al colegio de las monjas. ¿Y nuestra Piedra caballera, la Wamba? son irrepetibles, y ocupan un lugar de sueños en el alma.

      No sé si volverás a pasar por mi blog, yo he ido al tuyo, y he visto que aun no has publicado nada, si vuelves por aquí, ve a mi otro blog..."Huellas del alma", encontrarás poemas dedicados a nuestra tierra, a los niños, carboneros, espantapájaros o segadores, que dejaron su infancia dormida en la pobreza, y tuvieron que ponerse a trabajar como hombres para sobrevivir.

      Me alegro infinito el que hayas llegado a mi blog, no dejes de visitar mi otro blog, y encontrarás todas las vivencias, el dolor y la alegría que se pueden sentir, lejos del lugar donde están nuestras raíces.

      Un abrazo grande...¿Miguel, o Pedro? porque te pones los dos nombres... pues que sean dos abrazos, uno para cada uno de ellos.

      Eliminar
  21. Hola Ángeles, maravilloso relato, tu tierra es extraordinaria, buenas fotografías y precioso blog, enhorabuena. Muchas felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias halconcien, porque como siempre me dejas bonitas palabras en mi blog... Es cierto que Extremadura es maravillosa, y tiene lugares vírgenes que asombran y hacen que el alma se llene de la belleza más pura.

      Un abrazo con estrellas de felicidad.

      Eliminar
  22. Me ha gustado mucho conocer esta historia. ¿No será un eremitorio? Me parece fascinante esta mole... Gracias por darlo a conocer. Un tesoro más de nuestras tierras, ricas en cultos y misterios. Te felicito por este blog. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Gracias Julie por tus palabras en mi blog, sí, desde el siglo IV después de Cristo de le reconoce como eremitorio, hasta la invasión musulmana, pero el canchal, y la cerámica prospectada en superficie, son del calcolítico, es decir de la Prehistoria, con una antigüedad sobre 3000 años antes de Cristo.

    De todos modos es una maravilla que hechiza por su misteriosa belleza.

    Juli, no puedo entrar en tu blog, me registro y todo con mis datos, y me los vuelve a pedir una y otra vez. ¿Qué debo hacer?

    Cariños con un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Hola Angeles de nuevo por aquí en este blog tan hermoso que tienes, Un relato muy interesante e impresionante lo presentas tan bien que siento esas vibraciones pasadas, lástima que no investiguen mas. Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Hola Marta, qué alegría encontrarte en mi blog, yo no puedo entrar en el tuyo, me ocurre igual que en el de Julie, me pide datos, se los doy, y vuelvo al mismo lugar.

    Es cierto que el Canchal de los ojos es un enigma, al que nadie permanece indiferente cuándo le ve, porque es grandioso, y emana de él, una energía infinita, con solo poner las manos sobre la roca, te recorre por el cuerpo una sensación de paz y armonías...

    Un abrazo con mi cariño.

    ResponderEliminar
  26. Desde luego hay que entender, dada su configuración acraneada, el atractivo que, como portal con el mundo de los muertos, pudo tener desde la Antigüedad. Por eso no es de extrañar que lo vieran muy clarito a la hora de ubicar santuarios cristianos.
    Mencionas nombres muy relevantes de nuestro santoral y de nuestra historia eclesiástica. Tuvo en verdad que ser un centro de gran trascendencia.

    ResponderEliminar
  27. Estoy totalmente de acuerdo contigo dafd, y cuando ves todo el entorno, aún reafirmas esta hipótesis, y es en verdad curioso, porque muchos de los santuarios cristianos están construidos sobre lugares de culto para otras culturas... luego algo de fuerzas telúricas, tienen que haber en esos lugares que ya el hombre en la prehistoria, eligió como lugar de adoración para sus dioses, y sus muertos.

    Un abrazo, y perdona que no te haya contestado antes, no había visto tu mensaje.

    ResponderEliminar